La provisión de los cuervos… Columna Armagedón Por:Alfredo A. Calderón Cámara

Armagedón

“Beberás del arroyo; y yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer...

1ª de Reyes 17:4

La provisión de los cuervos…

Alfredo A. Calderón Cámara

alfredocalderon1960@gmail.com

La propuesta de transformación nacional que encabeza el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, cuenta con el respaldo del voto democrático de más de 30 millones de mexicanos, mismo que le otorga máximo poder en las dos cámaras federales; la de senadores y diputados, además de poder unilateral en más de 18 estados del país. El 1º de julio en las urnas, la sociedad -para bien o para mal- decidió por la certidumbre, por un proyecto claro de gobierno que permitiera construir una nueva senda hacia la prosperidad compartida que tanto necesita el pueblo, una nueva senda de desarrollo para el sureste que cierre la desigual brecha que por décadas ha existido entre el México del norte y del sur. Una y otra vez López Obrador ha declarado ser ajeno a cualquier obsesión del poder, que su gobierno cobra sentido en función de regresarle a la política no sólo su capacidad de servicio y su sentido creativo.

 

La reunión de ayer en casa de Andrés Manuel López con Ricardo Monreal Ávila y la

innecesaria declaración del presidente electo: No voy a encabezar el Poder de los Poderes, seré representante del Poder Ejecutivo, va haber división y equilibrio de poderes. No vamos a dar línea a los poderes autónomos”. Innecesaria porque las mismas urnas le dieron un cheque en banco para gobernar el país, además los delegados regionales -estatales- que han sido señalados como vicegobernadores, muestran que Morena viene con todo para gobernar, que no están jugando a la política y que si se equivocan tendrán todo el poder para enmendar sus errores; por ello, lo primero que tiene que hacer forzosamente es arreglar la política nacional, en el entendido que las formulas tradicionales priistas y panistas no sólo están obsoletas, sino lo que es peor, han demostrado que no actualizadas, sino que sólo han servido para traer más caos y auto destrucción a las finanzas públicas de la nación.

 

En los últimos 30 años un presidente del país no había tenido tanto poder ni tantas expectativas por cumplir, el hartazgo y el repudio social contra las políticas públicas priistas y las reformas estructurales, aún y cuando ya han pasado las elecciones siguen siendo causa de encono y reproche en contra del actual presidente, máxime por el préstamo de diez mil millones de dólares y la justificación es para: “propósitos generales del Gobierno, incluyendo refinanciación, recompra o retiro de endeudamiento local o externo”. Lo cuál en pocas palabras, quiere decir: para saldar las deudas que tiene pendientes. Grave sin duda tal endeudamiento, porque Peña Nieto lo hace a cuatro meses de terminar su gobierno; basta revisar el informe de la Deuda Pública del segundo trimestre de 2017 de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para tener una idea de los problemas que enfrentará López Obrador y su gabinete.

 

Es evidente que López Obrador necesitará todo el apoyo de las dos Cámaras para sus iniciativas, incluso con aquella en la que llamaba a que los 43 emporios del país que no pagaban fielmente sus impuestos, los iba obligar a pagar; ya que es urgente sanear las finanzas de la nación si tan sólo al cierre de 2017, la deuda pública representó 47.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), y aunque este último registro fue menor al cierre de 2016 (donde fue de 49.4 por ciento del PIB), las cifras siguen siendo preocupantes. En otras palabras, México le debe hasta el agiotista de la esquina. Sólo queda esperar la provisión de los cuervos…

 

EL SEPTIMO SELLO

El 2016 el año con la deuda neta del Gobierno más alta desde el 2000 con el 36.8 por ciento del PIB anual, una cifra muy alta. Según los analistas financieros del país, durante el 2017 el gobierno de Peña Nieto destinó más de medio billón de pesos sólo al costo financiero de la deuda ¿Qué quiere decir esto? Que mientras Peña Nieto y su gabinete continuaron con el derroche financiero, esa cantidad de dinero fue lo que los mexicanos pagamos por intereses, comisiones y amortizaciones de la deuda…

 

LA SEPTIMA TROMPETA

El problema que tiene López Obrador para llevar las riendas de la nación es tan mayúsculo en la economía del país que, analizando las cifras de Hacienda al cierre de mayo, la Deuda del Sector Público Federal llegó a los 10.8 billones de pesos, el monto más alto del que se tenga registro. También puede revisar esta columna en el portal http://www.elimparcialdetabasco.com/. A sus órdenes al teléfono 9932951489.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s