#Los “ratones” están de fiesta*/ #Armagedon #Columna/ Escribe el Periodista Alfredo A. Calderón Cámara

Armagedón//
“Se lanzan sobre la ciudad, corren por la muralla, suben a las casas, entran por las ventanas como ladrones”
Joel 2:9//
Los “ratones” están de fiesta//
Alfredo A. Calderón Cámara//
alfredocalderon1960@gmail.com//
México al haber ejercido su mayor mérito democrático de la historia, votó y enfrenta las consecuencias de su equivocación mayoritaria al sufragar, al desbordar su adicción en contra de los ladrones y depredadores del PRI, PAN y PRD, eligió -sin saberlo- la gestación de una dictadura, sin meditar que todas las dictaduras son odiosas, todas son iguales: lo mismo es la que avasalla y aplasta la voluntad por la fuerza militar, que la que tiraniza la voluntad bajo presión psicológica y de las dos, la última es la peor, porque quiebra el espíritu de las personas
Hoy escucharán quienes así lo dispongan: el cuarto informe del presidente López Obrador que no es otra cosa que una retahíla de adicciones a la deformación de la verdad, un capítulo más de la serie de informes inventados que buscan solamente el autocontrol social en un colectivo que sólo bala y dormita, hombres y mujeres cautivos de una mente siniestra que aprueban cada palabra y sienten el autocontrol como una virtud, dónde la tiranía psicológica es tal que beben y aprueban cada palabra y la elevan a niveles de verdad suprema
Por años López Obrador buscó el poder absoluto de la presidencia a costa de reprimir su voluntad. Sufrió -una y otra vez- en sus intentos: descalabros y humillaciones que ahora cobra sin compasión alguna, no sólo contra quienes le ofendieron cómo son los políticos dueños de las farmacéuticas -por decir un ejemplo-, sino contra los más indefensos, niños que sus vidas dependen de esos medicamentos para luchar contra el cáncer, dónde han muerto más de cinco mil pequeños como la muestra más cruel e inhumano de lo que es en México: un daño colateral
Familias enteras de niños con cáncer que han sido apabulladas y desgarradas, que por más que lloren, hagan manifestaciones o plantones, el presidente López Obrador hace cuadrar siempre la realidad a sus intereses o visión de las cosas: en el lecho de Procusto, definiendo sus valores y sus principios a su conveniencia. La misma actitud siniestra aplicada al suspender el rescate y abandonar hasta la muerte a los mineros de la mina de Pinabete. La única esperanza de justicia es que un día llegará un Teseo que aplique a López Obrador y familia el mismo síndrome
En su defensa el presidente López Obrador puede argumentar decenas de falacias sustentadas en su imaginaria austeridad republicana o su inexistente pobreza franciscana al momento de aplastar a los que menos tienen, a los más indefensos, a los más pobres como sucedió cuando inundó hasta el cogote a los indígenas y pueblo de Nacajuca; por ello, no resultan admirables los verdugos ni tampoco los verdugos de sí mismos, esos que teniendo el agua hasta la nariz siguen creyendo en las mentiras presidenciales
¿Por qué? Porque aplastar a otros o aquellos que aceptan ser aplastados creyendo que es por su bien, ambos son actos igualmente sádicos y de una crueldad que no se justifica. Basta mirar las estadísticas, la cantidad de daños que ha provocado en cuatro años de un gobierno fallido; habrá quien defienda y crea las razones presidenciales, pero no hay equilibrio ni justificación que valga ante el análisis de regalar dádivas producto del dinero que le quita a quiénes si pagan impuestos y trabajan, a haber hundido a cuatro millones de mexicanos más en extrema pobreza
Se puede tratar de cerrar los ojos a la realidad, pero no se pueden negar los más de 132 mil 500 ejecutados en el país, una inflación de más del 8.32% como no la había habido en 30 años, no se puede negar un sistema de salud colapsado dónde no hay los medicamentos más elementales y hasta jabón para lavarse las manos hace falta porque el presupuesto fue desviado para las obras faraónicas. López Obrador es tabasqueño y decenas de periodistas del sureste le ayudaron a llegar
Hoy, a cuatro años de distancia, en el sexenio dónde más periodistas han sido ejecutados, al menos en el sureste la realidad que aplasta, destruye y lacera no se puede negar y sólo le quedan sus focas aplaudidoras y amanuenses. Hoy sus palabras contra la corrupción suenan huecas, secas y vacías ante el espejo impune de sus hermanos Pío y Martinillo, sus cómplices: Bartlett, Zoe Robledo y demás asaltantes, el enriquecimiento inexplicable y los lujos de su hijo José Ramón López Beltrán con la casa gris en Houston. Un informe presidencial que se flagela y desmorona ante demasiada impunidad y cinismo
Lo que es peor: la montaña de corrupción de Segalmex: casi tres veces la estafa maestra, los más de 60 mil millones de dólares “invertidos” en el rescate a Pemex en estos cuatro años y que tienen al país produciendo un 10% menos de petróleo que cuando asumió el poder; la realidad aplasta la guerra al huachicoleo y la autosuficiencia como dos embustes y falsedades más, parte de un muy extenso universo de innegables etcéteras. Lo único real del informe es la opacidad y falta de rendición de cuentas; porque aunque se quiera negar la realidad, hoy en Palacio Nacional, los “ratones” están de fiesta
EL SEPTIMO SELLO
Lo cierto en estos cuatro años es que las estadísticas dictan que cada 33 minutos en México un servidor público realiza un delito y el país está entre los cinco países más corruptos del mundo
LA SEPTIMA TROMPETA
Lo cierto también es la apatía social para responder y poner un hasta aquí ante lo que viene; millones de mexicanos no han tomado la determinación de salir a votar y cambiar la declinante historia de un país que va cuesta abajo ¿Por qué? Porque todavía creen que los priistas, panistas, perredistas y demás políticos de otros partidos son más ladrones sin darse cuenta que los verdaderos maestros en el arte de robarle a México ya están en las entrañas de Morena y los siguen empoderando al votar por ellos
LA SEPTIMA COPA
¡No somos iguales! Dijeron y es cierto, estos ladrones tienen maestría y doctorado en cinismo y saqueo. Y no es que en Morena todos sean ladrones y sinvergüenzas; no, para nada, también hay sus honrosas excepciones, hombres y mujeres de reconocida valía que creyeron en el proyecto y hoy están atrapadas y sin salida en la mal llamada “cuarta transformación”. A sus órdenes al teléfono 9931925625


Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: