#CARMEN//DISPARA POLICÍA CONTRA AGRESOR

EL HERIDO HABÍA FORCEJEADO Y DESPOJADO DE ARMA A OTRO AGENTE

Tras forcejear con un policía, a quien despojó de su arma de cargo, David del Carmen Alejandro Hernández, recibió balazo en el estómago y ahora está grave en el Hospital General “María del Socorro Quiroga Aguilar”. Agentes argumentaron que empuñó la pistola y les apuntó, pero testigos afirman que le dispararon a quemarropa.

Los hechos ocurrieron la mañana de ayer en la colonia Ortiz Ávila, a donde llegaron agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) —que dirige la guanajuatense Marcela Muñoz Martínez—, debido a que el herido supuestamente estaba como sospechoso cuando merodeaba la calle Juan Esquivel.

Alejandro Hernández recibió disparo a la altura del estómago, luego de despojar de su arma de cargo a un agente. De acuerdo a testigos, otro policía le disparó a quemarropa cuando, pistola en mano, intentó brincar hacia una casa.

Según vecinos, los agentes estatales, en la Isla bajo el mando de Julio Luna Carballo, se vieron en situación de peligro, y ante la presencia del joven armado decidieron abrir fuego para persuadirlo y evitar que disparara.

Todo inició cuando Alejandro Hernández se resistió a la revisión y detención, logró oponerse a un “pepo”, a quien le quitó su arma de cargo, tipo 9 milímetros Glock, color negro, y arrancó a correr. En la disputa el policía perdió varias balas útiles.

El policía desarmado se resguardó para evitar ser lesionado, mientras el sospechoso caminaba con arma en mano como si nada hubiera ocurrido, y cuando decidió brincar hacia una casa fue baleado por otro agente.

Alejandro Hernández quedó desangrando en el techo de lámina de la vivienda, durante varios minutos los uniformados le habrían pedido que entregara el arma.

Algunos policías argumentaron que el lesionado empuñó el arma y les apuntó, y que tuvieron que resguardarse en muros de viviendas y sus patrullas, para evitar ser lesionados, sin embargo, vecinos dieron otra versión.

Un policía —relataron los testigos— tomó la decisión de dispararle a quemarropa al sospechoso, quien tras recibir el proyectil en el estómago cayó mal herido sobre el techo, de donde los policías lo bajaron para trasladarlo en patrulla al hospital, pues se les desangraba.

Camino al nosocomio, una ambulancia de Protección Civil los interceptó para llevarse al herido al “Quiroga Aguilar”.

En el lugar de los hechos, personal de la Agencia Estatal de Investigaciones realizó varias diligencias.

FUE “LEGÍTIMA DEFENSA”, JUSTIFICA SALES

Mientras que el fiscal general del Estado, Renato Sales Heredia, justificó como “legítima defensa” el actuar del policía estatal (PE) que baleó a un sujeto ayer por la mañana, la secretaria de Protección y Seguridad Ciudadana, la guanajuatense Marcela Muñoz Martínez, no quiso brindar información e incluso contestó en tono amenazante ante el cuestionamiento insistente sobre si realmente le quitaron el arma de fuego al agente policiaco.

—¿Lograron quitarle el arma a un elemento?, se le cuestionó a Muñoz Martínez.

—“Estamos en eso con la Fiscalía”, contestó.

—¿Pero sí se le quitó el arma?, se le preguntó.

—“Estamos en eso con la Fiscalía, y hay que tener cuidado en cómo sacamos las notas”, respondió apuntando con el dedo índice de su mano derecha al reportero, y se marchó.

Antes, la oriunda de Guanajuato señaló: “Traemos un tema de los compañeros de Carmen, pero como todavía no tenemos la tarjeta informativa, la Fiscalía me pide que guarde silencio. Si hay un tema ahorita”.

Por su parte, Sales Heredia explicó que ante las entrevistas con los agentes policiacos, testigos y hasta el mismo lesionado obtuvo información de que el elemento de la PE actuó en legítima defensa después de que le quitaron su arma y lo encañonaron con ella.

“Le quitan a un elemento un arma y lo apuntan, se defiende, estamos aquí ante un caso de legítima defensa ejercida por la autoridad. El presunto imputado, toma el arma de fuego del propio elemento y le apunta en la cabeza”.

Destacó que el agente policiaco lo que hizo fue “reaccionar con agilidad” y con otra arma de fuego dispararle para someterlo.

“Con otra arma repele la agresión. Hay racionalidad, se analiza por supuesto con mucho cuidado el suceso, se declara testigos y tenemos hasta este momento, podríamos afirmar que existe una legítima defensa a cargo del elemento”.

Debido a ello, no hay ningún agente policiaco detenido, mientras que el lesionado fue ingresado a un sanatorio.

“Está excluido el delito, cuando acontece una causa de justificación es, precisamente la defensa legítima”, finalizó.

Tomado de: Tribuna Campeche



Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: