#QuintanaRoo// PAGARÁ PERLA SUS FECHORÍAS

COZUMEL

 

Una de las razones por las que la presidenta mu­nicipal, Perla Tun Pech, buscaba la reelección era para tener más tiem­po de poder cuadrar sus cuentas en la Tesorería, donde por desconoci­miento al manejo de la cuenta pú­blica se han realizado asignación de obras o compras sin que se realicen las licitaciones correspondientes, el manejo del Subsemun y Fortaseg que no son claros, los viajes injustifi­cados en los que se llevaba acompa­ñantes sin justificación, contratos y convenios millonarios que no están claros y que además favorecen a fa­miliares de sus directores o incluso asesores, entre muchos otros que se­guramente saldrán a la luz pública con la auditoria que se le realice.

La alcaldesa cozumeleña tiembla por la serie de irregularidades que no ha podido sustentar adecuada­mente ante su incapacidad para llevar las riendas del municipio y negarse a recibir ayuda de quienes si saben; los mismos policías han denunciado que los han obligado a firmar recibos por cantidades que no han recibido para justificar el recurso del Fortaseg, además de re­cibos por uniformes y equipamien­to que tampoco les entregaron.

Los mismos regidores le han so­licitado en sesiones de cabildo que informe sobre más de 200 contra­tos y convenios millonarios que se firmaron por el síndico municipal, Fidencio Balam Puc, que no están claros, que ya en muchos de estos se favorecen a familiares de los pro­pios directores, como el caso de Fa­biola Jiménez Hernández, herma­na del director de Comunicación Social, Moisés Jiménez Hernández, quien cobró por publicidad de un mes 350 mil pesos.

Asimismo existen convenios por la impresión de un pasquín “ma´alob kiin” que costó 250 mil cuando en su momento, Perla Tun, dijo que el valor era menor aunque posteriormente salieron los conve­nios a la luz pública.

El Ayuntamiento de Cozumel re­cibió un distintivo internacional de­nominado “Safe Community” que le costó al municipio tres millones de pesos y que hasta la fecha no ha brindado beneficio alguno a la isla y sus habitantes, ya que ni siquiera se ha podido bajar un solo programa o recursos para apoyo social u obras.

Tampoco ha informado sobre los viajes internacionales que ha realizado, en los que va muy bien acompañada por asesores que no le han ayudado, pero que si derrochan a manos llenas acudiendo a cenar a lujosos restaurantes o rentando vehículos lujosos para su transpor­tación, según consta en las facturas que presentan a su regreso y por lo que los regidores han cuestionado sin recibir respuesta alguna.

Por si esto no fuera poco, sus funcionarios más allegados como Rodrigo Huescas, quien fuera su suplente en la planilla con la que participó en la reciente elección, presume en su cuenta personal de redes sociales sus viajes de repre­sentación del municipio a Japón, Italia, España y Estados Unidos con recursos del erario, viajando en vuelos privados, acudiendo a lujosos restaurantes y gastando a manos llenas, mientras que a ciu­dadanos que acudían a solicitar al­gún tipo de apoyo se les negaba o de plano ni los atendían.

Perla Tun Pech, se ha cansado de decir que no hay dinero en el Ayun­tamiento y que “cuando nadie roba el dinero alcanza” sin embargo, al informar sobre sus actividades siempre lo hace minimizando sus gastos, como el costo de su informe de gobierno, donde dijo que costó 100 mil pesos cuando existen fac­turas por más de 700 mil pesos, o el convenio que realizó con una em­presa de fuera de la isla por la con­cesión de los puestos de venta de bebidas alcohólicas, que se dijo fue de más de 100 mil pesos y que no se tiene claro a donde fue a parar ese dinero, ya que los mismos sobera­nos del carnaval se quejaron de que no se les dio el apoyo económico, tampoco quedó claro en que se gas­tó el apoyo de 10 millones de pesos, que envió el Gobierno del Estado.

LA‘MATAPERROS’

La alcaldesa “mataperros”, como se le conoció después de mandar incine­rar indebidamente a unos perros que supuestamente estaban enfermos de “moquillo” poniendo en riesgo la salud de los cozumeleños y de espe­cies endémicas de la isla, mantuvo con sueldo pagado por casi un año a la encargada del Centro de Control Animal, sin que esta trabajara real­mente, ya que dicho lugar permanece desde hace más de un año cerrado sin brindar servicio a la comunidad.

Contratando empresas “patito” que le cobran barato, pero que le facturan más, las pocas obras que ha intentado hacer durante su gestión, han dejado peor de cómo estaban la isla, como el caso de las vialetas que se colocaron en dos ocasiones sobre la avenida Rafael E. melgar de Co­zumel (malecón), pero que no du­raron y se desprendieron; o como la mala calidad del material pétreo con el que bachean las calles que no duran y se vuelven a abrir o la re­pavimentación de la Zona Hotelera norte a la que solamente se le puso un baño de “frijol colado” y que con la primera lluvia y el constante paso vehicular ya se perdió.

Por si fuera poco presumió de la reparación de una escalare eléctrica en el edificio Plaza del Sol que fue pagado por la comunidad de israe­litas, pero que no duró funcionando; además de que recientemente con­trató a una empresa para la rehabili­tación de los semáforos, quienes so­lamente le dieron una pintada a los postes y después de dos meses aún siguen haciendo trabajos porque no logran que queden bien. Tun Pech, deberá de enfrentar sin lugar a du­das la cuenta pública de su gestión la cual aún no logra que cuadre.

https://www.quequi.com.mx/pagara-perla-sus-fechorias/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s