CUANDO EL PUEBLO DICE QUE ES DE NOCHE, AUNQUE SEA MEDIODÍA… Columna TABASCO POLÍTICO Por:José Luis Gutiérrez Gutiérrez

 Villahermosa. Tab., a 20 de agosto de 2018.

TABASCO POLÍTICO

                                                                                   José Luis Gutiérrez Gutiérrez

                                                                                   jlggutierrez@hotmail.com

CUANDO EL PUEBLO DICE QUE ES DE NOCHE, AUNQUE SEA MEDIODÍA…

            Personalmente, no tengo ninguna duda, de que un gran número de los gobernados que han alzado sus voces en contra de reubicar a las jardinearas del Paseo Tabasco y de la instalación del teleférico, son genuinas, empero, también hay otras que no lo son.

            Si partimos de que la mayoría de las criticas no tiene trasfondo político, el controvertido y polémico edil electo de Centro, Evaristo Hernández Cruz, está obligado a escuchar a quienes están en desacuerdo no solo con la ciclopista -que sustituirían a las jardineras- sino también con cambiar la circulación de Paseo Tabasco y de Paseo Usumacinta. Y demás modificaciones anunciadas.

            La ciudadanía de Centro lo que está esperando ansiosamente es que los servicios públicos mejoren. Sobre todo, los que tiene que ver con alcantarillado, drenaje, agua, basura, pavimentación, parqués y jardines, alumbrado, vialidad, pintura… Éstas son las prioridades del municipio que va a gobernar por segunda ocasión.

            Hernández Cruz, no debe echar en saco roto aquella frase del historiador Francisco Alonso Bulnes: “Cuando el pueblo dice que es de noche, aunque sea mediodía, hay que encender los faroles”.

            Sin lugar a duda, la ciclopista y el teleférico y cualquier otra obra por cambiarle el rostro a Villahermosa siempre serán bienvenidas, aplaudidas, sin embargo, hay otras necesidades más apremiantes, como algunas de las que mencionamos líneas arriba. Sin omitir, claro está, el flagelo de la inseguridad pública.

            Estoy segurísimo de que, si lleva sus propuestas a consulta pública, tal y como tiene contemplado el presidente de la República electo Andrés Manuel López Obradorcon el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) la ciudadanía votaría en contra de la ciclopista, del teleférico, del carril que se tiene contemplado suprimir y de cambiar la circulación en el Paseo Tabasco y en el Paseo Usumacinta.

            Lo sucedido en torno con las propuestas de Evaristo Hernández Cruz debe servir de lección para todos, principalmente, para los alcaldes que entrará en funciones el próximo 5 de octubre y para el propio gobernador Adán Augusto López Hernández.

            A diferencia de otras épocas en las que las autoridades en sus tres niveles de gobierno hacían y deshacían con el erario, ahora la situación es diametralmente distinta. Tenemos a una ciudadanía más activa, interesada y participativa en los asuntos públicos, que ya no se le puede engañar, ni manipular ni minimizar ni ignorar como antaño.

            Evaristo Hernández Cruz debe tomar muy en serio las protestas de los que votaron por él el pasado 1 de julio.

            Si hay necesidad de dar marcha atrás que lo haga y si no qué explique y fundamente los motivos que lo llevaron a proponer las obras que lo pusieron contra la pared.

            Lo peor que puede hacer es guardar silencio como hasta ahora.

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

 

            El exalcalde con licencia definitiva Rafael Acosta León tiene motivos suficientes para estar preocupado.

            Su futuro no es nada alentador, promisorio.

            Así qué no se extrañe usted, si el próximo año tiene que ir a saludarlo al reclusorio.

            Jurídicamente no tiene escapatoria. No hay rendija por la que puede librarse de la justicia.

            Asaltó a mano armada los recursos de los cardenenses, y no conforme con haber acabado con la quinta y los mangos, pisó terrenos peligrosísimos que pueden llevarlo literalmente a la tumba.

            Y es que las pruebas que tienen en su contra son contundentes, inobjetables.

            Para acabarla de amolar, se peleó con quienes políticamente lo cobijaron.

            Hoy está solo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s