#Reconciliación: la otra cara de Morena*/ #Armagedon #Columna/ Escribe el Periodista Alfredo A Calderón Cámara

Armagedón//

“Cuando ustedes digan “sí”, que sea realmente sí; y, cuando digan “no”, que sea no. Cualquier cosa de más, proviene del maligno”
Mateo 5:37//

Reconciliación: la otra cara de Morena//

Alfredo A. Calderón Cámara//
alfredocalderon1960@gmail.com//
A pesar de los ataques y difamaciones Ricardo Monreal Ávila se ha mantenido dentro de Morena cómo la única opción real de diálogo y entendimiento con la sociedad, cómo un animal político -que es-, ha tenido en la Cámara de Senadores la capacidad de fundir la riqueza de la diversidad de todas las fuerzas políticas en propuestas comunes de cambio: levantando, además, la bandera de la inclusión dónde no hay peyorativas “corcholatas” sino políticos profesionales que son tratados con el respeto que el presidente López Obrador le niega a todos los mexicanos

Monreal Ávila desde las entrañas de Morena encabeza la peor revolución que se pudiera dar en el partido vinotinto: la peor afrenta que le pudiera hacer al presidente López Obrador al demostrar que la educación y el respeto acompañados de la inclusión no sólo compromete a todos, sino también de manera especial da legitimidad; porque es un hecho que ante tanta descalificación y encono, el mensaje de reconciliación llega a todos los liderazgos y fuerzas políticas y -en su momento- se logre la unidad en la construcción de un nuevo régimen político, donde inclusión no signifique cooptación de principios ni eliminación de diferencias

La versión de reconciliación de Monreal Ávila es veneno puro para el autoritarismo presidencial porque se sustenta en el respeto a la pluralidad de las ideas, porque Ricardo Monreal en la práctica ha demostrado que disentir no conduce inevitablemente a insultar o llamar a nadie “fifi o traidor a la patria”; su pragmatismo ha exhibido que es falso que las diferencias, el pensar distinto o los desacuerdos tengan como única salida la encerrona de callejón, el pleito, el conflicto o el enfrentamiento cómo a diario lo hace el presidente en las mañaneras

Al contrario, en la praxis ha demostrado que disentir genera la oportunidad de crear el consenso y otorga a la política el verdadero discernimiento como instrumento eficaz; herramienta hasta ahora desconocida en las mañaneras; por ello el mensaje de Monreal Ávila ha sido claro: “Lo que el país necesita es reconciliación, no más encono, no más rencor, no más odio. Aunque tú seas del guinda, del verde, del rojo, del amarillo, de la banca plateada, no importa, no importa; pero ustedes creen que no me doy cuenta pero me doy cuenta de todo”

Arengas que pegan dónde más duele: en la llaga de los odios y rencores, en las laceraciones e insultos diarios de las mañaneras; Monreal Ávila que tantas veces ha sido ofendido e insultado responde con guante blanco a los insultos y llama desde las entrañas de Morena a todos los ofendidos, de todos los partidos a una gran alianza para rescatar a un México que vive en el hartazgo de la ofensa diaria; ese mensaje es ponzoña y toxina pura para un presidente que no sabe pedir disculpas ni aceptar errores

La visión de reconciliación de Monreal Ávila tiene que pasar por una ciudadanía que en el 2024 se dé la oportunidad de asimilar el reto de votar por una nueva pluralidad política nacional, entendiendo que ni todos los políticos son buenos ni todos son malos, sino que han llegado los tiempos de aprovechar esas diferencias que son provechosas, abandonando la confrontación y el insulto, entiendo que los enfrentamientos por años han demostrado ser estériles y no conducir a nada constructivo; construyendo el primer eslabón en las elecciones del 2023 en el Estado de México y Coahuila

Negar las diferencias entre PRI, PAN, PRD y MC es una falacia, todas estas entidades políticas están obligadas a asumir la pluralidad, antes que nada, ejerciendo la tolerancia como esencial condición del diálogo, generando la legalidad para que se convierta en el motor que mueva toda esta bandera política plural con una sola visión de unidad, anulando entre ellas el chantaje y la discrecionalidad de todos los actores sociales. A un año y medio de distancia, esa es la tarea de Ricardo Monreal, donde no debe ir sólo, sino acompañado de políticos negociadores de primer nivel

El análisis serio dicta que la única posibilidad de unidad y convivencia civilizada entre estas cuatro entidades políticas para estar en condiciones de competir y tratar de ganar es haciendo prevalecer el Estado de Derecho, el respeto a los acuerdos y soportar la presión y represión presidencial, incluso hasta la cárcel cómo avasallamiento del gobierno de la 4T; esas son las escasas alternativas para salvar de la catástrofe económica, social y política en que se encamina al país

La historia de México es abundante en ejemplos de los cuales hemos aprendido que sin un proyecto social -cómo ha pasado con la actual 4T- no se puede edificar democracia. Dolorosamente en estos cuatro años México entero ha visto la intolerancia y la anarquía cómo forma de gobierno, donde la mayoría de los mexicanos ha sido excluida en las decisiones fundamentales; de allí que no exista dentro de esa ilegalidad democrática presidencial modo alguno de postular un candidato del pueblo; de allí que el hartazgo social fortalezca la propuesta del líder del senado y sustente la visión de Monreal: reconciliación la otra cara de Morena

EL SEPTIMO SELLO
Analiza el discurso de Ricardo Monreal cuando dice: “Nunca se insulten, nunca usen la diatriba, porque cuando se usa el insulto y la descalificación, es porque faltan argumentos, y al final de cuentas el insulto lo deshace todo ¿Para qué usar argumentos, si el insulto es el que brilla? Y cuando usas sólo insultos y descalificaciones es que tu argumentación es demasiado pobre, insuficiente para convencer” ¿Así o más directo el tablazo en la frente del presidente López Obrador? Es el único de Morena que sabe

LA SEPTIMA TROMPETA
Ahora lee este trozo literario monrealista: “Porque lo que queremos es convencer con argumentos; lo que queremos es que México ya no siga más en la confrontación, en el pleito, en el odio. Y, aunque pienses de manera distinta, estás siempre unido a lo fundamental, que es México, buscar soluciones. Juntos es más fácil buscar soluciones; separados, aislados, encontrados, divididos, es muy difícil encontrarlas”. Con razón se llena de ira López Obrador, no tiene nivel político para argumentar, carece de argumentos, no sabe cómo contestar y hace lo único que sabe hacer: insultar de manera aberrante

LA SEPTIMA COPA
Y terminó su discurso Ricardo Monreal exhibiendo con argumentos la intolerancia y tendiendo puentes entre el presente y el futuro al decir: “Creo en que nosotros ya estamos agotados y que debemos dar paso a esta generación del relevo, pero con mejores prácticas, con mejores alternativas, con mejores habilidades de convencimiento y de amor a la patria, amor a la gente; construir solidaridad, construir acuerdos, construir consensos. Cuando todos estamos juntos en lo fundamental, es más fácil enfrentar los grandes desafíos del México moderno. A sus órdenes al teléfono 9931925625



Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: