#Yucatan: Avance ferroviario

Poxilá Umán Inauguración del Centro de Operaciones Ferroviarias Sep 18 de 2018 –
Foto Celis

La primera etapa del nuevo sistema intermodal, lista

El gobernador Rolando Zapata Bello entregó ayer la primera etapa de construcción del Centro de Operaciones Ferroviarias a la empresa Ferrocarril Itsmo de Tehuantepec, y con ello nace el primer sistema intermodal del sureste mexicano.

De Puebla a Quintana Roo, explicó el director general de Itsmo de Tehuantepec, Gustavo Baca Villanueva, no hay una estación intermodal como la que construye el gobierno de Yucatán en terrenos de Poxilá, Umán, la cual garantiza la continuidad del desarrollo industrial y económico del Estado.

La ubicación estratégica del Centro de Operaciones Ferroviarias le garantiza una rentabilidad futura con el incremento del movimiento de carga porque tiene conexión con carreteras peninsulares como las que van a Campeche y Quintana Roo, y en un futuro lo tendrá con el puerto de Progreso cuando se extienda al vía férrea del parque industrial de Hunucmá al puerto principal de Yucatán.

“Hace dos años no había nada en este terreno, hoy tenemos un patio de maniobras que permite la descarga de 50 vagones en una sola vía; en La Plancha solo había para 10 por día”, recalcó durante la ceremonia de entrega de los trabajos que hizo el gobernador Rolando Zapata. “Ya está plantada la semilla de esta estación intermodal y va a crecer muchísimo”.

El ingeniero Baca Villanueva recordó que está en rehabilitación la red ferroviaria Coatzacoalcos-Yucatán, una vía que no recibía mantenimiento integral hace más de 42 años y ahora que ya está en mejor estado espera recuperar la carga que perdieron por deficiencias en el servicio. La meta inmediata de la empresa Itsmo de Tehuantepec, que opera la ruta Chiapas-Mayab y el Centro de Operaciones Ferroviarias, es recuperar el transporte de granos de Sinaloa a la Península, que en su momento fue la carga principal del tren con 800,000 toneladas al año.

“Ahora transportamos un 1.400,000 toneladas de productos con el tren Chiapas-Mayab, vamos a llegar a 2.400,000”, vaticinó el funcionario en su discurso. “Antes sólo el tramo Campeche a Mérida tenía 80 descarrilamientos, hoy no hay ninguno, y es mayor la velocidad”.

Otro beneficio de esta estación intermodal es que está bien planeada con espacios y vías férreas suficientes y como es nueva, podrá operar mínimo por 50 años sin necesidad de grandes inversiones en su mantenimiento.

En su turno, Zapata Bello destacó que el proyecto del ferrocarril de carga cuenta con elementos de competitividad, es un pilar más para el desarrollo de la industria de Yucatán, un motivador de las inversiones que llegaron y llegarán en años futuros porque lo primero que preguntan los inversionistas extranjeros es sobre el servicio de ferrocarril.

“Las condiciones del tren de carga de la actualidad generan un futuro industrial muy positivo para Yucatán”, enfatizó el jefe del Ejecutivo, quien está a 11 días de dejar el cargo. “Es una primera etapa, tiene las bases para que el próximo gobierno le dé continuidad y un diseño que lo consolidará como el nodo logístico del Estado”.— Joaquín Chan Caamal

Zapata Bello informó que además de las construcciones de vías, patio de maniobras, carreteras interiores, su administración está por concluir los primeros ocho kilómetros de los 16 del ramal que llevará de ese centro, a la zona industrial de Hunucmá.

La primera etapa del COF costó $76 millones. La SCT aportó unos $23 millones y el Incay, $48 millones. El resto fueron inversiones del Incopy y Junta de Electrificación.

El director de Planeación y Evaluación del gobierno, Guillermo Cortés González, informó que el centro ferroviario tiene una superficie de 15.8 hectáreas, 1.4 hectáreas está pavimentada, tiene 6.1 hectáreas de terracería útil, una barda perimetral de 3.4 kilómetros, una longitud de 5.5 kilómetros de rieles utilizables. Su capacidad de las vías es para recibir hasta 180 carros cargados y descargar 5,000 toneladas al mismo tiempo. Tiene caseta de vigilancia y dos torres de macro iluminación que permite el trabajo nocturno y una vía muerta donde están 70 vagones y carrotanques inservibles. Faltan otras etapas al proyecto como la construcción de los talleres, una aduana, oficinas y otras vías férreas. En total el proyecto integral está programado para una inversión de $132 millones.

La parte política del evento estuvo a cargo del representante de la Canacintra, Alejandro Gómory Martínez, quien tras contar la historia de dos gemelos, uno optimista y otro pesimista; dijo que la marca del gobierno de Rolando Zapata es la actitud positiva, el trabajo en conjunto y de la mano con los sectores, de escuchar lo que necesita el Estado y buscar soluciones.

“El principal legado del gobernador es su actitud”, recalcó el empresario. “Esa actitud de ‘sí se puede’, vamos a trabajar en conjunto, es un optimismo que se debe seguir como un ejemplo. Le recordaremos por mucho tiempo su manera de pensar positivo”.

El ingeniero Baca Villanueva informó que los 70 carros inservibles estacionados en una vía muerta pueden venderse como chatarra, pero esa decisión depende de la SCT. Cada carro tiene un peso de 25 toneladas de fierro.

http://www.yucatan.com.mx/merida/avance-ferroviario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s