#Yucatán: Balance sobre los integrantes del gabinete de Vila

“Positivo e indefendible”

Analista y colaborador editorial del Diario, Antonio Salgado Borge ve señales positivas en la integración del gabinete del gobernador Mauricio Vila Dosal, quien hoy toma posesión del cargo, pero también considera que hay un caso “injustificable” y otro “indefendible”.

El estudioso del tema dio una entrevista sobre los nuevos funcionarios:

¿Cuál es tu opinión en general sobre los integrantes del gabinete? ¿Ves algunas señales de hacia dónde apunta el proyecto del nuevo gobernador con ese equipo?

Me parece que, en términos generales, Mauricio Vila ha mandado una señal de profesionalismo. Y es que cuando uno compara los perfiles elegidos por Vila con los que caracterizaron a los gobiernos de Rolando Zapata o Ivonne Ortega, es evidente que, por lo menos en el papel, el nuevo gabinete incluye más personas especialistas, con méritos profesionales y con trayectorias menos cuestionadas. Desde luego, lo anterior es una condición necesaria, pero insuficiente para lograr una gestión exitosa. En todo caso, el contraste es en sí mismo un primer mensaje que no debemos perder de vista.

¿Cómo valoras la permanencia de los encargados de las carteras de seguridad y desarrollo económico?

La decisión de ratificar a Luis Felipe Saidén en la Secretaría de Seguridad Pública es entendible y justificada. Ante la crisis de inseguridad que se vive en Quintana Roo y considerando que es complicado pensar en alguien con más experiencia y conocimiento que Saidén, el nuevo gobernador parece haber optado por conservar. Eso sí, Vila tiene que ser responsable en esta materia y formar individuos que puedan eventualmente tomar las riendas de la seguridad pública en el estado; dentro de seis años Yucatán necesitará nuevamente elegir a una persona para ese puesto. En todo caso, el gobernador tendría que evitar caer en dos tentaciones. La primera es subestimar el decremento en la percepción de seguridad de los habitantes de nuestro estado. La segunda es pensar, como lo hicieron Rolando Zapata o Ivonne Ortega, que tener una policía confiable basta para combatir la inseguridad. No hay policía que resista las condiciones de deterioro social o económico.

Por otra parte, la permanencia de Ernesto Herrera en la Secretaría de Desarrollo Económico y de Trabajo me parece injustificable. Uno puede celebrar las inversiones que llegaron durante el gobierno de Rolando Zapata, pero no debemos perder de vista que el desarrollo económico, entendido en sentido integral, rebasa por mucho al indicador de inversiones recibidas.

Yucatán es uno de los estados con más desigualdad y con salarios más bajos en todo el país. Es un hecho bien documentado por la ONU y otras organizaciones que el desarrollo económico para ser sostenible tiene necesariamente que ser inclusivo. Y el desarrollo económico de Yucatán claramente no lo ha sido. Si uno mira más allá de las pequeñas burbujas de prosperidad del norte de Mérida, los resultados están a la vista.

Tu punto de vista sobre el hecho de que el 50% de los integrantes del primer equipo de trabajo sean mujeres.

Me parece que esta decisión es el primer gran acierto de Mauricio Vila y envía un mensaje positivo. en dos niveles. El primero es un respaldo a la lucha feminista por la igualdad real de condiciones de vida para mujeres y hombres. Una de las formas de lograr esta igualdad en cualquier organización pasa por asegurar que al menos la mitad de las personas de más alto nivel en la jerarquía de su organigrama sean mujeres.

En el caso de un gobierno estatal, el alcance de una decisión de esta naturaleza es evidentemente más amplio. En este sentido un gabinete paritario constituye una acción afirmativa fundamental que podría contribuir a avanzar en el camino hacia la igualdad real entre mujeres y hombres en nuestro estado.

El segundo nivel del mensaje que envía Mauricio Vila es que parece haber entendido nuestro tiempo y escuchar las demandas de feministas dentro del activismo y la academia. El resultado está a la vista: aplauso unánime en redes; el gabinete paritario ha sido probablemente el tema más comentado y celebrado, y el primer triunfo político del nuevo gobierno. Es pronto para saber a ciencia cierta la firmeza de la relación de Vila con la igualdad de género. Pero su disposición a escuchar a las voces que exigían un gabinete paritario no puede ser regateada. También es difícil predecir si escuchar a la sociedad será un patrón en el nuevo gobierno; en caso de que así sea, aumentarán significativamente sus posibilidades de lograr una gestión exitosa.

¿Consideras que son los perfiles más adecuados a las necesidades de Yucatán de cara al futuro?

Dado que los perfiles son heterogéneos, es complicado evaluar si son adecuados como conjunto. Sin embargo, es importante subrayar la importancia de que buena parte de las personas seleccionadas sean especialistas en las áreas que encabezarán. Independiente de la opinión que en sentido personal se pueda tener de ellas y sin caer en pronósticos sobre el desempeño que puedan llegar a alcanzar durante los próximos seis años, me parece claro que, al menos en principio, la inclusión de mujeres profesionales y conocedoras como María Herrera Páramo, Lizbeth Basto, Sayda Rodríguez o Erica Millet, especialistas capaces y reconocidas, tendría que ser bienvenida. El gabinete tiene columnas sólidas, y eso es una excelente noticia.

Sin embargo, hay un aspecto negativo en el gabinete que contrasta con lo anterior y que me parece indefendible: la inclusión de Roger Torres en un área tan delicada y fundamental como Desarrollo Social representa un gran desacierto. Si algo le urge a Yucatán es despolitizar el uso de programas sociales e incorporar políticas públicas sustentadas, serias y sin sesgos que permitan que miles de personas excluidas y condenadas a la pobreza o a la marginación intergeneracional.

Para ello, se necesitaba a una persona que cumpliera dos características: (1) ser especialista con reconocimiento académico y profesional en desarrollo social y humano y (2) no tener nexos con la operación político-electoral. Torres no cumple con ninguna de estas características.

Bastaría con profundizar un poco para darse cuenta de los problemas que este nombramiento puede implicar para Vila. Y también de las vías de salida que el nuevo gobernador tiene a su alcance. Por ejemplo, en el boletín donde se anuncia a los integrantes del nuevo gabinete se dice que Torres es “doctor en Filosofía por el Consejo Iberoamericano de Punta del Este, Uruguay”; pero ese “Consejo” parece inexistente. Torres podría decir que se trata de un error en el nombre de la institución, pues este funcionario declaró ante el INE ser PhD o doctor en filosofía de la educación por otra “institución” llamada “Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa” (CIHCE).

Pero a ello se podría responder con una nota de Animal Político, un portal premiado internacionalmente por su periodismo de investigación y que descubrió recientemente una red de empresas fantasmas en Yucatán. Cito este reportaje textualmente: “el CIHCE es una agrupación privada, sin reconocimiento oficial de ningún gobierno u organismo internacional, fundada en 2001 en Lima, Perú, y que en los años siguientes fue acusada de realizar cumbres fraudulentas, a través de las cuales se venden premios, certificados y títulos tanto a profesionistas como a “líderes supremos de la educación” que realicen el pago respectivo.”

No solo los títulos otorgados por este “Consejo” no tienen valor académico, sino que en 2008 exministros de Educación de Ecuador denunciaron al CIHCE como fraudulento.

Es difícil saber si Vila tenía conocimiento previo de esto; pero me parece que, al menos en cualquier escenario democrático, este simple hecho envía una señal muy negativa y sería suficiente para descalificar a un funcionario.

Por otra parte, algunas de las personas que conforman el gabinete ampliado parecen haber sido seleccionadas siguiendo criterios exclusivamente políticos.

¿Crees que alguien más del gobierno anterior debería repetir o alguien que quedó fuera debería ser parte?

Me parece que fue un acierto no repetir a titulares de secretarías del gobierno anterior, aunque sin duda hay individuos con buen desempeño en otros niveles que cuya permanencia tendría que ser considerada. Por otra parte, hay muchas personas valiosas viviendo en Yucatán que bien podrían participar en un gabinete estatal; encuentro un poco injusto barajar aquí unos pocos nombres.— Víctor M. Dzul Zum

 

Gabinete opiniones

Conceptos de Antonio Salgado sobre el gabinete del nuevo gobernador Mauricio Vila.

Solo la base

La especialización, los méritos profesionales y las trayectorias son una condición necesaria, pero insuficiente para lograr una gestión exitosa.

Tentaciones

En el campo de la seguridad, el nuevo gobernador tendría que evitar caer en dos tentaciones. La primera es subestimar el decremento en la percepción de seguridad de los habitantes de nuestro estado. La segunda es pensar, como lo hicieron Rolando Zapata Bello o Ivonne Ortega Pacheco, que tener una policía confiable basta para combatir la inseguridad.

La necesidad

No hay policía que resista a las condiciones de deterioro social o económico.

http://www.yucatan.com.mx/merida/balance-sobre-los-integrantes-del-gabinete-de-vila

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s