No nos traten como asesinos… Columna Armagedón Por:Alfredo A. Calderón Cámara

Armagedón

“ros puedan, dijo, desciendan conmigo, y si hay algún crimen en este hombre, acúsenle...

 Hechos 25:5

No nos traten como asesinos…

Alfredo A. Calderón Cámara

alfredocalderon1960@gmail.com

En muy pocas ocasiones la comunidad médica se ha unido de manera tan sólida como el caso que ocupa el interés general nacional: la defensa del médico ortopedista pediátrico oaxaqueño Luis M. luego que la Fiscalía de Oaxaca le instruyera a proceso por homicidio doloso tras la muerte de un niño de tres años por una presunta negligencia médica; un incidente que ha cobrado relevancia, dado que el médico fue acusado por homicidio intencional, lo cual es ajeno a toda lógica de trabajo de los médicos ya que ellos estudian precisamente para salvar vidas en lugar de actuar con dolo y mala fe para asesinar y menos a un menor de escasos tres años de edad. Una acusación de tal naturaleza es sumamente grave ya que puede sentar precedentes legales “muy peligrosos” contra todo el gremio médico a nivel nacional.

 

El 27 de noviembre del 2017, el menor Edward L. T. fue internado por sus padres en una clínica particular de la colonia Reforma en la ciudad de Oaxaca para ser operado del brazo izquierdo tras haberse caído, tras una hora y media de cirugía el menor al día siguiente fallece a las 6 con 40 minutos de la mañana, al parecer, por una reacción alérgica a la anestesia. Tras la denuncia penal por parte de los padres, la Fiscalía General de Oaxaca, la Fiscalía consideró el pasado 6 de abril que existieron elementos de prueba suficientes para sustentar una acusación en contra del traumatólogo pediátrico Luis M.  y acusarlo de haber incurrido en homicidio intencional, con agravante de responsabilidad médica, por lo que el responsable de aplicar la anestesia al niño de tres años se encuentra en prisión preventiva luego que el juez lo vinculara a proceso.

 

El Fiscal Rubén Vasconcelos explicó y sustento su severa acusación en base a que: “una persona comete dolo eventual cuando sabe del riesgo que corre una persona ante ciertas circunstancias y no toma las medidas debidas para evitar un mal o daño a las personas”; aseverando, que dicho médico sabía de las consecuencias de sus actos. Ante la senda acusación el médico acusado podría enfrentar una condena entre 8 y 20 años de cárcel de ser encontrado culpable, lo cual sentaría un precedente muy peligroso contra la comunidad médica nacional; ya que una acusación de homicidio doloso es lo más irreal que puede ser acusado un médico que dedica su vida a salvarlas, no a asesinar y menos a un niño. De allí que los médicos como un solo cuerpo se han movilizado en todo el país, y Tabasco no puede ser la excepción.

 

La demanda de la comunidad médica nacional y tabasqueña es que se rectifique la tipificación del delito que se le imputa al médico Luis M. y que sean peritos en medicina los que realicen las investigaciones del caso para determinar las responsabilidades. La descriminalización del acto médico ha generado que en Tabasco, la comunidad médica unida como nunca antes se haya pronunciado para que este tipo de situaciones se deban dirimir dentro de los causes civiles, no penales, ya que ningún médico podría pensar siquiera en asesinar a su paciente, cuando la realidad es que hacen todo lo posible por rescatar las vidas de la muerte. Es de tomar en cuenta que es casi imposible sustentar una acusación tan temeraria en contra de un médico que empleó todos sus conocimientos para restaurar el brazo de un niño de apenas tres años.

 

En el análisis serio, Resulta ofensivo el sólo pensar que un conjunto de médicos se haya puesto de acuerdo para actuar con dolo y mala fe contra el menor; por ello, este día en Tabasco más de 6 mil médicos colegiados se pondrán en asamblea permanente, de lo cual fue informado el Secretario de Salud que en hospitales del sector salud y particulares serán suspendidas todas las cirugías programadas, aunque las emergencias serán atendidas en un cien por ciento para evitar poner en riesgo la vida de algún paciente; todos los médicos demandando retiren del código penal este tipo de delitos, reclamando voz en cuello: no somos, no nos traten como asesinos…

 

EL SEPTIMO SELLO

Nadie en su sano juicio creería la acusación de homicidio doloso por parte del médico que se encuentra detenido y menos contra un niño de tres años de edad…

LA SEPTIMA TROMPETA

Habiendo tantos temas de interés nacional, la Fiscalía General de Oaxaca como el burro, en su protagonismo tocó la flauta. También puede revisar esta columna en el portalhttp://www.elimparcialdetabasco.com/. A sus órdenes al teléfono 9932951489.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s