“HASTA UNA VACA GANA” Columna TABASCO POLÍTICO Por: José Luis Gutiérrez Gutiérrez

 Villahermosa. Tab., a 02 de mayo de 2018.

 

TABASCO POLÍTICO

 

                                                                                   José Luis Gutiérrez Gutiérrez

                                                                                   jlggutierrez@hotmail.com

 

“HASTA UNA VACA GANA”

 

            A unas cuantas semanas de realizarse las elecciones de 2000 y cuando el triunfo del grueso de los candidatos priistas era ya irreversible, entre ellos el de Manuel Andrade DíazAndrés Manuel López Obrador soltó aquella famosa, pintoresca y socarrona frase -refiriéndose a la injerencia en la jornada electoral de Roberto Madrazo Pintado– de que “hasta una vaca gana”.

            Años después -5 de julio de 2011- la retomaría con motivo de los comicios en el Estado de México, en donde abrumadoramente ganó a sus adversarios el también priista Erubiel Ávila Villegas. En aquella ocasión dijo: “Con dinero y con el control casi absoluto de los medios de comunicación. La verdad que así hasta una vaca gana, con todo respeto a las vacas”.

            Gobernaba entonces la entidad mexiquense Enrique Peña Nieto.

            Esto viene a colación, porque durante el periplo del mascupanense por Cárdenas, Comalcalco y Paraíso convocó a sus seguidores a votar 6de6, que no es otra cosa, que cruzar las boletas electorales a favor de todos los candidatos de Morena, incluyendo no solo a los que tienen la sangre más pesada que un guao, sino también a los que han saqueado el erario, verbigracia, Ariel Enrique Cetina Bertruy.

            Lo que está pidiendo Andrés Manuel López Obrador sin pudor y rubor alguno, es ni más ni menos que votemos hasta por una vaca. Qué sufraguemos sin pensarlo, sin meditarlo por fulano, perengano y mengano, como si fuéramos unos eunucos mentales.

            Qué importa que los candidatos de otros partidos políticos estén mejor preparados y más comprometidos con Tabasco.

            La intolerancia, intransigencia y autoritarismo en su máxima expresión, a todo lo que da.  El Andrés Manuel López Obrador que a toda costa trata de mantener ocultó, pero que por su propia naturaleza resulta a veces imposible de controlar.  

            El que abunde politiquillos que no rebuznan porque el todopoderoso es misericordioso, no quiere decir que la mayoría de los ciudadanos lo sea y menos que sean tratados como un rebaño de borregos, que es lo que significa en el fondo el llamado a sufragar 6de6.

          El miedo, el pánico y el combate al voto cruzado se manifestó aquí y en Chiapas.

            Votar vendado de los ojos como absurdamente propone y pretende el tepetitico equivale prácticamente a extender un cheque en blanco a candidatos -el grueso de ellos- sacados de una chistera. 

            Las elecciones son más serias de lo que supone López Obrador. Por ello se requiere que cuando los ciudadanos estén frente a las urnas voten con la responsabilidad y la seriedad que corresponde a los comicios federal y estatal, para seleccionar a quienes nos gobernarán y a quienes desde el Congreso de la Unión y desde la cámara de diputados local tomarán decisiones de gran relevancia política, social y económica.

            Se supone que deben de llegar los más capacitados y los que tengan las mejores propuestas.

           A ciegas como propone López Obrador se corre el inminente riesgo de que se escoja a los peores como ha sucedido en otras memorables ocasiones.    

           

 

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

 

            Desde la UJAT, me aseguran que el caso del presidente del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción y docente de la DACEA, José Luis Mora Flores, no es el único, que hay varios que están cobrando y no están dando clases.

            Entre ellos, está el del titular de SDET, Wilvert Méndez Magaña. Que supuestamente imparte la materia de Economía y Probabilidad en la propia DACEA. Con la particularidad que su catedra la está cubriendo su colega Heidi Gabriela Calix.

            El problema es que parece ser que él la contrató cuando debió ser el director de Recursos Humanos Hilario Leyva Gómez, quien debió contratarla para cubrir la vacante del malogrado aspirante a la rectoría de la UJAT.

            El exdirector de Tránsito en el gobierno de Manuel Gurría Ordóñez teme perder las prebendas y canonjías a que tiene derecho como maestro de tiempo completo, de ahí que haya encontrado una rendija para seguir indebidamente gozando de ellas.

            El asunto es que en la DACEA hay varios docentes que se están pasando de vivo y el director Lenin Martínez Pérez se hace como que la virgen le habla.

            Lo mismo sucede en la División Académica de Educación y Artes. También hay varios vivales y oportunistas que se pasan de tuestes. Y en otras divisiones académicas sucede lo mismo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s