#De la demanda de los maestros de Tabasco en las calles*/ #Opinion de la Profesora #EstherSolano

// Por Esther Solano Palacios
(Docente e investigadora universitaria)

Lejos estamos de aquellos momentos en que la lucha magisterial en México se debatía en las calles en busca de una mejor educación humanista y un incremento salarial digno para el profesorado y que se expresaba en dos organizaciones contrapuestas: el Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) y la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE)
Hoy en día, después de que México ingresara al grupo de la OCDE, y a todas las formas de evaluación posible al magisterio, en Tabasco la plaza principal de Villahermosa (Plaza de Armas) y sus calles aledañas fueron tomadas por cientos de profesores por reclamar un salario retroactivo que no les ha sido pagado por las autoridades del gobierno del estado de Tabasco, el cual está liderado por un grupo político identificado con MORENA. 
Reclamar el pago de un salario retroactivo, los llevó a la manifestación, al reclamo ciudadano que comúnmente transita por esos lares como peatón o en vehículos, y luego a la represión por parte de las autoridades por estar violando ciertas reglamentaciones del espacio urbano de la ciudad capital. En las redes sociales, comentarios en contra y pocos a favor de ellos, pero lo cierto es que quedaron algunos profesores detenidos y hoy la fianza que tendrán que pagar a las autoridades ministeriales está alrededor de 30 mil pesos. La pregunta que obligadamente se hace cualquier ciudadano es: ¿quién viola primero el orden establecido por la ley?, ¿los que no pagan o los que reclaman que se les pague? 
Ante este hecho, que aparentemente tiene el aspecto de un problema local, es necesario que el magisterio de Tabasco sea atendido en su justa dimensión, pues el informe Indicadores estatales de la mejora continua de la educación 2018-2019 de la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu), aportó datos importantes para tomar en cuenta en la política educativa del actual gobierno identificado con un partido identificado con la mayoría social. 
Los indicadores a considerar tan sólo para el subsistema de educación básica son: 1) el 71.6 por ciento de los educandos en Tabasco, se encuentran en alguna modalidad de educación: Inicial, Preescolar, Primaria o Secundaria); 2) el 90.8 por ciento de los planteles y escuelas de la entidad, pertenecen a este subsistema educativo; y, 3) el número de educadores en Educación Básica en el período que se menciona aproximadamente es de 24 mil 237 en todo el estado. Una población docente nada despreciable como grupo social.
En ese sentido, en Tabasco es necesario, revisar cómo vamos en materia educativa más allá de una demanda de incumplimiento del pago en tiempo y forma como lo plantearon inicialmente los agentes gubernamentales. Es necesario el diálogo, tender redes para colaborar con los liderazgos de base social que privilegien la organización y participación del magisterio para educar bajo el enfoque ético y humanista que el gobierno de la 4T planteó cuando llegó al Palacio Nacional. Y el magisterio tiene que repensar su labor más allá de la inmediatez salarial. 
Es importante empezar a proponer una educación que atienda a los actores principales de esta labor: a los estudiantes, en esta etapa formativa para ser ciudadanos productivos en un futuro inmediato en una entidad que se debate en la complejidad de sus múltiples problemas.    


Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: