#SuperMedicos || Realizan en el #HospitalRovirosa exitoso reimplante de mano que había sido amputada @SSalud_Tab

Por el staff //

 

  • Es el primer procedimiento en su tipo que se realiza en el nosocomio y en hospitales públicos del Estado
  • Con esta cirugía y terapias de rehabilitación, el paciente podrá recuperar la movilidad y realizar sus actividades cotidianas

 

 

La oportuna intervención de un equipo médico multidisciplinario del Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Gustavo A. Rovirosa Pérez”, liderado por el cirujano de mano, Héctor Isaías Palomino Romero, lograron reimplantar de manera exitosa, la mano a un paciente agredido con un machete, por un desconocido que intentó asaltarlo.

 

Al respecto Juan Antonio Torres Trejo, director del nosocomio, explicó que hace una semana don José Clemente Méndez Zamudio de 50 años, arribó al hospital procedente del municipio de Teapa, con una lesión por machete, la cual provocó que su mano fuera amputada, por lo que de inmediato personal del área de urgencias lo ingresaron para hacerle la valoración médica correspondiente y darle la atención que necesitaba.

 

Durante la revisión dijo, se percataron que el paciente presentaba la amputación de una de sus manos, luego de haber sido atacado con un machete, por lo que fue turnado al servicio de traumatología que encabeza el doctor Héctor Isaías Palomino Romero, quien de inmediato reunió a un equipo multidisciplinario integrado por más de 15 personas entre cirujanos de mano, enfermeras, anestesiólogos, internistas y médicos para realizar el procedimiento quirúrgico.

 

El funcionario estatal resaltó que este procedimiento es el primero en su tipo que se realiza en el Hospital Rovirosa y en hospitales públicos del Estado y que se efectuó sin complicaciones ya que se contó con todos los insumos y equipos médicos así como con el personal médico altamente calificado para realizar este tipo de intervenciones quirúrgicas.

 

Por su parte el doctor Héctor Isaías Palomino Romero expuso que en la cirugía de reimplante se conformaron dos equipos multidisciplinarios, quienes a lo largo de seis horas trabajaron tanto con la mano y como con el paciente, para lograr primero su estabilización ósea, después la circulación sanguínea y finalmente a través de microcirugía, reconectar adecuadamente cada uno de los elementos de la mano como nervios, tendones y tejido, para lograr nuevamente su funcionalidad; además de someterse posteriormente a un proceso de terapia de rehabilitación.

 

“La parte sensitiva es lo que más va a tardar, por la naturaleza de la recuperación de los nervios, ya que éstos se recuperan a razón de un milímetro por día, entonces si el corte fue un poco más distal de la muñeca a la punta del dedo medio, entonces estamos hablando de aproximadamente 20 centímetros a razón de un milímetro por día, consideramos que aproximadamente en 200 días, el nervio después de repararse haya crecido y tenga sensibilidad en la punta de los dedos”, expuso.

 

El médico especialista resaltó, que una parte del éxito de este procedimiento fue que después de la agresión el paciente recogió su mano amputada, la conservó en hielo y a pesar de la severa hemorragia que registró, fue referido inmediatamente al Hospital Rovirosa para su atención.

 

Una vez intervenido, Don José Clemente fue trasladado al área de terapia intensiva del nosocomio, en donde permaneció varios días para su recuperación y observación permanente, toda vez que existía al riesgo de que en cualquier momento se pudiera registrar alguna complicación, toda vez que el paciente además es diabético.

 

Actualmente su mano presenta muy buena coloración, registra movilidad conservada y sus venas y arterias mantienen la circulación sanguínea de forma adecuada; por lo que se espera que este próximo jueves a más tardar sea dado de alta.

 

El cirujano de mano resaltó que a pesar de la complejidad del procedimiento y el tipo de cirugía, todos los gastos fueron absorbidos por el Hospital Rovirosa, por lo que el costo para el paciente es mínimo; sin embargo una intervención de este tipo en la medicina privada puede llegar a tener un costo de aproximadamente 1.5 millones de pesos, debido entre otras cosas, al costo de permanencia en la terapia intensiva, la cirugía y los gastos médicos diversos.  

 

Por su parte Don José agradeció a todo el personal médico del Hospital Rovirosa, en especial al doctor Palomino, por la cirugía que le practicó, ya que gracias a esa oportuna intervención no perdió su mano; por lo que espera recuperarse pronto para volver a su vida normal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s