#Campeche Chats exhiben a Layda

REVELAN CÓMO SE INFILTRÓ SU SOBRINO SESO LOCO CON ALITO

CIUDAD DE MÉXICO (Apro).— Tras más de seis meses de exhibir a sus adversarios políticos con grabaciones y mensajes intervenidos que difunde en sus programas “Martes del Jaguar”, le toca ahora a la gobernadora de Campeche, Layda Sansores San Román, sufrir la divulgación de conversaciones privadas de su propio teléfono.

Las conversaciones revelan cómo su sobrino y Renato Sales Heredia le permitieron llegar al poder, sacan a la luz tensiones al interior de su gabinete y fracturas al interior de Morena, y sugiere que la gobernadora también ofrece “dulces” a la prensa.

En una de estas conversaciones, obtenidas por Proceso, Sansores habló con su sobrino, Gerardo Sánchez Sansores, sobre la estrategia que seguir para llegar a la gubernatura de Campeche, que se definió en las elecciones de 2021.

Sánchez y su esposa, América del Carmen Azar Pérez, trabajaban en ese entonces en el equipo de “Alito”, pero como agentes dobles, pues tras bambalinas operaban para Layda Sansores. Azar había fungido, incluso, como secretaria de Finanzas durante la administración del priísta, y según la conversación había aprovechado el cargo para desviar dinero para la campaña de Morena.

“No te preocupes tía, estoy preparando un santo vergazo. Tú sabes cómo operamos nosotros. Aquí puro chingón hay y no es porque yo esté a cargo, pero ves lo lejos que hemos llegado; no me creíste cuando te dije que era importante que yo estuviera en el equipo de confianza de Alito. Hoy los resultados saltan a la vista”, le escribió Sánchez.

“Lo sé, lo sé, pero por un momento pensé realmente que le servías de corazón a alito (sic). Hasta sentí celos cuando empezó a tener mucho acercamiento con Andrés Manuel”, le reviró Sansores.

“Alito es tan soberbio que con cualquier dulce lo endulzas. No me costó trabajo ser indispensable en su cercano grupo de confianza. Su ego es tan grande, que me lo chingaba a cada rato y nunca se dio cuenta. Hasta América que es muy atarantada, se lo chingaba cada que vez (sic) que podía, haciéndole procesar salidas que iban para el cochinito. Nunca se dio cuenta que él nos financiaría parte de la campaña y de la guerra mediática contra su sobrinito, el Christian Mishel”, abundó Sánchez.

Y, ante la advertencia de su tía de no “confiarnos” porque “Alito es más bandido que muchos”, Sánchez la tranquilizó: “Renato (Sales) nos está ayudando con su centro, pero yo soy el que está controlando todo”.

En esta conversación, quedó exhibida la manera en que Sánchez y su esposa Azar manipularon a “Alito” Moreno para apoyar la candidatura de Sansores, desviando incluso dinero para un “cochinito”. Después de tomar las riendas del Estado, la gobernadora ofreció cargos públicos a familiares directos y políticos de la pareja.

También exhibe que, antes de las elecciones de 2021, Renato Sales estaba ayudando con “su centro”, sin ofrecer mayores detalles. En su currículo oficial, Sales indicó que su último empleo anterior a que Sansores lo nombrara fiscal general de Campeche, en 2021, era el de titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), cargo que desempeñó durante los últimos tres años del sexenio de Enrique Peña Nieto.

Después de ser exhibido una y otra vez como un líder corrupto en los audios y mensajes que Sansores divulga en sus “Martes de Jaguar”, “Alito” Moreno y sus aliados han acusado a Renato Sales Heredia de haber intervenido sus comunicaciones con fines políticos. En mayo de 2022, inmediatamente después de los primeros programas del “Martes del Jaguar”, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) —en la cual Moreno tiene buenas relaciones— presentó una denuncia contra Sales por irregularidades en su gestión en la CNS con el sistema de espionaje desarrollado por la empresa Rafael Advanced Defense Systems.

DISTANCIA CON ADÁN AUGUSTO

Otra conversación privada de Sansores a la que Proceso tuvo acceso vertió sobre las fracturas internas que existen en su gobierno y la distancia con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, especialmente por un presunto retroceso en las encuestas de popularidad que podría desencadenar “un susto con el Congreso el 2024”.

Aníbal Ostoa Ortega, el secretario de gobierno de Sansores, le expresó sus dudas sobre una “agenda” de Renato Sales respecto de Manuel Peña —probablemente Manuel Peña Miranda, exasesor político del PAN asesinado en Campeche en octubre de 2022—, y de sus problemas con Marcela Muñoz, la política titular de la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad.

Sansores dio entonces la luz verde a su operador político para “apretar” a Renato Sales y “deshacerse” de su hermano Raúl —que Sansores nombró como director general del Sistema de Televisión y Radio de Campeche— y de Bismark Richaud Coral, titular del Instituto Tecnológico Superior de Champotón y cercano a Renato Sales.

En la plática, Sansores se quejó de que “las cosas no están bien”, pues “las caravanas y las Ferias del Jaguar no han tenido la respuesta que esperábamos, necesitamos hacer cambios, algunos secretarios no sirven, no apoyan”.

Más adelante, aseveró que “lo de Claudita (Sheinbaum) no está seguro, en cualquier momento se puede caer. (Ricardo) Monreal se ha crecido, en lugar de debilitarse, Adán (Augusto López) no cesa en su empeño y creo le hemos dado armas para chingarnos. Ya hasta José Luis (Flores Pacheco, diputado de Morena) se atrevió a atacarnos, se apabulló unos días, pero ya alguien seguro le dio línea, llámalo, búscalo, ofrécele dulces y que se aquiete”.

Ostoa lamentó entonces que tenía varios frentes abiertos, especialmente una lucha interna entre Marcela Muñoz y Renato Sales Heredia, y entre Gerardo Sánchez Sansores y Jezrael Larracilla Pérez, secretario de Administración e Innovación Gubernamental. “Todos los días es problema tras problema”, deploró.

“YUCATECOS DE MIERDA”

En una última captura de pantalla de una conversación de Whatsapp tomada del teléfono de Axel Rubio, su secretario particular, Sansores expresó su enojo por una serie de preguntas que le hicieron periodistas yucatecos sobre una balacera sucedida en la comunidad Alfredo Bonfil, en Campeche, donde fallecieron cuatro personas y tres resultaron heridas.

“Pinches yucatecos de mierda no tienen madre. Me agarraron los reporteros saliendo del informe de Vila con el tema de Marcela (Muñoz) y la balacera en Bonfil. Dile a Walas que quiero muchas travesuras con la prensa, ¿No les pagan? ¿O qué?”, se quejó la gobernadora.

En la misma plática, la gobernadora pidió a su secretario particular que “muevan lo del Martes del jaguar”, a lo que el funcionario le contestó: “Ya le ofrecí 500 mil al periódico El Economista pero declinaron… el que sí me los tomó fue la página de Aristegui. Saldrá más tarde. Necesito más apoyos. También para las demandas que traemos”.

Y Sansores respondió: “Otra vez con la misma cantaleta? Bueno, bueno. Te escribo llegando ofréceles más dulces a los medios. Te encargo mucho, te doy mañana el efectivo que necesites en México”.

Tomado de: Tribuna Campeche



Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: