#Chiapas “Sobreviven” edificaciones tradicionales en la capital

Aunque se han presentado procesos de urbanización en la capital del estado que han desplazado a algunas construcciones que la dotaban de cierta identidad, Amalia Parra Zebadúa, de la Comisión de Patrimonio Histórico del Colegio de Arquitectos Chiapanecos A. C. (Cachac), explicó que aún “sobreviven” algunas viviendas tradicionales que se ubican en los cuadrantes que componen el barrio Santo Domingo.  

La arquitecta trabaja sobre una investigación —como tema doctoral— que se relaciona con el patrimonio vernáculo de la capital de Chiapas. Estas acciones se hacen como parte de la tesis que desarrolla en la Universidad Politécnica de Cataluña, España.  

Desde hace dos décadas se ha dedicado a analizar el Centro Histórico de Tuxtla Gutiérrez, entre la parte urbana y territorial, toda la investigación basada en una metodología que denomina “Plan de rescate del patrimonio vernáculo del barrio Santo Domingo”.

Conservar lo tradicional  

Se consideran construcciones vernáculas —dijo— aquellas que están hechas con materiales (naturales) de la región y que no han pasado por procesos industriales. Con base en un programa de ordenación del Centro Histórico de Tuxtla Gutiérrez, apuntó que en 1999 se identificaron alrededor de 76 viviendas solo en el barrio Santo Domingo, sin embargo se perdieron más de la mitad de esas casas.  

“El patrimonio en sí, es la herencia cultural a través de generaciones, que debe de ser preservada para el futuro, para nuestros hijos, nuestros nietos. Es una documentación viva, que tiene ciertos valores”, detalló.  

Identidad en lo local  

Estas edificaciones tradicionales —remarcó— son la base de la cultura debido a que se comparten saberes dentro de las generaciones. El barrio Santo Domingo se puede identificar desde la avenida Central hasta el río Sabinal, también de la calle Central a la 3.ª Poniente.  

Una de las características de esas viviendas que se conservan, es que están hechas de adobe y que se hacen para formar muros estructurales; a eso se le suman techos de madera de la región o rodapiés que tienen piedras o algún tipo de ladrillo artesanal.  

“Tenemos que ser conscientes de que Tuxtla Gutiérrez tiene su fundación en 1560, a partir de ahí empiezan las construcciones formando el antiguo pueblo de Tuchtlán”, recordó.  

De las primeras construcciones clave se ubica la Catedral y después vino la formación de cuatro barrios con sus respectivas iglesias y sus centros. Para conservar estas edificaciones, mencionó la arquitecta, debe existir una suma de esfuerzos que permita transmitir los conocimientos, apostarle a la capacitación y difundir lo importante que es mantener aquellos espacios que dan identidad a la ciudad.  // Tomado de: Cuarto Poder Chiapas



Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: