#Se va sin aclarar dónde quedó el dinero»/ #DePrimeraMano #Columna/ Escribe el Analista Político @RodulfoReyes

Se va sin aclarar dónde quedó el dinero//

28/03/22
Rodulfo Reyes//
De Primera Mano//

Este lunes que a la ex candidata a la alcaldía de Centro, Liliana Madrigal Méndez, le abran los micrófonos de un noticiero radiofónico para “renunciar” al PRI, la duda que seguirá flotando es dónde quedó el dinero –que manejó su esposo– de la campaña extraordinaria de 2016.

Esto es, la nueva adquisición del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador dejará las filas del Revolucionario Institucional sin responder a las imputaciones que en su momento se le hicieron, y que derivó en una auditoría que le practicó el Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Hasta hoy, Liliana no ha dado respuesta al procedimiento que le inició su partido, por cuyas sospechas también las autoridades electorales le aplicaron una multa ante las irregularidades encontradas.

Madrigal Méndez representa a carta cabal a los políticos sin estatura que han desangrado al tricolor para crecer en lo personal, y que lo abandonan cuando al partido ya no se le puede exprimir más.

Así, la exabanderada se va con los “ahorros” logrados en su paso por el instituto del que hoy dirá pestes.

Es posible que acuda a la estación de radio que la tenía programada para las 8:30 horas en la camioneta de más de dos millones de pesos que adquirió después de haber sido abanderada en los comicios extraordinarios de hace seis años, luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinara anular las elecciones ordinarias de 2015 para presidente municipal de Centro.

El dinero de la campaña extraordinaria de 2016 lo manejó el cónyuge de la excandidata, Eliseo Contreras, y al término del proceso la dirigencia nacional emplazó a Madrigal Méndez a aclarar dónde quedó la mayor parte de los recursos enviados por la cúpula nacional.

Fue tanto el desaseo que se rebasó el tope de campaña, se omitió declarar gastos y –peor aún– no se pudo comprobar la procedencia lícita de los recursos usados en el proselitismo.

De acuerdo con el expediente INE/CG253/2016, el consejo general de ese organismo encontró que Liliana tuvo gastos superiores al tope permitido para la jornada, excediéndose en más de 22 por ciento.

Ahí cabe aclarar que en materia de fiscalización, no solo los partidos son sujetos obligados, sino también lo es el abanderado de manera solidaria, por lo que Madrigal Méndez era sujeta de derecho y de obligaciones en el desarrollo de sus actividades electorales.

Madrigal fue impuesta por el CEN para contener por la alcaldía por Carolina Monroy del Mazo, a la sazón secretaria general.

Y fue apoyada directamente por el oficial mayor de la Secretaría de Gobernación, Jorge Márquez, el poderoso operador de Miguel Ángel Osorio Chong, titular de la dependencia.

Fue Márquez quien, como parte de los acuerdos, le consiguió contratos en diversos estados del país con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a la empresa de Eliseo Contreras, como parte de los acuerdos para que Liliana fuese la abanderada.

De acuerdo con fuentes confiables, la campaña de Madrigal en 2016 costó unos 50 millones de pesos, más del doble de lo que la cúpula nacional le aportó en 2015 al proselitismo de Evaristo Hernández Cruz.

Y, aun así, Evaristo logró más votos que Liliana.

El apoyo que recibió Madrigal fue tanto, que desplazó al comité directivo estatal de la avenida 16 de Septiembre para recibir instrucciones directas de Ricardo Gamundi, operador de todas las confianzas del dirigente nacional Manlio Fabio Beltrones.

De acuerdo con fuentes enteradas, solo en propaganda el CEN se gastó 15 millones de pesos en la publicidad de Liliana.

Terminada la jornada, y ante los señalamientos de que los recursos para la operación electoral no se habían aplicado, la cúpula ordenó una auditoría a Liliana y a su esposo, pero estos nunca rindieron cuentas.

El caso pudo ser tapado por la amistad de Carolina Monroy con Madrigal Méndez.

A partir de entonces, por los contratos millonarios que le consiguió el oficial mayor de Gobernación a su esposo, la excandidata pasó a escalar en la esfera social de Tabasco codeándose con la crema y nata de la clase alta.

Además de que se le va un cuadro bajo sospecha de corrupción, con la salida de Liliana el PRI tampoco pierde a un excandidato con potencia electoral:

En las elecciones para presidente municipal de Centro de 2015, el PRD aventajó al PRI con seis puntos. Y en los comicios extraordinarios de 2016, ya con Madrigal Méndez como cabeza de fórmula para el ayuntamiento, el sol azteca ¡le sacó 20 puntos al tricolor!



Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: