#Apesta el #Oaxaqueño*/ #Columna #TransparenciaPolitica/ Escribe el Periodista @ErwinMacario

Anuncios

TRANSPARENCIA POLÍTICA//

Por Erwin Macario//

También trae pecados de

gobiernos priistas, execrados

por la 4T, y ha utilizado a

algunos periodistas que se

dedican a acusar al PRI.

Entre la basura que han arrimado al casi finalizado proyecto de Andrés Manuel López Obrador en Tabasco, apesta a vieja corrupción el oaxaqueño Juan Carlos Castillejos quien acaba de regalarnos una visión de lo que es el actual gobierno.

Acostumbrado a acumular dinero mal habido en los cargos que el servilismo lacayuno le ha permitido —se rumorea que es dueño o al menos socio de una universidad patito en Veracruz—, Castillejos no tiene llenadera, aunque navega con disfraz de bajo nivel.

Su primer golpe de suerte en el botín gubernamental lo tuvo hace años. Fue uno de los beneficiarios con aquella primera jugarreta legal que después hundiría al PRI.

Uña larga, es víctima de una codicia sin fin y no hay dinero que satisfaga su enfermedad de acumular fortuna aún a cuesta de su propia salud.

Lacayo por excelencia, ha soportado el castigo que en lo oscurito acostumbran en la política. Un regaño y mentadas de madre por haber cometido latrocinio en la Secretaría de Gobierno, al final de ese sexenio, no le impidieron seguir en el negocio que para él es la política.

Esta vez no es su historia negra la que se redacta. Sino una anécdota que lo pinta de cuerpo entero y muestra una cara interna del gobierno actual en Tabasco.

No se omite, porque será definitivo para Morena, lo que ya se dijo en la columna hoy utilizada como epígrafe de su entonces jefe, Evaristo Hernández Cruz: Tan fuerte es el mal de la codicia del ambicioso que mantiene, sin ningún escrúpulo, las mismas relaciones tortuosas de la corrupción, que operó en el gobierno del PRI y le fue perdonada y premiada en el gobierno de Morena, con Adán Augusto y López Obrador.

Dejemos esta parte negra de la historia y vayamos a la anécdota:

Vaya usted a saber sus intenciones —pero sí consigue exhibir “lo unido” que está el gobierno del capitán viajero y lo que lo quieren —a JCCC— sus funcionarios y el propio cuidador de la hacienda.

Circula que varios tabasqueños, presuntamente amigos o ligados con los negocios de Castillejos recibieron mensajes en los que el actual vocero del gobierno morenista de Tabasco pedía ayuda económica porque no podía sacar dinero de sus cuentas que le habían sido clonadas. O quizás bloqueada si esa necesidad fuera cierta.

Uno de esos presuntos amigos habló a alguien que sabía podría comunicarse con Juan Carlos Castillejos y preguntarle si su celular no había caído en manos de extorsionadores.

Esta respuesta tuvo el empresario y periodista Rubén Arceo: “Dice Castillejos que sí, que él te mandó mensaje pidiéndote dinero porque tiene problemas, Y me dijo que te pidiera que por favor lo ayudaras…

Todavía retruenan las mentadas de madre contra el vocero del capi Merino. ¿Por qué no le pide a los periodistas que ha pagado para servirle a sus amos?, más o menos dijo entre las mentadas de madre.

Anuncios


Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: