ESTÁN PELÁS Columna TABASCO POLÍTICO Por: José Luis Gutiérrez Gutiérrez

 Villahermosa. Tab., a 05 de julio de 2018.

 

TABASCO POLÍTICO

 

                                                                                   José Luis Gutiérrez Gutiérrez

                                                                                   jlggutierrez@hotmail.com

 

ESTÁN PELÁS

 

            El exdiputado y edil perredista con licencia definitiva (según consta en la página dos del acta de Cabildo celebrada el 23 de marzo del presente año, y aprobada por unanimidad por los regidores) Rafael Acosta León está legalmente impedido para regresar a la presidencia municipal de Cárdenas, tal y como lo hizo ayer.

            Es el caso de la alcaldesa priista centleca Gabriela López Sanlucas, también estaría cayendo -si regresa- en una ilegalidad.

            Lo mismo pasaría con los malogrados candidatos a las alcaldías de Huimanguillo y Tenosique, José Sabino Herrera Dagdug y Francisco Abreu Vela, respectivamente.

            Por fortuna, no se les ha ocurrido semejante barbaridad.

            El edil de Centro Gerardo Gaudiano Rovirosa puso el ejemplo. Inteligentemente optó por lo más sensato.

            La Ley Orgánica de los Municipios del Estado de Tabasco dice en su artículo 63:

            “Las solicitudes de licencia que presente el presidente municipal se harán por escrito; las que no excedan de noventa días se considerarán temporales, y las que excedan de esos términos se considerarán definitivas. Ambas, sólo se concederán por causa debidamente justificada y con la calificación y aprobación de cuando menos las dos terceras partes de los miembros del Ayuntamiento…”.

               Jurídicamente, Acosta León y quienes lo imiten están pelás. No hay literalmente para adónde hacerse. La ley municipal es muy precisa: los señores (as) no pueden volver a tomar las riendas de los municipios que abandonaron en busca de la reelección.

            Uno y otro tienen más de 90 días que se fueron a hacer proselitismo político.

            Rafael Acosta León está consciente de que su arribo a palacio municipal no tiene sustento legal alguno.

            Lo que busca en el fondo es ganar tiempo para borrar lo más que se pueda las huellas que dejo por todos lados cuando usó el erario no solo para promoverse, sino para integrarse a la clase pudiente de Tabasco o, cuando menos cardenense.

            En Cárdenas se asegura que Acosta León le ha pegado al presupuesto con singular alegría, de ahí precisamente, su desesperación por tapar los hoyos económicos que provocaron su desmedida ambición.

Como muchos candidatos nunca se imaginaron que “el efecto andresmanuelista” iba a ser tan violento.

El asunto es que el exlegislador está metido en serios problemas que lo pueden llevar derechito a la cárcel.

No es el único, pero sí es de los más corruptos y señalados por sus gobernados.

Para acabarla de amolar, Juan Manuel Fócil Pérez no podrá en esta ocasión abogar por él, pues en el PRD están viendo como se reorganizan después de la masacre de la que fueron víctimas el 1 de julio.

Es el partido político que más perdió, al grado tal, que si no alcanza el 3 por ciento de la votación nacional en cualesquiera de las elecciones federales (presidente, senadores y diputados) puede quedarse sin registro.

En pocas palabras: sin las prerrogativas económicas del Estado.

El único salvavidas que tiene es que la próxima legislatura y sobre todo Armando Beltrán Tenorio sean generosos -como el personaje de Kalimán-, de lo contrario, se lo va a llevar el payaso.

Y me temo, que esto último es lo que va a ocurrir.

Como quien dice: tiene sus días contados.  

 

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

 

Si el abanderado del PRD, José Sabino Herrera Dagdug, “tiene los pelos de la burra en las manos”, como decimos, tiene todo el derecho a impugnar la elección de presidente municipal de Huimanguillo, si no es así, mejor que no la haga de tos, y acepte el veredicto en las urnas de los huimaguillenses.

Se va a ver muy mal, si solo lo está haciendo por el prurito de hacerle la vida imposible a José del Carmen Torruco Jiménez.

De verdad, que éste como otros muchos de sus pares se sacaron el premio mayor.

 ¡Qué le va usted a hacer!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s