#ParaUsted // “Tabasco: modelo económico intacto” #ColumnaPolítica del Periodista: @chayogomezg

Mario Gómez y González
chayogomezg@hotmail.com


La economía petrolizada es aquella en la que el petróleo es la base del desarrollo económico de un país. En esos casos, la venta de este recurso constituye la principal fuente de entrada de riqueza. Como buenos ejemplos de la petrolización de la economía podemos señalar a los países del Golfo Pérsico, como Arabia Saudí, Bahréin o Kuwait.

El peso de las exportaciones de petróleo en el Producto Interior Bruto de los países con una economía petrolizada es muy grande. En el caso de Arabia Saudí o Kuwait representa más del 50% de su IPC. Otras naciones, como Venezuela, ven como el 30% de su riqueza depende de los precios del crudo.

La economía petrolizada, coinciden expertos, se enmarca en la llamada economía monoproductora; o sea, su creación de riqueza se concentra en un único producto. Esta poca diversidad convierte a estas naciones en extremadamente dependientes de los precios a los que pueda vender su producción. La dependencia histórica de este recurso ha hecho que no se hayan desarrollado nuevas fuentes de riqueza.

En el caso del petróleo, esta circunstancia causa una aparente contradicción. Han tenido décadas de gran crecimiento económico, pero ante la actual crisis de precios y un futuro con menos capacidad de producción, todas las naciones afectadas están intentando diversificar su economía. Pero, ¿Qué tiene que ver lo anterior con México y, especialmente con Tabasco?

Con José López Portillo en la presidencia de México, vino un auge en la economía, por lo menos durante los primeros tres años, ya que se encontraron nuevos yacimientos de petróleo, lo que ayudo a que hubiese mayor estabilidad en el país, a esto se le llamo la petrolización de la economía, lamentablemente el petróleo no es eterno y en 1981 con el abaratamiento del hidrocarburo, se vino otra vez la inestabilidad económica de nuestro país, una inestabilidad que nunca se fue solo se escondió atrás del oro negro.

En Tabasco, los gobiernos constitucionales se desentendieron de las vocaciones productivas primarias de la entidad e hicieron a un lado, arrinconándolas y obligándolas a replegarse e incluso a desaparecer, toda una gama de actividades que por muchos años le dieron a la entidad presencia y prestigio, tales como la ganadería, la pesca, la producción agropecuaria, la industrialización de la producción agrícola, el turismo, la silvicultura (producción maderera), por mencionar algunas.

Le apostaron con todo al petróleo y a las actividades que emanaban de su explotación, extracción y producción; porque, claro, era la moda (se “apoyaba” las directrices presidenciales en turno) y lo que generaba dinero a raudales por conceptos de participaciones federales y. últimamente, excedentes petroleros; todo era felicidad, pero el campo y la agroindustria, los recursos hidráulicos y otros más, se depositaron en el baúl de los recuerdos o en el cajón del olvido.

Todavía, durante el gobierno de Arturo Núñez y su esposa Martha Lilia, el titular del Poder Legislativo José Antonio de la Vega Asmitia, cuando los recursos del petróleo comenzaron a ser menos por la crisis energética mundial, “y de la cual Tabasco no puede sustraerse”, decía poco más o menos el mal recordado mandatario, su alfil y proyecto político José Antonio de la Vega Asmitia, se desgañitaba en tribuna y rasgaba sus vestiduras, diciendo que había que despretrolizar Tabasco.

Ahora Pepe Toño, extrañamente cambió el sentido de sus palabras, de sus discursos y con el pecho henchido de placer y de gozo, como exponiéndolo a las balas, ahora grita a todas voces que la entidad tiene que ser la capital energética del país y del sureste; que la actividad petrolera, nos llevará nuevamente aprender cómo administrar la abundancia y que, ahora sí, todos seremos felices y a Tabasco le irá mejor.

Lo cierto es, que los sectores productivos de la entidad siguen durmiendo el sueño de los justos; no hay programas a corto, mediano y largo plazo que vislumbren podamos volver a ser potencia en producción agropecuaria, pesquera, ganadera, maderera, industrializadora de productos como la pimienta, el cacao, la copra, el plátano, el turismo; no, seguimos en lo mismo, el comercio y los servicios para la actividad petrolera y sus derivados.

Voces partidistas de oposición, coinciden en señalar que los resultados en materia económica, de generación de bienestar, empleos, productividad y desarrollo, son precarios y en casi nada han ayudado a resolver los problemas por lo que atraviesan los tabasqueños de todas las clases sociales. No ha ayudado al desarrollo del estado el tener un Presidente de la República tabasqueño; “nunca como antes habíamos tenido un inicio de sexenio tan desastroso, existe poca inversión social, en infraestructura, se han contraído diversos sectores”, critican.

Cuestionan que se haya querido apostar todo al proyecto de la Refinería en Paraíso y el Tren Maya, para resolver la problemática que enfrenta el estado; al definirlos como “espejismos”, porque todavía no se sabe a ciencia cierta, cómo va impactar estas obras en Tabasco, lo que es un claro indicativo, agregan, de que no se han podido generar programas que resuelvan la situación económica en base a las vocaciones productivas y primarias de la entidad, y dejando como complementarias, las referente a la industria petrolera.

Y Para Usted También…

La senadora por Tabasco y Presidenta de la Cámara alta, Mónica Fernández Balboa, reconoció que el presidente Andrés Manuel López Obrador, regañó, “tantito y a los más rijosos”, a algunos dirigentes y actores políticos de Morena por las confrontaciones al interior del partido, por quienes han perdido de vista el objetivo de Morena por intereses personales; “en ese momento estamos fritos”, dijo tras reconocer que sería muy duro para el partido que AMLO dejara de militar en él, gracias a los conflictos internos que se han generadoel circo mediático en torno a las acusaciones del coordinador de asuntos jurídicos del gobierno estatal y cuñado de Beatriz Milland Pérez, Guillermo del Rivero, en contra de la titular de Liconsa Edith Villareal y de Raúl Cabrera Pascacio (esposo de la diputada priista Ingrid Rosas, voz crítica de la titular de la Jucopo), al parecer comienza a desbaratarse, luego de que la funcionaria federal, informara que un ex funcionario de esta dependencia, fue el que incurrió en las irregularidades, pero que ya renuncióademás de que hasta ahora, ella no ha recibido notificaciones de las autoridades, y permanece al frente del programa de abasto de leche, desde que inició invitada por Ignacio Ovalle, titular de Segalmexhasta mañana Dios mediante.

La imagen puede contener: 2 personas, texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s