#QueNoSeTePase || Llama el gobernador @adan_augusto a mantener el paso, desde el municipio en honor al Caudillo del Sur #EmilianoZapata #100DiasDeGobierno

Por el staff // Cien días de gobierno. Poco más de tres meses de enderezar, planear y reestructurar la nave. Catorce semanas y media del inicio de una nueva etapa marcada por la reconciliación. Dos mil 400 horas de trabajo intenso. Ciento 44 mil minutos de sentar bases para hacer realidad en Tabasco los compromisos de la Cuarta Transformación.

 

Es miércoles y la mañana inicia con una espesa neblina, vaticinio de una jornada calurosa, propia de la seca cada vez más recurrente en el llamado ‘infierno verde’. Pasada las 8:00 de la mañana ya se siente la resolana, el calorcito, en esta zona del Usumacinta.

 

No es un 10 de abril cualquiera. Dos acontecimientos se entremezclan. El centenario del asesinato del general revolucionario Emiliano Zapata Salazar, enmarca la llegada de los primeros 100 días de gestión de Adán Augusto López Hernández.

 

“Aquí lo importante no son los primeros 100 días sino mantener el paso y hacer las cosas distintas”, se sincera el mandatario tabasqueño, luego de encabezar en esta tierra que lleva el nombre del Caudillo del Sur la ceremonia cívica alusiva al aniversario luctuoso del promulgador del Plan de Ayala.

 

No es un evento suntuoso, mucho menos ‘fifí’, como se acostumbraba en el pasado. Los primeros 100 se celebran de la única forma en que se puede sacar adelante a Tabasco: trabajando y defendiendo el proyecto.

 

Apenas la víspera, el jefe del Ejecutivo ha anunciado una inversión de mil 600 millones para detonar durante 2019 obra pública en todo el Estado. Un respiro. Un ‘bálsamo’ para arrancar la reactivación de la economía de un Tabasco mermado por las adversidades, pero también por los malos gobiernos.

 

En el homenaje, el gobernador López Hernández presenta su respeto al revolucionario mexicano al pie de su efigie que imponente da la bienvenida a este municipio. Concluido el acto, se da tiempo también para hacer un revire a los detractores de la refinería que el paisano presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se ha fijado construir en Dos Bocas, Paraíso.

 

Adán Augusto, como popularmente la gente le llama, luce relajado, de buen humor, pero no le tiembla la mano para desestimar la predicción que el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), ha hecho del megaproyecto que desde Tabasco busca concretar el resurgimiento de la industria petrolera nacional, para convertirla en una verdadera palanca del desarrollo del país y en especial del Sureste, por siglos olvidado y marginado.

 

El Instituto Mexicano para la Competitividad recomienda que se cancele la obra de la refinería. Dicen ellos que solamente tiene 2% de probabilidad de éxito –le plantea un grupo de reporteros que da cobertura a la conmemoración cívica. “Diferimos de ellos”, ataja sin titubeo.

 

“La realidad es que los señores no conocen Tabasco, no conocen la realidad de la industria petrolera. Es muy respetable su opinión, pero la refinería es un proyecto que es necesario para recuperar la soberanía energética”, asevera. Contundente, sugiere al IMCO explicar a los mexicanos por qué prefiere que se siga importando gasolina, comprándola en el extranjero. Concluye la entrevista. ‘Al buen entendedor, pocas palabras’, recomienda la sabiduría popular.

 

Minutos antes, el Himno Agrarista, aquél que invoca a sembrar la semilla del progreso y se eleva como una “canción de esperanza”, resuena interpretado por la Banda de Música del Gobierno del Estado en honor al general Zapata.

 

La glorieta que alberga al jefe militar que proclamó que “La tierra es de quien la trabaja” recibe a sus invitados bajo un sol que hacia el primer tercio del día ya cae a plomo. Inician los discursos. Primero, una poesía en honor del oriundo de Anenecuilco, Morelos, recitada por el joven Luis Novoa Flores, alumno del segundo semestre del plantel 8 del Cobatab. Otro estudiante de la misma escuela, pero del cuarto semestre, Daniel Jesús Álvarez López, pronuncia el discurso oficial.

 

Ante el presidente municipal, Carlos Alberto Pascual Pérez Jasso y los secretarios de Gobierno, Marcos Rosendo Medina Filigrana; de Cultura, Yolanda Osuna Huerta y de Bienestar, Sustentabilidad y Cambio Climático, Mario Llergo Latournerie, ambos muchachos reivindican la lucha de justicia social, de igualdad y respeto a las comunidades indígenas, campesinas y obreras de México liderada por el caudillo.

 

“Es mejor morir de pie que vivir de rodillas”, es la conclusión de las arengas. Aplausos. Honores a los símbolos patrios y las ofrendas florales y guardias de honor ante el imponente Zapata, ensillado en un caballo de bronce, se desatan en el epílogo del centenario luctuoso.

 

De salida, el gobernador Adán Augusto López se da tiempo para todo: recibe peticiones, saluda a la gente y se toma la foto del recuerdo con todo aquél que se lo pide. Sonriente, promete regresar pronto. El gobierno apenas inicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s