Linchar es una transgresión de la ley… Columna Armagedón Por:Alfredo A. Calderón Cámara

Armagedón

Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley...

Santiago 2:11

Linchar es una transgresión de la ley…

Alfredo A. Calderón Cámara

alfredocalderon1960@gmail.com

El linchamiento de cuatro personas en el municipio de Macuspana el pasado martes por un presunto robo, ha generado un revuelo social: muchos a favor y la mayoría en contra, porque se parte de la realidad: el asesinato por linchamiento es un acto definitivo. porque después de la muerte no hay vuelta atrás, a pesar de los muchos debates que pudieran existir actualmente, influidos por los Derechos Humanos, la justicia por mano propia o las versiones sacras de cualquier denominación religiosa. Lo definitivo es la muerte y la ausencia de una segunda oportunidad de juicio para los infractores de la ley, la sola imagen del linchamiento como escarmiento social, es una razón de peso para condenar el asesinato. Nadie tiene derecho a quitar la vida a nadie. Desde el punto de vista eclesiástico se ubica el sexto mandamiento como una señal de alerta a tomar en serio la vida humana.

 

Cierto es que las pasiones humanas de desbordan ante la fatalidad de ser despojado de los bienes por alguien que sólo llega amenaza y despoja de un bien material a quien ha trabajado por meses o años por ese bien, o incluso, no pocas ocasiones el delincuente llega y sin misericordia también asesina. De una u otra forma, el linchamiento y muerte del delincuente genera expectativas difíciles de dictaminar porque en todos los casos: el asesinato siempre afecta de manera irreversible a más personas que el mismo muerto, como se deja sentir con el despreciable terrorismo de ETA, el robo y ejecución de padre e hijo hace tres días en el fraccionamiento Lagunas en Villahermosa a manos de dos delincuentes o el linchamiento en Macuspana que hoy culpa este espacio. Ha quedado demostrado que tales muertes violentas o asesinatos afecta a las familias de los muertos, a la sociedad, a las instituciones y al Estado.

 

Ahora bien, los ordenamientos legales y el mismo Estado de Derecho, dicta contundente que una persona que incurre presuntamente en un delito tiene derecho a un juicio y en todo caso, se le aplique una pena, pero “tendrá que hacerse bajo las reglas que el estado de derecho establece y tiene que ser con todo lo que corresponde en materia legal”. Por ello, la vocería de seguridad del Estado exhortó:

“Actuar por propia mano por quienes se dicen ofendidos por estas personas (delincuentes), nada más nos lleva a violentar también el derecho de ellas y a enfrentar un cargo mucho más grave, pues si se hablaba de un robo, ahora tendremos que hablar de homicidio doloso que cometieron, posiblemente, personas de bien que les ganó la ira”.

 

La realidad dicta que quienes cometieron dicho linchamiento, quizás son personas que pudieran estar hartos de los constantes robos, pero que tenían la obligación de entregar a los detenidos a las autoridades correspondientes, no a cometer ese asesinato tumultuario. Y resulta tan real los señalamientos de la vocería que no dudó en advertir que “una vez aprehendidas las mismas (quienes lincharon a los cuatro presuntos ladrones), pudieran ser sentenciados a penas de cárcel que van de 20 a 50 años, según su grado de participación”. Lo que viene a ubicar la realidad que hacer justicia por mano propia es un delito o linchar es una transgresión de la ley…

 

EL SEPTIMO SELLO

Desde el punto de vista religioso: Jesucristo detalló el sexto mandamiento “No matarás” para enfatizar su intento espiritual. Él dijo que no nos debemos enojar sin causa ni debemos permitir que el enojo nos lleve a violentarnos contra otra persona o abusemos de ella verbalmente: “Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpado de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego” (Mateo 5:21-22). Es evidente que la autoridad: Fiscalía General del Estado se encuentra obligada a realizar todas y cada una de las investigaciones para realizar la acción persecutoria contra todos aquellos que intervinieron en el asesinato tumultuario de las cuatro personas de Macuspana…

 

LA SEPTIMA TROMPETA

¿Cuántas de las personas que participaron en el linchamiento tumultuaria y muerte de los cuatro presuntos ladrones, destruirán sus propias familias cuando paguen con cárcel por los crímenes cometidos? También puede revisar esta columna en el portal http://www.elimparcialdetabasco.com/. A sus órdenes al teléfono 9932951489.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s