#Ni traiciones, ni deslealtades*/ #Armagedon #Columna/ Escribe el Periodista Alfredo A Calderón Cámara

Armagedón
“Mas los perros estarán fuera”
Apocalipsis 22:15
Ni traiciones, ni deslealtades
Alfredo A. Calderón Cámara
alfredocalderon1960@gmail.com
Demasiado polvo ha levantado la definición del grupo de Javier May a favor de Claudia Sheinbaum, el no haber consolidado la tolerancia ni el diálogo político en Morena, tampoco hay inclusión para resolver los problemas con los llamados “malagradecidos”. No hay a la vista, sugerencia o rectificación. Todo ha sido confrontación y choque de trenes, no existe acuerdo, no hay riqueza ni debate de ideas en las diferencias
La división se ahonda más entre las partes y sólo se ha asumido que el gobernador Carlos Manuel Merino Campos actuó conforme a los lineamientos mínimos de lealtad como dueño de la casa. Es decir, la lógica impone que debe tener el control político de Tabasco bajo el razonamiento que el poder es uno y no se comparte, pensamiento que llegó acompañado del zape que marcó los límites que dicta que “el respeto al sexenio ajeno es la paz”
El choque con la corriente de Javier May que respalda la propuesta de Claudia Sheinbaum es real. Nadie arria banderas y todos velan armas, entiéndase que Merino Campos tenía y tiene la encomienda de guardar y salvaguardar incólumes los intereses de Adán Augusto López Hernández en Tabasco; por ello, ante la rebelión y falta de inteligencia del ala política del equipo de Javier May para guardar sus preferencias y sentarse a la mesa, se optó -bajo la ley de la selva-, “orinar el árbol y marcar el territorio”, Merino Campos dijo, pero no juega a que la ciudadanía los juzgue, mejor optó por la sacrosanta guillotina republicana
Ahora bien, de qué se le puede acusar al gobernador Merino Campos ¿De ser leal y cuidar las espaldas a Adán Augusto López Hernández? ¡Para eso fue dejado encargado del fogón! Para que no se le agrie el atole ni se le quemen las tortillas. Todo aquél que se quiera robar la “longaniza” ¡Palo con él! La lógica de Merino Campos al momento de tomar la decisión de cerrar filas con López Hernández fue simple y sencilla: nadie entra a tu casa cuchillo en mano a arrebatar el poder
La perspectiva que Carlos Manuel Merino es un hombre sin fuerza impidió ver que antes que su diplomacia está su inquebrantable lealtad, que su mano amiga no es sinónimo de debilidad, que si bien es cierto Claudia Sheinbaum es una de “las tres corcholatas” del presidente; los matices y rejuegos del poder en el altiplano son asuntos de López Obrador, pero en la tierra del secretario de gobernación encargada a Merino Campos no hay lugar para jugar “a la gallinita ciega” esos rejuegos no podían ser tolerados y de seguir en los encargos los cesados, cundiría el mal ejemplo
En Tabasco nos conocemos todos hasta por nuestros apodos decía Salvador José Neme Castillo y ya se sabía a qué grupo pertenece cada quién; anote el dato, durante cuatro años convivieron juntos -que no revueltos-, el equipo de Javier May no entendió el mensaje que estaban ahí, que eran tolerados, pero estaban siendo vigilados en cada parpadeo y respiración, tenían derecho a voz, pero no tenían derecho a voto. No les iban a prestar el poder, no en el sexenio de López Hernández ni en el trienio encargado a Merino Campos, no leer bien el librito, trajo consecuencias
No se entendió a tiempo que todavía en Tabasco no existen las condiciones de edificar un nuevo régimen político ¿Cuánto vale una presidencia? Puede que haya el compromiso presidencial de hacer a Javier May el próximo gobernador; lo que no hay es espacio para levantar una verdadera frontera política a favor de Claudia Sheinbaum en tierra gobernada por el clan López Hernández, lo impiden y dividen hasta el momento: los tiempos y la indefinición presidencial sobre quién será en realidad el elegido o elegida
Luego, sea quien sea, con el puñal bajo el gaban mirará Usted a los morenistas besarse en público, pero, hasta el momento las diferencias dividen a Tabasco, lo mismo sucede en la Cámara de Diputados donde Jaime Lastra de inmediato arrancó de cuajo y cesó al hijo de Lara Lagunas; a ello, añádale los improperios que había cometido su pareja Sheila Cadena, el mayor ejemplo de 10 por ciento de capacidad y ahora nulo por ciento de lealtad, con todo y ello, lejos de ser cesada había sido premiada al estilo de la 4T, una mujer soberbia, ciega, seca y hueca en política, abuso de su buena suerte
No entendió que nadie entra a la casa y te quita el sofá o se mete a la cocina y guisa en tu estufa. Quién tal cosa hace debió saber de antemano que al entrar en propiedad privada recibirá mínimo en respuesta: ¡Un zendo garrotazo y se alegará: defensa propia! Error de cálculo de parte de los hoy cesados, pensaron que iban a “mear fuera del tiesto” y todavía les iban a dar su pañal desechable. En reciprocidad les dieron un tablazo en las nalgas y fueron echados fuera de la casa porque esa casa tiene dueño y el dueño no admite abusos, ni traiciones ni deslealtades
EL SEPTIMO SELLO
De las cosas buenas y rescatables que se dieron en este “affaire democrático”, es que el diputado Bracamontes descubrió su razón de ser; él siempre ¡Bateó y corrió para tercera! Uf, pero se dio cuenta que había demasiado público y zas, reculó, ya repuesto del susto se auto entrevistó y ya en confianza, en lo íntimo y lo secreto confesó que ya se dio cuenta que eso de jugar a la democracia no se le da, que -además-, a él no le gustan estos vaivenes democráticos porque a él lo que políticamente le fascina y lo que siempre le ha dado resultado ¡Es el dedo!
LA SEPTIMA TROMPETA
En el sector salud, el sub secretario Lanz ubicó tiempos, circunstancias y mejor antes que ser decapitado, como la “gallinita cuando va a poner”, cacareo tantito y se agachó. Evidente es que ni este ni el diputado Braca son dignos de confianza. No quedaron bien ni con Dios ni con el diablo, no leen la Biblia ni la biografía de Adán que fue echado del Huerto del Edén por un sólo pecado; lo peor es que cómo los indecisos o tibios, al final serán vomitados
LA SEPTIMA COPA
Sheila Cadena ni cuenta se dio que la habían cesado por adorar a Dios y dormir con el diablo; ahora se pregunta ¿Cómo va a terminar de pagar las camionetas Honda de más de 600 mil pesos que compró para ella y le regaló a su mamá? Dulce Zentella, amiga recomendada de Sheila Cadena y quien le cuidaba el puesto de refrescos en la Ciudad Deportiva también fue cesada y todos al igual que la Potra Zaina, ni siquiera les dieron chance de cobrar sus quincenas. A sus órdenes al teléfono 9931925625


Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: