#No fue Yazmín! ¡Llegó Norma!/ ‘Punto y Aparte’ #Columna/ Escribe el Analista Político Ausencio Díaz

PUNTO Y APARTE//

A. DÍAZ//

¡No fue Yazmín! ¡Llegó Norma!//

Finalmente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, eligió, por primera vez, a una mujer como su presidente. Ello, desde que, en 1961, María Cristina Salmorán de Tamayo, fuera, la primera mujer en ser ministra de la SCJN. También, es la titular del Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

Únicamente, catorce mujeres, han tenido acceso a dicha posición dentro del poder judicial federal. ¡Catorce en los 200 años de historia del máximo tribunal constitucional!

Los 11 ministros tuvieron que realizar tres rondas de votación, en las cuales, Norma Lucía Piña y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena se disputaron, al final, el puesto. La primera, obtuvo 6 votos de sus compañeros, ganando por un voto de diferencia, a Gutiérrez Ortiz Mena.

Piña, con 35 años de trayectoria, tiene una auténtica carrera judicial: Secretaria Proyectista en el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito. (1988-1992)

Secretaria de Estudio y Cuenta en la Primera Sala de la SCJN (1992-1998). Juez por Oposición en el Juzgado Tercero de Distrito en Morelos. (1998-2000)

Juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa en el DF. (2000) Magistrada de Circuito por Oposición a partir del 04 de septiembre de 2000.

Magistrada ratificada en el Decimocuarto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito.

Magistrada en el Vigésimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito (2015)

El 10 de diciembre de 2015, a propuesta del entonces presidente Peña Nieto, con 79 votos a favor, fue ratificada por el Senado de la República como ministra de la Suprema Corte, para sustituir a Olga Sánchez Cordero. Del 1º de octubre de 2016, al 30 de septiembre de 2018, fue presidenta de la Primera Sala de la SCJN.

Nació en la CDMX, el 21 de febrero de 1959. Hija intermedia, de tres, del abogado Isaac Piña Pérez, quien fue Juez y Magistrado del TSJ de Querétaro, Procurador de Justicia del Estado de Hidalgo; y, de la profesora de Secundaria, Martha Yolanda Hernández, quien tuvo que hacerla de mamá y papá, ante del fallecimiento de su esposo, cuando Norma tenía 8 años. 

Hermana de las profesoras Martha Yolanda y Gabriela. Casada con el señor Enrique Martínez Vega, con quien procreó a: Enrique Isaac, Esteban y José Carlos.

Es abogada por la UNAM; el 6 de diciembre de 1984, se tituló con la tesis “Análisis del arbitraje. Evolución histórica y su importancia en la época actual”.

Antes de ello, se graduó en 1978, con mención honorífica, como Profesora de Educación Primaria, en   la   Escuela   de   Experimentación Pedagógica “Manuel M. Acosta”, anexa a la Benemérita Escuela Nacional de Maestros. 

Definitivamente, por formación y genética, disfruta la docencia y la ejerce. Actualmente imparte, en la licenciatura de la Facultad de Derecho de la UNAM, la asignatura de Amparo.

Tiene fama de dura y estricta. Se dice idealista. Sin escándalos, ni sombras que manchen, ni su trayectoria, ni su prestigio personal. Defiende, entre otros temas, los derechos reproductivos de las mujeres; los ambientales; y la violencia y la equidad de género; la libertad de expresión y derecho de réplica.

Piña representa la meritocracia, una cualidad muy valorada dentro del gremio judicial. Es inteligente y sensible, contundente en sus argumentaciones jurídicas.

Será un prudente contrapeso al presidente López Obrador dentro de la Suprema Corte. Votó en contra de la reforma eléctrica, del padrón telefónico y varios temas relacionados con la austeridad del Ejecutivo.  Aunque nunca será su enemiga.

Ello, porque muchos abogados no olvidan que, en 2019, el presidente lanzó la advertencia de crear una tercera sala en la Suprema Corte, lo que implicaría el nombramiento de cinco nuevos ministros por su Gobierno y, por tanto, tendría un mayor control sobre las decisiones, o la conformación de un tribunal constitucional, es decir, de otro órgano por encima de la SCJN.

Cuando fue estudiante del primer año de la carrera, hizo una visita a la Suprema Corte a instancias de su maestro de Introducción al estudio del derecho. Ahí pensó: “qué increíble sería trabajar aquí”. Hoy, no solo trabaja ahí, sino que ahora es la jefa.



Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: