OTRO, ARTERO CRIMEN Columna TABASCO POLÍTICO Por:José Luis Gutiérrez Gutiérrez

  Villahermosa. Tab., a 16 de mayo de 2018.

 

TABASCO POLÍTICO

 

                                                                                   José Luis Gutiérrez Gutiérrez

                                                                                   jlggutierrez@hotmail.com

 

OTRO, ARTERO CRIMEN

 

         Lamentable, reprobable y doloroso el artero crimen en contra del esposo, padre, amigo, empresario, docente y comunicólogo Juan Carlos Huerta Gutiérrez.

            Un asesinato a mansalva más y, a plena luz del día.

            Esperemos que este como todos los demás crímenes que se han cometido en el país y, por ende, en Tabasco, no quede impune.

             La muerte de Juan Carlos Huerta Gutiérrez duele como la de cualquier otro ser humano. Cala profundamente, impacta, conmociona, lacera a la sociedad en su conjunto, y principalmente, al medio periodístico, a quienes lo conocimos.

            Su cobarde asesinato se da en medio de un difícil proceso político-electoral del que por ningún motivo puede sustraerse como tampoco de los demás escenarios.

            Si algún elemento faltaba para enrarecer más los actuales tiempos políticos la ejecución de Juan Carlos Huerta Gutiérrez viene a meterle -guste o no- más ruido al proceso de la sucesión gubernamental.

            Todas las hipótesis tienen qué indagarse, qué agotarse. La Fiscalía General de Justicia (FGJ) está legalmente obligada a dar con los autores intelectuales y materiales de este abominable y execrable crimen que generó el repudio generalizado como en otras ocasiones.

            Y no sólo de este sino de todos los que se han cometido en el territorio tabasqueño.

            Lo que está ocurriendo en Tabasco desde hace algunos años es verdaderamente escandaloso, ignominioso. 

            El tejido y la paz social están rotos. Y quien sabe cuántos años tengan que pasar para su recuperación. No va a ser fácil.

            El deterioro de las instituciones y de la propia sociedad es mayúsculo.

            La Seguridad Pública literalmente ha sido superada por la delincuencia organizada o no.

            Todos sus titulares han sido un rotundo fracaso.

            Por el bien de la entidad como de todos los que vivimos en tierras tabasqueñas, este siniestro asesinato debe no solo esclarecerse a la brevedad posible, sino llegar hasta las últimas consecuencias. ¡Caiga quien caiga!

            El o los asesinos de Juan Carlos Huerta Gutiérrez tienen que ser castigados con todo el peso de la ley.

            El periodismo está de luto.

            Nuestras más sentidas condolencias a sus familiares y amigos.

            Dios, lo tenga en su santa Gloria.

 

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

 

            De los candidatos que aspiran llegar al Senado, Candita Victoria Gil Jiménez y Manuel Andrade Díaz son los que merecen quedarse con los dos escaños de la cámara alta del Congreso de la Unión.

            Y no precisamente, por ser los que tienen mayor presencia en las redes sociales, sino por ser los más experimentados, capaces y preparados.

            Están realizando una intensa y emotiva campaña a ras de suelo más acertada que la que realizan sus pares opositores.

            Desde temprano horas hasta entrada la noche recorren casa por casa, a lo largo y ancho del territorio tabasqueño, convenciendo a los ciudadanos del porqué deben de votar por la formula priista.

            Como muy pocas veces, hay que reconocer que en está ocasión el CEN del inepto exdirigente priista Enrique Ochoa Reza acertó en la designación de ambos.

            Forman la pareja ideal. Están hechos uno para el otro. Se acoplaron.

            Hicieron química y ya están en las preferencias electorales de los ciudadanos.  

            Los preocupados ahora son los otros, pues el avance en las encuestas de Manuel Andrade Díaz y Candita Victoria Gil Jiménez es real. No son de las que se mandan a hacer a gusto del cliente.

            El potencial que trae esta pareja tiene atónito a sus competidores.

           Si ganan van a echar abajo el mito de que “el efecto andresmanuelista” convierte en automático a los candidatos federales en inquilinos de San Lázaro y del Paseo Reforma.

            Se ve complicadísima la apuesta, pero en política no hay imposibles, y de eso el ex gobernador sabe bastante.

 

             

             

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s