#¿Tropiezo o derrumbe?/ #Laberinto #Columna/ Escribe el Periodista @FelipeEladioMx

LABERINTO POLITICO

Por @FelipeEladioMx

“¿Tropiezo o derrumbe?”

A un mes del escándalo que cimbró Palacio Nacional, sin duda alguna, ya se puede hacer una evaluación, un resumen, un control de daños.

ENTRADA AL LABERINTO

Hay que dar por hecho que a la “cuarta transformación” le abollaron la corona de la honestidad, la transparencia, pero sobre todo de la austeridad, de la que tanto alarde se hacía. A un mes de distancia, todavía hay secuelas profundas; no hay nada aclarado, más que la ingenuidad de un discurso que tiene su mayor punto de apoyo y defensa en una empresa acusada de conflictos de intereses, diciendo que “no hay conflicto de intereses”.

Es un hecho que al “experto” en comunicación de masas, léase Andrés Manuel López Obrador, se le salió todo de control, el golpe fue tan brutal, que aún no se repone, el madrazo lo dejó “tembeleco”, así decimos en Tabasco, para referirnos a una persona temblorosa, con perdida de equilibrio, inestable físicamente luego de recibir un duro golpe en la cabeza. 

También es cierto que sus detractores tienen bien medido al presidente, es previsible; su respuesta visceral era de esperarse, su odio, su ánimo de revancha y venganza, fueron exhibidas en su justa dimensión, nos retrataron públicamente a un Presidente de la República intolerante. Su principal plataforma de comunicación “la mañanera” se volvió en ese momento en su contra, sin que se midieran o se pudieran calcular los daños causados.

OSCURO PASADIZO

Cuando comunicadores de distintas partes del país (Ciudad de México, Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Veracruz, Morelos, entre otros) me preguntaban en el 2006 sobre la probabilidad de que Andrés Manuel llegará a la Presidencia, mi respuesta era que no dudaba que llegara, que podría ser un buen presidente; pero enfatizando que a los Periodistas en general nos iría muy mal, pues acá en el trópico lo conocemos muy bien; siempre nos trató con desprecio, arrogante y soberbio, provocador y grosero; siempre he dicho que si lo dejaran solo, sino lo viera nadie, y pudiera matar a periodistas con sus propias manos, lo haría; pese a saber que en la mayoría de los casos el Periodista es solo un mensajero, un vocero entre la sociedad y el poder, entre la comunidad y los políticos, quienes manejan la cosa pública en el país. La mejor prueba de lo que escribo es el caso de Carlos Loret, Víctor Trujillo, Dennis Dresser, Joaquín López Doriga entre muchos otros; eso por un lado, por el otro, su amplia falta de empatía con los comunicadores en general, lo que tiene como corolario, su gigantesca irresponsabilidad para investigar y castigar tanto asesinato a periodista durante su Administración, son sus muertos, somos sus agredidos, no son de Fox, ni de Calderón, ni de Peña. No soy “anti amlo”; pocos saben que en mi juventud asistía a mítines de Andrés Manuel y del Ingeniero Cárdenas  en Tabasco, incluso junto con uno de mis hermanos, marché en algunas ocasiones por las calles de Villahermosa junto a López Obrador; ya de reportero del periódico “Respuesta”, que dirigía el Periodista Víctor Manuel Acosta, cubría sus eventos. En Tabasco varios periodista cercanos a él, hoy se quejan que tras haberle servido por años los trata con indiferencia, que es un malagradecido. Por todo ello, sigo sosteniendo lo mismo que hace 15 años en relación con la prensa de abajo, su actitud es miserable y reprobable, lo que hoy se le está revirtiendo.

PASADIZO DE SALIDA

Hoy muchos se preguntan si el Presidente se repondrá fácil, y cuándo, de este tropiezo que le provocó Carlos Loret de Mola y que fue bandera de la prensa mexicana durante todo este mes; puede ser, quizá; pero yo soy menos optimista, creo que aquí comenzó el derrumbe del Presidente Andrés Manuel López Obrador, no necesariamente del país, pero si de su discursito. Horas son estas de cambiar de tono, de libreto, de estrategias, de personajes y personeros, claro, pensando que en realidad pretenden seguir conduciendo al país.

LA SALIDA

Les deseo un excelente martes; nos procuramos mañana. Dios me los bendiga a todos; no olviden lo que dijo Alberto Cortez: “El honesto y el perverso
son dueños por igual del universo,
aunque tengan distinto parecer”.



Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: