#Se hunde Paraíso en la delincuencia»/ #Armagedon #Columna/ Escribe el Periodista Alfredo A. Calderón Cámara

Armagedón

“El que derrame sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada, porque a imagen de Dios hizo El al hombre”
Génesis 2:6

Se hunde Paraíso en la delincuencia

Alfredo A. Calderón Cámara
alfredocalderon1960@gmail.com
La sociedad de Paraíso votó por Ana Luis Castellanos Hernández porque estaba harta de los abusos cometidos por el alcalde “Toño Caldo” y la oprobiosa inseguridad en que se hundía cada día más el municipio. Los paraíseños querían gozar de seguridad en su vida privada y en sus relaciones sociales, pensaron que al votar por Anita Castellanos contarían con las instituciones municipales y el poder de la ley en la mano, a 4 meses de gobierno amarillo del PRD ya van entendiendo que se equivocaron

El poder que debía ejercerse para defender los intereses de la sociedad y nunca para atemorizarla, se ejerce para decomisar la mercancía de la gente más vulnerable; la sociedad de Paraíso creyó que con Castellanos Hernández se iba combatir la corrupción y por sus promesas de campaña en seis meses se debían reducir considerablemente las cifras de inseguridad con respecto a la administración anterior; de nuevo se equivocaron, al contrario, se ha incrementado la inseguridad hacia las familias, las ejecuciones entre bandas y ahora hasta descuartizaciones

Es evidente e innegable que a diario Paraíso se va hundiendo ante el avasallamiento de la delincuencia y una policía defecada de pánico, la indiferencia y apatía de la alcaldesa del PRD Anita Castellanos para tomar acciones; lo peor de todo, es que la señora antes como aspirante daba la cara a la sociedad y encabezaba los reclamos y ahora, la alcaldesa es parte del problema y la opacidad: los muertos en Paraíso los sigue poniendo el pueblo, mientras la familia presidencial maneja los destinos de los dineros públicos a sus anchas

Ante la falta de interés de la autoridad para darle las herramientas y capacitación necesaria a la comunidad policiaca, crecen desmesuradamente los delitos en Paraíso: falta vigilancia y patrullas para garantizar la seguridad ciudadana por estar de “chaperones” cuidando la familia presidencial; los grupos del crimen organizado superan por mucho una policía municipal sin salarios dignos, que sin preparación táctica ni armamento adecuados evitan enfrentarse los grupos delincuenciales y por su propia seguridad cuando se cometen delitos sólo llegan a mirar y ya que los delincuentes han escapado

A diferencia de Paraíso, municipios como Jonuta o Macuspana que sufren del mismo flagelo, sus alcaldes han optado por unir fuerzas con sus corporaciones policiacas para obtener mejores resultados; saben que no se pueden obtener resultados sólo mirando o usando las mismas recetas obsoletas usadas por administraciones pasadas; tanto Eric Garrido como Gutiérrez Bocanegra evitan maquillar o esconder cifras, mejor enfrentan el problema, están informados y ocupados del estado que guarda el municipio

En Jonuta y Macuspana la sociedad sabe que hay interés de atender y responder a las demandas más sentidas como es el agua y la pavimentación de las calles; lo cual no puede decirse del gobierno de Centro dónde la sociedad no entiende que sucede con el gobierno de Yolanda Osuna, su palabra palidece y languidece ante sus escasos resultados, dijo –la alcaldesa- que en dos meses iba solucionar el problema de falta de agua con una inversión de doce millones de pesos y la asesoría de Armando Padilla ¡¡Nada!! Ya llevan cuatro meses y parece que no pueden –ya les platicaré porqué-

La burbuja del poder, la soberbia y un sinnúmero de promesas incumplidas impiden a algunos alcaldes y alcaldesas no sólo dar la cara, sino entregar buenos resultados; lejos de rescatar la palabra con quienes le ayudaron a llegar optaron por la cerrazón, traicionando su palabra, su propia gente; al menos en Paraíso es del dominio público que Anita Castellanos entregó el poder de decisión a su esposo, hijas y yernos quienes son en realidad tienen y ejercen el poder; pero la alcaldesa siente que el ejercicio de gobierno es dar “atole al pueblo”, ir de baile en baile, mientras Paraíso se hunde en la delincuencia

EL SEPTIMO SELLO
Es evidente que existe una marcada diferencia en el ejercicio del poder dentro de los mismos alcaldes; hay, definidos cómo Julio Ernesto Gutiérrez Bocanegra, quien abiertamente desde su toma de posesión a sus amigos, a quienes -según él- contaba con los dedos de la mano los ubicó y les arengó en la cara para que no se equivocaran: “A mis amigos si son amigos de verdad, les suplico abstenerse de propuestas al margen de la ley, de la moral y de la ética pública”

LA SEPTIMA TROMPETA
“La súplica” de toma de posesión de Gutiérrez Bocanegra para algunos de sus verdaderos amigos la acompañó del portazo en la cara de un innecesario menosprecio –para que entendieran, pues, y en un brote de dignidad lo dejaran de molestar-. Así entendieron que el compromiso no era con los amigos, ni con unos cuántos, el compromiso fue con el pueblo de Macuspana. Bien por el alcalde

LA SEPTIMA COPA
Otros alcaldes –cómo la alcaldesa de Jalpa de Méndez- desprecia la prensa y opto por comprar decenas de bot de WhatsApp, además, de una nómina de “focas aplaudidoras” para que le echen loas en las benditas redes sociales; otros siguiendo la humillante doctrina y consejo de López Obrador de manera unilateral decidieron dar croquetas a los periodistas al más puro estilo de Pancho Peralta. En fin, así es el nuevo gobierno de la 4T, cada cabeza de alcalde es un manicomio. A sus órdenes al teléfono 9931925625



Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: