“Poco que celebrar” / Análisis sobre el autofestejo de Andrés Manuel López Obrador: @manuelandrade65

Por: Manuel Andrade 

El pasado 1 de Julio se cumplieron dos años del Triunfo Electoral de López Obrador como Presidente de la Republica.

Ganó además con un contundente resultado solicitado por el mismo papara realizar el cambio prometido, y tener en el Senado y en la Cámara de Diputados mayorías absolutas por sí solo.

Sus principales compromisos de cambio se basaron en la Lucha contra la Corrupción, La Seguridad Publica, La Economía, la Austeridad del Gobierno.

En materia de corrupción, aseguró que con su ejemplo desde la Presidencia y vigilándoles las manos a los demás, erradicaría el problema. Como las escaleras, dijo, la corrupción se barre de arriba hacia abajo.

Tratándose de Seguridad, afirmó, había que atacar las causas de la violencia criminal y no los síntomas. Y prometió que en un año lograría la pacificación del país.

En materia económica hablo de que México, resolviendo esos dos problemas, podría alcanzar su potencial de crecimiento.

La Cuarta Transformación (4T) bajo cuyo título “encuadro” su Sexenio, generó una ola de Esperanza. El cambio prometido alentó altas expectativas en la población.

Sin embargo, a dos años de distancia, muy poco a casi nada queda de aquellas ilusiones. La esperanza se convirtió en desasosiego, el anhelo en pesadilla y la voluntad en simple ilusión y mentira tras mentira.

El ejercicio del poder ha sido atropellado y las adversas circunstancias (la fortuna, diría Maquiavelo) lo han complicado.

El diagnóstico pudo haber sido el correcto, pero la medicina aplicada por el gobierno, en vez de sanar al paciente, lo acabó de enfermar.

El presidente se especializó en echarle la culpa de sus fracasados e ineficiencias de gobierno a otros; lo mismo al pasado reciente y remoto, a la oposición, a los conservadores, a los empresarios, a la clase media, a los profesionistas, vaya, hasta al COVID-19 , “Tan bien que íbamos y se nos presenta la pandemia”, dijo, pero lo cierto es que la crisis ya había sido desde antes provocada por las malas decisiones de su gobierno en materia económica y hacendaría que provoco entre otras reacciones la renuncia de su Secretario de Hacienda.

México será una de las economías más afectadas por la pandemia del COVID-19. De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sufrirá una caída en 2020 de 10.5%, más pronunciada que el promedio de América Latina (9.4) o el de los países en desarrollo (3.0).

Pero no tan sólo será la caída será más profunda, sino que la recuperación de la economía mexicana será más lenta. En otras palabras, tomará años para que México regrese al nivel que tenía al inicio de este Gobierno.

Ha retado y estirado en exceso la Liga de su popularidad y de la esperanza que concito.

Tiró a la basura la mega obra del NAIM.

Nos dejó sin gasolina unos días por su guerra al huachicol y su popularidad siguió intacta.

La tragedia en el municipio hidalguense de Tlahuelilpan (137 fallecidos) tampoco le afectó.

Liberó, en octubre de 2019, al narcotraficante Ovidio Guzmán, que tenía amenazada la ciudad de Culiacán. Y su popularidad no tuvo gran merma.

Ese fenómeno lo llegaron a bautizar como el “efecto teflón” porque nada le pegaba.

Pero el poder desgasta cuando no hay resultados.

Y en la 4T no los ha habido como hemos venido comentando en esta colaboración, Ni económicos ni de seguridad ni de empleo ni de salud.

Dos años en Palacio Nacional, su gobierno no ha sabido lo que es crecimiento (palabra que quiere sacar del diccionario económico).

De salud mejor ni hablamos. Escasez de medicamentos para niños con cáncer, caos en la transición hacia el Insabi y lo peor: el manejo de la pandemia ya nos tiene en el podio mundial de la letalidad, que se mide por el número de contagios.

Es demasiado. El desgaste tenía que llegar. El índice de confianza está en uno de sus peores niveles.Todas las encuestas, hasta las más amigables, lo tienen a la baja.

Luis Carlos Ugalde define brillantemente la situación: “López Obrador, se atrapo entre el continuismo inercial y la demolición del legado de los gobiernos anteriores, y optó por la destrucción. Decidió empezar de cero, como si el electorado le hubiera extendido una “carta blanca” para hacer y deshacer a su antojo.”

Se olvidó de proceder con la cautela del reformador, que primero identifica lo que conviene preservar y luego emprende las mejoras. En su lugar, López Obrador optó por el repudio del México que recibió, al que considera un legado maldito del “neoliberalismo”.

El gobierno de la 4T ha envejecido pronto. Perdió la esperanza y se volvió angustia. La reacción común cuando se habla de López Obrador es ¿Y ahora qué hizo? ¿Y ahora que dijo? Es la angustia de todos los días. Un gobierno pues que a dos años de su triunfo parece no darse cuenta que ganó las elecciones y sigue en campaña electoral. El próximo año será la oportunidad de poner remedio al exceso, a la borrachera democrática y a la venganza electoral que se ejerció para tener una democracia más representativa, de pesos y contrapesos en donde la premisa es que le vaya bien a México, al País, a los Mexicanos aunque no le vaya bien al Presidente.

Tomado del diario “Ahora Tabasco

Manuel Andrade Díaz es un político mexicano, miembro del Partido Revolucionario Institucional, que ocupó el cargo de Gobernador de Tabasco de 2002 a 2006. Es licenciado en Derecho por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y diplomado en Derecho Electoral y Derecho Parlamentario.

Manuel Andrade Díaz es un político mexicano, miembro del Partido Revolucionario Institucional, que ocupó el cargo de Gobernador de Tabasco de 2002 a 2006. Es licenciado en Derecho por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y diplomado en Derecho Electoral y Derecho Parlamentario; ha sido legislador local en dos ocasiones. Actualmente se dedica al análisis político del país, participando en diversos medios de comunicación.



Categorías:Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: