#La esperada renuncia del Fiscal”/ #Columna #Laberinto/ Escribe el Periodista @FelipeEladioMx

Laberinto Político//

Por @FelipeEladioMx//

“La esperada renuncia del Fiscal”//

La política es de símbolos y señales, por ello ahora que el mal ha sido vencido, de manera tan unánime y bochornosa para Alejandro Gertz Manero, es dable concederle el beneficio de una última acción de dignidad, como lo sería su renuncia; si decide quedarse, entonces sabremos que no hay edad para ser un hombre digno; podemos entender que actuara guiado bajo actos de “buena fe”, pero hoy esa hipótesis ha sido resuelta. Quedarse le hará daño a él y a la institución.

ENTREMOS AL LABERINTO

Si me lo permiten, quiero abordar este tema desde el punto de vista científico, desde la ciencia política, tomando en cuenta el nivel, la educación y capacidad profesional de nuestro personaje central de este artículo. Va.En sus amplios estudios y aportaciones a la “Teoría Política”, el estudioso Sociólogo Alemán Max Weber, subraya que “la política es lucha, la violencia es su medio específico y la guerra su expresión más sublime”; y es precisamente en buena medida de lo que acabamos los mexicanos de ser testigos en la confrontación entre el Fiscal Gertz Manero y la familia Cuevas Moran, en donde la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha jugado un papel por demás determinante.En un análisis profundo, que de ninguna manera busca justificar a ninguna de las partes, pero sí enmarcando la conducta de Gertz Manero, es claro que éste se vio en medio de una lucha interior, personal, inalienable, entre la “ética de las convicciones y ética de la responsabilidad”, tal y como atinadamente nos revela el escritor alemán en referencia y traído aquí muy a propósito. Para Weber el Político en funciones, el servidor público, se debate entre estas dos éticas en el ejercicio del poder; la primera tiene que ver con los valores personales, los juicios morales e incluso religiosos que determinan el actuar de un sujeto en el ejercicio de sus funciones, los que en muchas ocasiones tienen como principal argumentación ser realizados de buena fe; en la segunda división, lo verdaderamente importante es la acción con responsabilidad ante una realidad imponente; aquí ya no hay juicios de valor sobre determinadas circunstancias, sino el respeto a las acciones concretas, realistas, que exigen una posición y acción clara.Es claro que Alejandro Gertz Manero pudo actuar, quizá lo hizo, bajo el criterio de las “convicciones de conciencia” que menciona Max Weber, la cual, hay que anotarlo, encierra un alto riesgo por el absolutismo que las rige; es una orientación idealista, califica el escritor, e incluso justifica que no le ve problema alguno el hecho de que el político guie sus actos públicos bajo ese idealismo que tiene como eje que se actúa de buena fe; pero, y he aquí el pero, y cito a Weber de manera textual: “El problema aparece cuando los criterios de comportamiento de la ética de las convicciones se extrapolan a otros campos donde rigen otras lógicas de acción y comportamiento, especialmente el campo político. Así, cuando se entabla una lucha por el poder o por los ideales, como sucede en la política, no es adecuado guiar las acciones por convicciones de carácter absoluto (…) por no ser coherente con la realidad de nuestro mundo”.

EL ATAJO

En síntesis, si Alejandro Gertz Manero actúo de buena fe, lo que ya ha sido descartado por la Suprema Corte al absolver a las presuntas culpables, entonces es claro que el Fiscal se equivocó, no supo distinguir bajo que ética conducirse; lo que si quedó muy claro es que actúo de forma abusiva, arbitraria, errónea, y tiene que pagar las consecuencias. Como un asunto dentro de la esfera política, que no ha quedado ninguna duda lo fue en todo momento, el propio Max Weber nos regala la salida a este tipo de conflictos: “En el campo político tienes que oponerte al mal con la fuerza, pues de lo contrario serás responsable de su triunfo”. Hay que reconocer que esa fue la actuación de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

LA SALIDA

Les deseo que tengan el mejor de los jueves; Dios me los bendiga y cuide, crean en él o no, yo pido por ustedes mis respetables lectores. Nos procuramos la próxima semana; recuerden solo escribo de martes a jueves.



Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: