#PorSiNoSabias || Dejan trás las rejas al agresor del #CasoMarissa; tiene #Tabasco Poder Judicial a la altura

“… Los hijos son la esperanza, y el por qué de nuestras vidas.”

H.Gagliardi

 

Agencia IDMx

 

El hombre aparenta una edad que no tiene, pero estas horas lo han hecho recordar sus tiempos viejos, con un rejuvenecimiento histórico que quizá le trae más sinsabores que alegrías… Intenta concentrarse, estar sereno, guardar la compostura; pero al hijo del emblemático y poderoso líder campesino le tiembla la mandíbula, el parpado, cruza para un lado y para el otro las piernas, las que no encuentran acomodo…  Solo tiene ojos para su hijo, lo acompaña a tres metros de distancia, los separa una banca y una barandilla, ni en sus sueños más oscuros pensó estar ahí, pero ha llegado, como todo padre que ama a su pequeño hijo…

 

Es un viernes muy soleado, coincidentemente llegan una lujosa camioneta TUNDRA de la Toyota color blanca, y una “Perrera” del Creset, de esta última, desciende un hombre joven, que pese a su calvicie no debe rebasar las cuatro décadas, viene cubierto con un chaleco antibalas, se ve fornido, me hace recordar las imágenes de la detención y presentación de “La Barbi”, minutos después, el tipo de Abogado completarían mi escena como arrancada de una serie de gánster, muy de moda de los últimos años en México; son ya las 11:35 de ese día.

 

El sujeto es llevado a la planta alta del edificio donde se encuentran enclavados los Juzgados de Juicios Orales, del Tribunal Superior de Justica, a un costado del triste Tutelar para menor infractores, kilometro 6, aproximadamente sobre la carretera Villahermosa-Frontera. Nos registramos para ingresar, hay una audiencia sobre un tema muy sonado en las redes sociales, no así en las estaciones de radio y la prensa obsoleta tradicional del diarismo; ese día se va a dictar un fallo “trascendental, para la impartición de justicia en el estado de Tabasco”, sostuvo la legisladora más polémica de la Cámara de Diputados de la Entidad, Dolores Gutiérrez Zurita, al subir a la Tribuna del Congreso el pasado jueves, previo a este viernes 06 de diciembre, donde hizo referencia al #CasoMarissa, exhortando a los jueces a no aceptar presiones de ningún tipo, en clara referencia a que el agresor resulta pertenecer a una familia con apellidos de mucho peso en la nomenclatura del poder público.

Con unos minutos de retraso inicia la Audiencia, es una continuación de una diligencia abierta hace seis días, pero no le quiero meter en tecnicismo legales, por eso le iré contando de una manera sencilla y fluida, intentando darme a entender. El Abogado defensor llega abriendo fuego, sobre la humanidad de tres Fiscalitos, jóvenes, una mujer y dos masculinos; exige a la Jueza les haga efectiva una multa en sus contra, que por no prestarle el expediente para que pudiera hacer una buena defensa, la verdad que conociéndolo, si se la entregan puntual, tampoco hubiera distado mucho de su actuación de hoy, penosa, vacía, hueca, sin nada; todo su desconocimiento de la materia lo camuflajea con confrontaciones estériles, y hace todo, menos algo que ayude a su defenso; en descargo a su actuar, cuando menos la autoridad le concedió lo menos importante del día: multar a los jovencitos, casi pubertos. Tiene cinco días para pasar a pagarla.

 

Los fiscales, sin duda alguna, estarán pensando: “que gente tan malagradecida”, refiriéndose a la defensa del agresor, ya que éste tuvo todas las facilidades y apoyo de parte del Fiscal, a quién hoy quieren comerse vivo, pues mucha de la complacencia de su titular Jaime Lastra Bastar, trascendieron y hoy quedaron en evidencia pública, como el hecho de mandarlo 4 días a las cómodas camas de la prestigiada clínica “AIR-2000”, pese a que él mismo día de los hechos una medico Perito de la misma Fiscalía dijo que sus lesiones leves no ameritaban ninguna hospitalización;  también le ayudaron en no integrar bien la Carpeta por el delito de Amenazas en contra del padre de la víctima que finalmente hoy se desechó; violaron con toda la intención del mundo mundial, la cadena de custodia del arma, elemento indispensable en el cuerpo del delito; dieron las facilidades para limpiar de huellas digitales la poderosa pistola escuadra .380, de fabricación yugoslava, y de uso exclusivo del Ejército, con la misma intención de favorecer al imputado; y el favor, más grande recibido, fue el no ponerlo inmediatamente a disposición del Ministerio Público Federal por la portación del arma. Definitivamente Jaime es mejor amigo que Fiscal. La reincidencia en el delito por parte de Aureliano “N”, lo mandaría a la sombra unos meses.

 

Para las 12:25 del día, la Jueza ha preguntado a los Fiscalitos si hay algo nuevo que aportar tomando en cuenta que se duplicó el termino para ofrecer pruebas, luego de su respuesta en sentido negativo, la titular del Juzgado de Oralidad concede el uso de la voz a la defensa, el famoso “Goli” dio inicio a su intervención, quizá para justificar sus honorarios, pensar lo contrario sería terrible, pero se tardó exactamente una hora exponiendo nada, el 99 % del valioso tiempo de todos, lo ocupó para autodefenderse de no haber sido tratado como Abogado del Imputado, y el tiempo restante en cosas muy distantes de una buena defensa; vale aclarar que hubieron dos Abogados defensores particulares que hacían el uso de la voz, la otra era una dama. Al terminar la Defensa su intervención, la Juzgadora concede el uso de la Voz a los Fiscalitos para contrarrestar los asegunes de la parte contraria. Así va transcurriendo el tiempo en aquella pequeña sala repleta de asistentes, 40 personas son suficientes para abarrotarla; hay dos elementos pertenecientes a la “Policía Procesal”, vestidos impecablemente con un pantalón azul marino y portando una camisa blanca, con logotipos de la Secretaría de Seguridad Pública y un bordado en las mangas de la bandera de México. Como si estuviera solo, quizá confundido por nuestro silencio, uno de los polis se lleva la mano a la nariz y boca, soplando, según él discretamente para conocer la fuerza de su aliento, con un gesto al fruncir el ceño nos comparte la desagradable respuesta que buscaba; la sala debe medir 36 metros cuadrados, cuatro cámaras de video, 2 climas de dos caballos, dos potentes bocinas de la marca JBL, una pantalla de aproximadamente 49 pulgadas,  dos escritorios, una línea de sillas frente al juzgador destinados para los Fiscales y sus víctimas, y una similar frente a la auxiliar que conduce la audiencia, donde se acomodan la Defensa y los Imputados. A las 14 horas con 45 minutos, y luego de haber escuchado a las partes, la Jueza decreta un receso de una hora y quince minutos, para analizar el tema, y al regreso dictar su fallo resolviendo la situación jurídica del detenido. Auto de libertad o de sujeción a proceso. Todos a la cafetería.

 

Ahora sí puntual, se retoma la audiencia, la Juzgadora es dueña de una voz que atemoriza, aguda, clara, implacable, adelanta que está parcialmente de acuerdo con los argumentos de los Fiscalitos, y de algún modo con los esgrimidos por la pobre Defensa, y a “boca e jarro” adelanta su fallo, “voy a conceder el auto de no vinculación a proceso por el delito de Amenazas, que se dijo se cometió por el hoy Imputado contra el padre de la otra víctima, Efraín “N”, por no estar debidamente acreditado en autos la probable responsabilidad de Aureliano “N”; y voy a conceder a la Fiscalía el auto de vinculación a proceso por el delito de Feminicidio en grado de tentativa cometido en agravio de Marissa “N”. Como agua hirviendo caen esas últimas palabras al bando de la Defensa y el Imputado, el más descompuesto es el hermano del acusado, Hernán, al que se le preñan los ojos de llanto nublando sus lentejuelos; su padre, sentado a su izquierda, no flaquea, no puede o no quiere, su compostura debe ser la de un roble, pero tiene sangre en las venas, es padre, y su piel si cambia de color. Desde su arribo al Juzgado sabía a lo que llegaba, lo que le esperaba a su hijo, tuvo varios días de cabildeo, tanto con los familiares de la víctima, como en los más altos niveles de la clase política y gobernante, en algunos lugares ni fue recibido, mandó mensajes y realizó llamadas que jamás le fueron regresadas; era una manera sutil de decirle: “En esta estás solo”.

 

Escuchemos a la Jueza:

Dice la Fiscalía que no todas las lesiones ponen en peligro la vida –y yo agrego, dice- pero que hay acciones que sí”.

De esa manera, lapidaria, inicia su relatoría, de los elementos de prueba, para desestimar el delito de Amenazas, y para confirmar los elementos suficientes para sostener su resolución y dictar auto de vinculación a proceso por el delito de Feminicidio inacabado (tentativa); si en sus primeras líneas de intervención creíamos que ya habíamos pasado el trago amargo, que lejos estábamos de saber lo que a continuación escucharíamos de boca de la Jueza…

 

Esto es lo medular de la declaración de la víctima: “él es mi novio; estábamos solos en mi casa, por la tarde noche ingerimos vinos, estábamos hablando de unos negocios que estamos haciendo juntos; entrada las horas, ya por la madrugada, le pregunté que si que pensaba, si formalizaríamos nuestra relación, que yo no estaba conforme de esa manera, pues él está casado y me había asegurado que estaba en trámites de divorcio, argumentaba que no era tan fácil resolver ese tema, le hablé de dejarnos, eso lo enfureció, me dijo que yo ya era su mujer, y que no me estaba permitiendo dejarle, me dijo que cuando lo dejé, hacía dos semanas, me había ido de puta, que me había puesto en GPS en mi vehículo, que le confesará en ese momento con quien me había ido, pegándome en el rostro con el puño cerrado (él mide 1. 80, es musculoso y debe pesar más de 100 kilos, ella debe medir 1.50 mts., y no debe llegar a los 50 kilogramos); se levantó de la sala, se fue a su cuarto, él la siguió, ya con la pistola en la mano, una poderosa .380, escuadra, abastecida y en manos de un experto en tiro al blanco, es del dominio público su destreza, de la que él mismo hace alarde; la tira en la cama de la habitación la empieza a golpear con la pistola, en los brazos, en las piernas, en la espalda, y varios golpes en el pequeño cráneo, la está moliendo a golpes; ella pide que pare, él no escucha, solo le grita que a él no lo va a dejar, que de él no se va a burlar, que él es un hombre poderoso, mientras golpea hasta el cansancio; ella en un acto de supervivencia, narra cómo se humilla, pide perdón, y esas lastimeras palabras hacen eco en el abusivo, quien para, sale al baño, ella aprovecha para correr a la cocina, grita por la ventana, pide auxilio al vigilante, la bestia la escucha, regresa para terminar lo que había empezado, “ahora sí te voy a matar maldita puta”, la vuelve a meter al cuarto, la sigue golpeando con la pistola, se la vuelve a colocar en la sien. Los gritos son ahora más desgarradores.

 

Ella tiene suerte, si se puede decir esto en esta escena, su padre llega en unos minutos, Efraín “N” se hace acompañar de su chofer, trae llave, fue su casa, entra corriendo, desesperado, la angustia lo invade, apenas llegaba y ya escuchaba los desgarradores gritos fundidos en sollozos de su hijita, entra a la recamara, la escena no puede ser peor, ve a su hija a merced de Aureliano, sucumbida a los golpes de cachazos, inmediatamente salta sobre él, le ayuda su chofer, lo doblan, lo someten, lo desarman… Todos pudieron ser asesinados aquel día, el abastecedor tiene 14 cartuchos útiles, los milagros existen; como padre, sin duda, no mides los peligros en ese momento, es tu vida por la de tu hijita.

 

“Obra en el expediente –apunta la Juez- un certificado médico que anota 19 lesiones, tres en el cráneo aún sin dictaminar su gravedad y secuelas, todas producidas por objeto contuso”.

 

El ambiente en la sala de audiencia, ante el desgarrador relato, es realmente sombrío, por muy sereno y objetivo que quieras estar, esa narración te atrapa, te impregna, te deja sin habla, se siente el nudo impotente en la garganta; es visible la nostalgia del Padre del agresor, quien solo contempla la espalda de un hijo, que con un semblante palidecido,  la sangre abultada en el rostro, tiene la cabeza enterrada en la mesa; el imputado no puede hablar, quizá ni quiera.

 

PENAS PARA EL FEMINICIDIO

Artículo 115 bis.- A quien cometa el delito de feminicidio se le impondrán de cuarenta a sesenta años de prisión y de quinientos a mil días multa. (Código penal de Tabasco)

Consulté a un ex Juez, los posibles escenarios:

Reportero: ¿Cómo ve usted el desenlace?

Ex Juez: “Tomando en consideración la última reforma al código penal para el estado de Tabasco, en 2016 las penas se elevaron, ahora el Feminicidio alcanza como mínima 40, y como máxima sesenta; y la norma obliga a aplicar las dos terceras partes a la tentativa; puestas las cosas así, el muchacho alcanzaría una pena mínima de 26 años seis meses, y una máxima de 40, si se le comprueba el delito, ambas sin derecho a fianza.”

-Reportero: ¡Diablos!

 

Faltando 15 minutos para las seis de la tarde concluye la maratónica audiencia que dio inicio al medio día; luego de un estira y afloja por el plazo para ofrecer pruebas y desahogarlas, entre la defensa y la fiscalía, la jueza determina dos meses para cerrar esta etapa.

 

Amén de su vergonzante conducta, en la que es dable pensar que esperaba recibir favores de poderosos para librarla esta vez, a Aureliano lo ha atrapado (que bueno) la coyuntura, el #UnVioladorEnTuCamino,  #ElVioladorEresTU, de Chile que ya es una protesta mundial contra los abusos del poder de los machos contra las mujeres; también lo “perjudica” el movimiento nacional feminista #NiUnaMas, el cobarde asesinato de #AbrilPerez que conmocionó al país, pues se cree que la debió mandar a asesinar su ex marido; la visita del Presidente por tierras tabasqueñas, precisamente estos días, sin duda le pega, nadie quiere que le cuelguen milagritos, menos el gobernador que tan mala relación tiene ahora con el Ejecutivo Federal y buena parte de su gabinete; sin duda también la próxima visita del Presidente del Poder Judicial, Enrique Priego Oropeza, al Congreso para rendir su primer informe de labores;  y como corolario, que “no es lo mismo ser una pobre amante, que una amante pobre”, escuche decir.

 

Hay mucho hermetismo en el caso, al grado que siendo Tabasco uno de los estados que más medios de comunicación tiene, que se cuentan en decenas, solo este diario digital se ocupó del #CasoMarissa; no somos héroes, ni buscamos reconocimientos, ni nada por el estilo, solo cumplimos con nuestro deber, el compromiso social: Informar con la verdad; cuando vemos esta prensa que tiene Tabasco, es cuando estamos muy de acuerdo con las autoridades, cuando dicen que deben desaparecer.

 

Con una presencia “invisible” se puede uno enterar de más cosas…

Logro escuchar una plática entre una de las víctimas y su abogado, minutos antes del fallo:

Víctima: ¿Cómo ves el tema?

-Abogado: Creo que lo van vincular a proceso; no tienen de otra.

Víctima: Ok, perfecto; pero ya te dije, no vamos a hacer, ni pedir, más de lo debido.

-Abogado: Sí, ya quedamos.

Víctima: Su familia es amiga, sus amigos son nuestros amigos; tienen que entender…

-Abogado: Con los días seguro irán recapacitando.

Víctima: Eso espero, para buscar el menor daño posible a nuestras familias…

2 comentarios en “#PorSiNoSabias || Dejan trás las rejas al agresor del #CasoMarissa; tiene #Tabasco Poder Judicial a la altura”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s