#Asignatura pendiente»/ #TabascoPolitico #Columna/ Escribe el Periodista @Jose_LGG

Villahermosa. Tab., a 06 de noviembre de 2021.

TABASCO POLÍTICO

                        José Luis Gutiérrez Gutiérrez
                        jlggutierrrez@hotmail.com

ASIGNATURA PENDIENTE

Los tabasqueños, y avecindados aquí, tienen plena confianza de que cuando concluya en el 2024 el mandato constitucional el gobernador Manuel Merino Campos, haya hecho justicia, metiendo en la cárcel, a todos aquellos funcionarios que, sin recato alguno, saquearon no solo el arca estatal, sino federal y municipal.
Porque los deservidores públicos del atroz y rapaz gobierno de Arturo Núñez Jiménez y de doña Martha Lilia López Aguilera no se conformaron con clavarle feroz y ambiciosamente los dientes al erario choco, lo mismito hicieron con el presupuesto de la Federación. 
Y la mayoría de los ex alcaldes del primer y segundo trienio, no se quedaron atrás. Prueba de ello, es que los municipios que desgobernaron y asaltaron a mano armada, quedaron peor que cuando los recibieron, al grado tal, que literalmente, terminaron en bancarrota.
La gran asignatura de la presente administración es concluir, apegado al Estado de Derecho, cada una de las investigaciones abiertas en contra no nada más de Ángel Solís Carballo, Rommel Franz Cerna Leeder, Agustín Silva Vidal, David Gustavo Rodríguez Rosario, Pedro Jiménez León, Armando Priego Ramos, Lucina Tamayo Barrios, Ricardo Fitz Mendoza, sino de todos los que se encuentran involucrados en el colosal robo a Tabasco.
Incluyendo, por supuesto, a la sinvergüenza ex titular del ISSET, Alicia Guadalupe Cabrales Vázquez. La misma que en varias ocasiones fue públicamente denunciada por el actual director general de la agonizante institución médica Fernando Enrique Mayans Canabal.
Tabasco en anteriores administraciones había sido descaradamente atracado, pero lo que hicieron los “núñistas”, comenzando por el propio inútil de Arturo Núñez Jiménez y su adoradisima cónyuge Martha Lilia López Aguilera, no tiene nombre. 
Sin parangón en la historia tabasqueña. 

Que conste, además, que no son chismes de lavadero, ni nada que se le parezca. Dentro de la Fiscalía y del poder Judicial y del propio Congreso, funcionarios aseguran y afirman que tienen los suficientes documentos que evidencian y avalan el emblemático latrocinio que se llevó a cabo en el lamentable, ruinoso, penoso, asqueroso y trágico sexenio de Arturo Núñez Jiménez y su pandilla.
Decepcionante e igual de asqueroso sería que cuando termine el presente gobierno ninguno de los señalados y acusados por los colaboradores en función, sea juzgado y sentenciado. 
Más aún cuando el propio secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, en su entonces función de gobernador, denunció en más de una ocasión a los que sin misericordia alguna entregaron unas finanzas quebradas, vacías. 
Hay que recordarles, una y otra vez, para que no se les olvide, a los que gobiernan, que el partido en el gobierno ganó en el 2018, porque los ciudadanos votaron plenamente confiados en que una vez legalmente instalados, darían con cada uno de los que abusivamente se hicieron millonarios desde los cargos públicos que inmerecidamente ostentaron.
Ética, moral y políticamente están obligados a dar con los responsables del mayor robo perpetuado a la población. 
Pobres de ellos, si cuando finalizan sus responsabilidades legales, continúan en libertad los culpables del atraso, en todos los aspectos, pero sobre todo económico y socialmente, que se sufrió en el maldito sexenio de Arturo Núñez Jiménez y testaferros, pues literalmente, no se la van a acabar. 

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”
(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

La diputada “independiente” Katia Ornelas Gil, no tenía motivos de fondo para renunciar a la secretaría general del PRI, ni a la fracción parlamentaria del mismo partido.
Sus excusas y argumentos no tienen políticamente asideras. Carecen de validez y fundamento. Gozó de posiciones que en justicia no se las merecía. 
Había y todavía hay cientos de priistas con mayores méritos que ella, y, sin embargo, se las dieron a ella.
Su salida del cargo que ostentaba en el CDE del PRI y de la propia bancada, demuestran su ramplón oportunismo y ambición.
Se va, simple y sencillamente, porque necesita de vejigas para nadar.
Quien sí tiene suficientes motivos para irse definitivamente del tricolor, es el ex legislador federal y ex edil de Centla, Nicolás Bellizia Aboaft. 
Pues cuidado que el dirigentillo priista Dagoberto Lara Sedas le hizo la vida imposible, no solamente para que representará a su partido en la competencia para la alcaldía de Centla, sino en plena campaña. 
Y mire usted, a pesar de los rumores, de que se va a Morena, todavía continúa muy firme en el institucional.
Lo que de ninguna manera quiere decir, de que no lo esté pensando seriamente. 
La invitación no es mala, y más cuando viene de un amigo y colaborador del presidente Andrés Manuel López Obrador.
Cuántos no lo pensarían ni dos veces. 
Lo cierto, es que no puede darse el lujo de desecharla, y si lo hace, pues mi respeto.
En fin, él tiene la palabra.


Categorías:Noticias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: