LA VENTAJA EN LAS URNAS, PUEDE CONVERTIRSE EN SU PEOR ENEMIGO Columna TABASCO POLÍTICO Por: José Luis Gutiérrez Gutiérrez

 Villahermosa. Tab., a 22 de agosto de 2018.

 

TABASCO POLÍTICO

 

                                                                                   José Luis Gutiérrez Gutiérrez

                                                                                   jlggutierrez@hotmail.com

 

LA VENTAJA EN LAS URNAS, PUEDE CONVERTIRSE EN SU PEOR ENEMIGO

 

            El gobernador electo Adán Augusto López Hernández va a tener mayores presiones de sus gobernados que las que tuvo en sus primeros tres años el mandatario Arturo Núñez Jiménez.

            Esto se debe a que las expectativas políticas y sociales superan colosalmente a las que propició en el 2012 el actual inquilino de la Quinta Grijalva.

            Las que ha generado el notario público con licencia son mucho más grande que la histórica votación que sacó el pasado 1 de julio como candidato de Morena a la gubernatura. En donde hizo añicos a sus rivales. Literalmente, arrasó.

            Imagínese, más de 600 mil sufragios a su favor.  

            Y en ello, precisamente, radica el peligro, pues esa ventaja es la que puede convertirse con el tiempo en un bumerán.

            El mejor ejemplo, de lo que puede suceder con López Hernández lo acabamos de presenciar con el edil electo Evaristo Hernández Cruz, que fue linchado en las redes.

            Los tabasqueños, y avecindados aquí, están confiadísimos, pero plenamente confiadísimos, tal y como sucedió en su momento y oportunidad conNúñez Jiménez, que el año que entra todo va a cambiar. Qué todo será maravilloso, esplendido.

            Que los graves problemas de salud, inseguridad pública, desempleo, económicos, financieros, corrupción, injusticias…desaparecerán por arte de magia, en un abrir y cerrar de ojos, en un santiamén.

            Por lo tanto, está obligado a poner los puntos sobre las íes. Para que nadie se diga engañado.

            Por ello, las políticas públicas que pondrá en marcha, a partir del 1 de enero de 2019, el gobierno de Adán Augusto López Hernández no puede equivocarse en ninguna de sus etapas como desgraciadamente ocurrió en el pasado y presente. Principalmente, las que tienen que ver con los rubros de seguridad pública, impartición y procuración de justicia, salud, desempleo y corrupción, etcétera, que son las que llevaron, entre otras razones, a la población a votar masivamente por los abanderados de Morena.

            El titular del Poder Ejecutivo estatal debe no solo de ser muy puntual en su elaboración y aplicación, sino también en sus objetivos y alcances.

            No vaya a pasarle lo que a Enrique Peña Nieto con sus famosas reformas estructurales que las vendió como si fueran las panaceas de todos los males del país. Y mire usted: el gobierno del mexiquense está concluyendo, dando pena ajena, vergonzosamente.

            Fue el precio que pagó por ellas.

            En Tabasco, las expectativas políticas, sociales y económicas son monumentales.

           Adán Augusto López Hernández tiene todo a su favor para hacer un magnífico gobierno.

            A diferencia de sus antecesores tiene algo que nunca tuvieron ninguno de los que lo precedieron: un tabasqueño y amigo en la presidencia de la República.

            Si hay algún gobernador en el contexto nacional al que se le hayan alineado todos los astros, ese es al hijo de Payambe López Falconi.   

             Ni en sus mejores sueños se imaginó que todo iba perfectamente a acomodársele.

            Ojalá y no se engolosine con tanto poder, como ha pasado en otras ocasiones con otros gobernadores, y haga un gobierno sin parangón, como el que desde hace décadas estamos esperando.

            Después de todo: justo y necesario.

 

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

 

            Si no se extiende el manto de la impunidad en el próximo sexenio, como en otras ocasiones, y se aplica simple y sencillamente el Estado de Derecho, varios alcaldes y funcionarios de primer, segundo y hasta de tercer nivel de la administración “núñista” van a tener serios problemas con la justicia.

            Hay indicios por aquí y por allá de que se chingaron ciento de millones de pesos.

            A ello se debe, y no a otra causa, los vaticinios de que el cierre de año va a estar peor que cuando terminó su sexenio Andrés Rafael Granier Melo.

            Ojalá y me equivoque, junto con quienes auguran un escenario devastador para el mes de diciembre, pero me temo que el panorama va que chuta para allá.

            No se ve por ningún lado, que el escenario vaya a mejorarse en estos últimos tres meses.

            Así qué pídanles a todos los santos que el paisano intervenga, de lo contrario, va a volver tronar el chiribital como a finales de 2012.

           

           

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s