#Armagedon #Columna “Abusos policiacos”// Escribe el Periodista Alfredo A. Calderón// No todo está podrido.

Armagedón//

“Pervertir el derecho del justo, no es bueno”
Proverbios 18:5//

Abusos policiacos//

Alfredo A. Calderón Cámara//
alfredocalderon1960@gmail.com//
Asumir el compromiso de mejorar el sistema de seguridad pública es responder a una exigencia de la sociedad en el cual Hernán Bermúdez Requena ha invertido, tiempo, trabajo y esfuerzo; sin embargo, dentro de la corporación todavía hay elementos que vienen arrastrando las viejas inercias y resistencias del pasado, un tipo de barbarie que da origen a la ineficacia en la correcta seguridad social que el Estado debe prestar y proporcionar al colectivo. Elementos nocivos que no lograron captar qué si la ley no se convierte en la referencia principal de respeto y convivencia social, no hay, ni habrán garantías ni acatamiento a los derechos humanos de nadie

Ese tipo de elementos, lejos de cumplir los propósitos, metas y objetivos definidos para servir a la sociedad; ayer por la madrugada, detuvieron a un profesionista que después de cenar en su domicilio –en Pomoca-, conducía con dirección a Gaviotas en compañía de una joven doctora amiga de la familia y que era trasladada a su domicilio; sin embargo, fueron interceptados por una patrulla de tránsito que –refieren los quejosos- de inmediato y sin que hubiera un examen médico toxicológico los integrantes de la patrulla de tránsito al conductor le diagnosticaron que iba drogado y alcoholizado, siendo agredidos ambos por parte de los patrulleros

La dama que iba en el asiento de pasajero, de inmediato le marcó por teléfono a su familia, quien se presentó en el lugar de los hechos, se identificó, ello generó que tuvieran que llamar a la policía de género para atender la situación e impidió que las agresiones se tornaran con mayor rudeza; ante la presión los abusivos policías no les quedó de otra que devolver el celular a la doctora que iba en la silla de pasajero y el conductor –acusado por los propios policías y agentes de tránsito de venir drogado y alcoholizado- fue trasladado a las instalaciones de Seguridad Pública donde una hora más tarde fue liberado

Es de tomar en cuenta varios aspectos: uno, si el conductor iba en estado de ebriedad y drogado, bajo ningún concepto podía haber sido liberado una hora más tarde, lo cual permite entrever que ante las evidencias de no estar en las condiciones que los elementos de la corporación le acusaron, siendo un agravante para los inmoderados y arbitrarios policías. Dos, Es de tomar en cuenta, el lugar que escogen estos malos policías y agentes de tránsito para cometer este tipo de desafortunados eventos: en el periférico frente al CREE, pasando la clínica del IMSS un lugar oscuro y solitario, a la una de la madrugada

Tres, bajo ningún concepto la sociedad merece ser tratados como delincuentes, máxime cuando se identifican y dejan constancia de ser ciudadanos útiles a la sociedad, no malvivientes y cuatro, en beneficio de la institución que dirige Bermúdez Requena y la directora de Tránsito Julissa Riveroll Ochoa, habrá que decir que no por la actitud de unos malos elementos se puede generalizar que toda la corporación se encuentra dañada; seguro es, que dentro de dicha corporación habrá buenos elementos muy lejos de la pésima actitud asumida por quienes esa noche pidieron cinco mil pesos por dejar libres a estas personas

Habrá que esperar la investigación correspondiente, que se deslinden responsabilidades y que este tipo de abusos policiacos dejen de darse en contra de la ciudadanía, que el problema de los abusos del personal de seguridad pública sea encarado con oportunidad y firmeza ya que bajo ninguna circunstancia deben de darse los abusos policiacos

SEPTIMO SELLO
Es de suma importancia que las víctimas de esta reprobable acción interpongan su denuncia o queja ante la propia Secretaría de Seguridad Pública para su inmediata investigación y castigo de quienes en ese momento abusaron de su autoridad, para que al ser investigado se deslinde responsabilidades a quien haya cometido este acto de abuso de autoridad. Ubicando tiempos y circunstancias, una de las demandas más enérgicas y generalizadas de nuestra sociedad es contar con cuerpos de seguridad pública eficientes y honestos: los elemento que hayan fallado la propia corporación sabrá aplica la sanción correspondiente

SEPTIMA TROMPETA
Desde que llegó Bermúdez Requena ha tratado de fortalecer la seguridad pública, restituir la justicia y el carácter prioritario de esa encomienda se fundamente en la necesidad de una sociedad de tener garantizada su integridad física y una eficaz salvaguarda de sus bienes, lo cual –de acuerdo a la versión de las víctimas- dicho principio fue feamente flagelado por quienes deben ser los primeros en respetar las normas

Un caso patético -sin duda-, fue el documentado en Cárdenas de los policías pateando una mujer sometida, esposada y tendida en el suelo de la batea de la camioneta; el video y la reprobación social fue fundamental, sirvió para cesar esos prepotentes y arbitrarios policías, dejando constancia que cuando se quiere meter orden se puede. A sus órdenes al teléfono 9931925625



Categorías:Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: