#ParaUsted // “Bendita apatía” #ColumnaPolítica del Periodista: @chayogomezg

Actualmente existe en nuestra sociedad cierto rechazo e indiferencia hacia la clase política y la vida en torno a ella. Las causas de esta apatía son muchas y hacen que las instituciones pierdan credibilidad: la corrupción, las políticas restrictivas, la falta de cercanía respecto al ciudadano, las promesas incumplidas, la incompetencia y la baja formación de los políticos, la falta de empleos y oportunidades para todos, por citar algunas.

Una larga lista de causas que hacen que los ciudadanos, cada vez más, se aíslen de la política, lo cual supone un peligro para el ejercicio de la democracia. Si los ciudadanos pierden el interés por la política, se corre el peligro de que a las instituciones lleguen políticos que tampoco se preocupan por los ciudadanos, y cuando estos no prestan atención a la política tampoco se interesan por los asuntos de la vida pública, es decir, por aquellos que les afectan directamente.

La apatía es la falta de emoción, motivación o entusiasmo. Es un término psicológico, nos dice el diccionario, para un estado de indiferencia, en el que un individuo no responde a aspectos de la vida emocional, social o física.

La apatía es una condición o estado de falta de motivación o de interés por los diferentes aspectos de la vida, generalmente asociada a un estado de malestar o desesperanza.

¿Nos encontramos los tabasqueños, en una sociedad pasiva, conformista, incrédula, inconmovible y absorta?

Por primera vez en muchísimos años, el segundo domingo del mes de Noviembre pasó desapercibido por la inmensa mayoría de los tabasqueños. Fue un domingo con asuntos sin importancia para la entidad.

Calles vacías con un olor fétido a inseguridad, desesperanza, miedo y necesidad; “nadie dejaría a sus hijos o a su familia sin comer”, alcanzó a balbucear el encargado de la rienda de la esquina, cuando se le preguntó en torno al terrible problema que viven en materia de seguridad y sus causas.

La falta de una eficiente estrategia en materia de comunicación para hacerle patente a los tabasqueños de la importancia de la fecha; día del informe gubernamental, ya que se apostó todo a una estación de radio con, presumiblemente el mayor rating; al canal oficial de Televisión (mejor conocido como el canal de Dios, porque todos saben que existe, pero nadie ve), y otro canal televisivo de características comerciales.

Vaya, nos confió una gente que sabe de este negocio; al actual régimen le brotó lo priista, por aquello de que le tuvieron que pagar a la prensa (me aclaró que a la radio y la Televisión, porque los medios impresos fueron nuevamente ignorados y ninguneados), para que les echaran porras. La prensa escrita no existe para ellos; así de fácil y sencillo; ¿alguien lo duda, luego de lo de ayer domingo?

Ayer lunes, inicio de semana, amaneció con un evidente y contundente silencio total de la sociedad tabasqueña en torno a la lectura del documento que constata las acciones realizadas por la administración pública estatal a un año de su primer ejercicio de gestión, del poder y de las instituciones.

Escenario sin credibilidad y de, insistimos, silencio total, porque a nadie le importó lo que ahí se dijo y lo que se difundió. En efecto, fue un evento austero, sin la pompa de antaño, pero con la nula presencia de la sociedad; de los hombres y mujeres de a pie; con jóvenes ignorados y mujeres, lo mismo o peor tantito.

¿Por qué la sociedad tabasqueña ni se inmutó o inmoló en un día de importancia trascendental, donde sus gobernantes dan cuenta del uso de un presupuesto de 53 mil 268 millones 246 mil 630 pesos, destinados al desarrollo social, combate a la pobreza, productividad, salud, educación, seguridad y demás renglones inherentes a una nueva forma de hacer las cosas?

Esa pregunta que se formuló, tuvo una respuesta coincidente en todos los sentidos; porque saben que no hay interés para atenderles en sus necesidades y sus anhelos; en ser escuchados y tomados en cuenta. Sencillamente y en pocas palabras, como ciudadanos no existen.

Y Para Usted También**jugar al teléfono descompuesto, es una forma, mala por cierto, que se tiene en el Congreso del estado para la toma de acuerdos, la pluralidad y el avance en torno a la agenda política de los intereses reales de los tabasqueños**”no hay comunicación y son la mayoría (en este caso la fracción parlamentaria de Morena y su coordinadora Beatriz Milland Pérez), quienes siempre deciden, sin tomar en cuenta a las fracciones parlamentarias minoritarias”, aseguró la legisladora del PRI, Ingrid Rosas Pantoja, al cuestionar y criticar, que se dé por la bancada de Morena el avasallamiento y la violación de los acuerdos en el recinto legislativo**precisó que no se dio una explicación del por qué se decidió que el vicecoordinador de Morena, Luis Ernesto Ortiz Catalá, subiera a tribuna a fijar posicionamiento en el primer informe del gobernador, cuando lo pactado era que serían los coordinadores**uff**fue todo por hoy**hasta mañana dios mediante.


Para Usted

Mario Gómez y González
chayogomezg@hotmail.com


La imagen puede contener: 1 persona, texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s