¡QUEDAN DOS! Columna TABASCO POLÍTICO Por: José Luis Gutiérrez Gutiérrez

  Villahermosa. Tab., a 12 de septiembre de 2017.

 

TABASCO POLÍTICO

 

                                                                                   José Luis Gutiérrez Gutiérrez

                                                                                   jlggutierrez@hotamil.com

 

¡QUEDAN DOS!

 

            Para que hacernos como el tío Lolo. La disputa por la candidatura del PRD al gobierno se ha reducido a dos contendientes: Gerardo Gaudiano Rovirosa y José Antonio de la Vega Asmitia.

            Lo que de ninguna manera quiere decir, que los demás estén definitivamente descartados. Si se da el famoso y el tan esperado “choque de trenes” entre el alcalde de Centro y el titular de la Junta de Coordinación Política del Congreso, todo puede absolutamente pasar. Hasta el surgimiento de un tercero.

          Esto va a depender de la capacidad de interlocución de todos los involucrados en el proceso de la sucesión gubernamental y sustancialmente del mandatario Arturo Núñez Jiménez. Si hay entendimiento y flexibilidad de posturas en los aspirantes con real peso e influencia política dentro y fuera del perredé, no va a ver desgarres de vestiduras, de lo contrario van a armarse los chingadazos.

            Para nadie es un secreto que el ex dirigente municipal del PRD en la capital tabasqueña continúa manteniéndose arriba en las encuestas. Hasta sus más acérrimos detractores y contestatarios lo reconocen. Desde luego que hay algunos factores políticos nacional y local que van a contribuir a inclinar la balanza para uno u otro lado.

            Por ello es por lo que no se ha definido en el Sol Azteca y en el propio PRI, quién será el candidato a la gubernatura. En noviembre -pasando el informe anual del Ejecutivo estatal- se sabrá con certeza el nombre y apellido del ungido.

             Tanto Gerardo Gaudiano como “Pepe Toño saben que ninguno de los dos tiene la candidatura amarrada.

            Por ello ninguno cede en sus legítimas y viables aspiraciones. Ambos han apretado el paso, pues mientras el arbitro no pite el final del partido, tienen posibilidades de anotar el gol que los pases a la final, incluidos los que desde la banca ruegan a Dios tener esa oportunidad que los lleve a la gloria.

            De lo que no tengo la menor duda, es que ambos estarán en las boletas electorales de 2018, jugando el rol que los lleve a retener la gubernatura y la mayoría de los cargos de elección popular federal y estatal.

           

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

 

            A nadie sorprenda si en la entidad ocurre un “monrrealazo” con Adán Augusto López Hernández, pues su crecimiento ha sido muy pobre. En las encuestas que ha mandado a hacer Andrés Manuel López Obrador el ex priista no ha logrado posicionarse como se esperaba.

            Se está quedando rezagado, muy atrás de los aspirantes a la gubernatura del PRD y hasta de los del PRI.

            Lo cual es ya una preocupación central en el búnker del patrón de Morena, al grado tal que López Obrador está pensando seriamente en sustituirlo por Javier May Rodríguez y hasta por el propio Evaristo Hernández Cruz.

            Tirios y troyanos afirman que el ex coordinador de campaña de Manuel Andrade Díaz se tiró a la hamaca. Está atenido y confiado, como muchos de los morenistas que aspiran a ser abanderados, en que el “efecto andresmanuelista” los arrastre a la victoria.

            No nada más no está haciendo la chamba que le corresponde como virtual candidato al gobierno, sino que ha abierto demasiados frentes por las candidaturas a modo que repartió. 

            Sean peras o manzanas, el asunto de fondo es que el mascupanense ya está buscando otra opción política que sustituya a su delfín, pues ya no está seguro de que López Hernández sea un buen competidor para la madre de todas las batallas electorales.

            El caso es que el fantasma de Ricardo Monreal Ávila se cierne sobre Adán Augusto López Hernández.

            Así que más le vale que se ponga las pilas, pues está a punto de ser removido.

            Y es que de Andrés Manuel López Obrador se puede esperar todo, pero todito, está más loco que una cabra.  

           

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s