#Opinión //¡¡VENGANZA POLÍTICA!! / Por el Periodista: José Luis Gutiérrez Gutiérrez

TABASCO POLÍTICO

José Luis Gutiérrez Gutiérrez.
jlggutierrez@hotmail.com


Si el gobierno del estado actuará con la misma velocidad con que procedió a demandar al ex delegado de la SEDESOL, Héctor Raúl Cabrera Pascasio -esposo de la diputada priista, Ingrid Margarita Rosas Pantoja-, el ex gobernador Arturo Núñez Jiménez y su rapaz cónyuge Martha Lilia López Aguilera, no andarían campantemente paseándose por España.

Ni los ex funcionarios “que acabaron con la quinta y los mangos” estarían disfrutando los millones de pesos que se llevaron a la mala, tal y como lo aseguran algunos miembros del gabinete “adancista” y el propio gobernador Adán Augusto López Hernández.

Por ello sorprende y llama poderosamente la atención la sospechosa demanda por supuestos delitos electorales, en contra de uno de los principales detractores y aspirantes a relevar a la neófita alcaldesa de Teapa, Tey Mollinedo CanoHéctor Raúl Cabrera Pascasio.

            Así como también en contra a la titular de la DICONSA, Edith Villareal.

Digo sospechosa querella del Coordinador General de Asuntos Jurídicos del Gobierno del Estado, Guillermo Arturo del Rivero León, porque hay motivos de sobra para creer, que más bien, se trata de una venganza política como consecuencia de los duros señalamientos de corrupción que en la tribuna legislativa ha planteado la parlamentaria Ingrid Margarita Rosas Pantoja y principalmente, su homólogo y correligionario Nicolás Bellizia Aboaft.

Quien fue el primero que la acusó de inepta, corrupta y mentirosa, ya que, hasta el día de hoy, no ha sabido ni podido explicar el destino de los más de 300 millones de pesos que le fueron asignados este año al Congreso o, mejor dicho, a la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), que dirige “tras bambalinas” la nefasta paraíseña.

El que, por cierto, debe de tener mucho cuidado, pues la embestida gubernamental lleva implícitamente una clara amenaza para los que se han atrevido a criticar a Milland Pérez.

Y más suspicacias ha levantado la actuación “sesgada” del funcionario gubernamental, por el existente conflicto de intereses que hay, ya que para nadie es un secreto que Beatriz Milland Pérez es cuñado de Guillermo Arturo del Rivero León.

Sin perder de vista, que esto ocurre precisamente, cuando se está a unos días de que el inquilino de la Quinta Grijalva acuda al recinto legislativo a presentar su Primer Informe de Gobierno. Y cuando el Presidente Andrés Manuel López Obrador y su gabinete de seguridad -a casi una semana-no le haya la cuadratura al círculo, a los penosos sucesos de Culiacán, Sinaloa.

El mandatario se comprometió públicamente a responder cada una de las interrogantes de los diputados, y en la que los priistas pueden meterlo en un callejón sin salida, siempre y cuando no haya marcha atrás en la atrevida y riesgosa decisión tomada por el Ejecutivo ni los diputados se dejen “maicear” ni presionar desde el poder, como vulgarmente lo están pretendiendo con Ingrid Margarita Rosas Pantoja.

Los alcances y efectos de esta estrategia política y mediática la conoceremos con exactitud el próximo 10 de noviembre, cuando el gobernador asista al Congreso, ahí veremos si se “apanicaron” los opositores.

La causa y la explicación de la burda respuesta oficial, está mayormente en el Congreso.


“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

 Al menos que el titular del Poder Ejecutivo Federal, Andrés Manuel López Obrador, dé funciones especiales al ex poderosísimo ex secretario de Gobierno, Humberto Domingo Mayans Canabal, en su nueva encomienda (Consejero Independiente del Consejo de Administración de Pemex), podrá lucirla, ya que política, técnica y administrativamente no representa nada.

Como lo demuestra la “renuncia” a la consejería del también ex encargado de la política interna, José Eduardo Beltrán Hernández.

Que, si bien es cierto, salió por motivos políticos, la verdad es que nunca le interesó el cargo, de lo contrario, lo habría esmeradamente cuidado, mantenido, pero como no representaba jerárquicamente mayor importancia, optó por armar el escenario para ser despedido.

De “Chelalo” podrán decir todo lo que quieran, menos de que carezca de experiencia política, su amplio Currículo Vitae lo dice todo.

Simplemente, nunca le importó quedarse, aunque hay que reconocer que el Marqués, tiene más pedigrí que el contrincante de su cuñado.

Al que de seguro no le hizo ninguna gracia el nombramiento, fue a Octavio Romero Oropeza, pues los fanes del “amigo” y “hermano” de Andrés Rafael Granier Melo, afirman, que va a sustituirlo en un futuro no muy lejano.

El caso es que después de despreciar la primera invitación del mascupanense, por fin aceptó relevar a Chelalo Beltrán.

Lo que sí, es un hecho, es que el malogrado aspirante a la alcaldía de Centro, resultó el gran perdedor.

Ingrid1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s