Se extinguen líderes Zetas

En tierras tabasqueñas han sido capturados, entre jefes de plazas y líderes de esta organización, 12 criminales.

Los Zetas, brazo armado del Cártel el Golfo, poco a poco se van extinguiendo; la detención de José María Guízar Valencia, el Z-43, se suma a los 12 jefes de plaza de esta organización criminal que han sido asegurados en Tabasco, vinculados con secuestros, tráfico de droga, extorsiones, ejecuciones y cobro de piso.

Este grupo criminal nació en 1990, en cuyas filas se integraban ex militares; tuvieron su auge en Tabasco durante los años 2006 al 2017, siendo los municipios de Cárdenas, Huimanguillo, Cunduacán, Comalcalco, así como el Centro, donde operaban.

De este grupo delincuencial en julio del 2006, en medio de acciones violentas, fue detenido en Cunduacán, Mateo Díaz López, “El comandante Mateo”.

Así, en septiembre del 2009 fue detenido en un bar de Tabasco 2000 el número dos de Los Zetas en la entidad, Norberto Jiménez “El Peje”. Se le vincula con el atentado al general Francisco Fernández Solís en marzo de 2007, así como el asesinato del ex director de Averiguaciones Previas de la PGJE, Raúl López López, en mayo de 2008.

El 23 de octubre del 2017 fue asesinado por la SSP Sergio Meza Flores, alias “El Soruyo”, vinculado con el robo de hidrocarburos en Tabasco y Veracruz.

El 14 de junio del 2011, en el hotel Luna Azul fue detenido otro líder Zeta, Miguel Ángel Mora, alias “El Fresa”, a quien la corporación señala como el coordinador de la masacre de 10 personas en un taller mecánico el pasado 18 de mayo, en Cárdenas.

El 25 de noviembre del 2011, fue detenido Santos Ramirez Morales (a) Santo Sapo, jefe regional de “Los Zetas” en Tabasco, junto con 28 presuntos cómplices, en el municipio de Ocozocuautla de Chiapas, coordinaba el tráfico de drogas, secuestro y extorsión en Huimanguillo, en La Chontalpa.

Leonardo Sandoval Estrada o Daniel Alvarado Olvera, El Sharpey, encargado de la plaza en Villahermosa, y considerado según la entonces PGE como uno de los “más temibles” criminales a escala nacional por su crueldad y saña, también fue detenido.

En tanto que el líder huachicolero Sebastián Torres Ulín, alias “El Ulín”, operaba en La Chontalpa, fue abatido a tiros por la Policía el 8 de febrero del 2018; habría pertenecido a los Zetas.

El último de los detenidos, el 9 de febrero, fue José María Guízar, “El Z-43”, líder de Los Zetas; fue capturado en febrero 9 del 2018 en la Ciudad de México, y vinculado con diversas ejecuciones y secuestros en Huimanguillo, entre otros más que hoy permancen detrás de las rejas.

http://www.tabascohoy.com/nota/430806/se-extinguen-lideres-zetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s