Noche de Rábanos, se transforma #Oaxaca

Con el paso del tiempo las tradiciones de la Noche de Rábanos, la cual se celebra cada año el 23 de diciembre, ha ido sufriendo una serie de cambios y adecuaciones por lo que se le resta importancia a la festividad que se realiza previo a la Noche Buena.

Fuentes consultadas, dijeron que desde sus inicios la celebración no se realizaba en el lugar que se hace actualmente, tampoco se llevaban a cabo otras actividades, el concurso era sólo de rábanos y participaban auténticos hortelanos.

Los tubérculos que se utilizaban eran sembrados y cultivados sin químicos en terrenos del barrio de la Noria, sin embargo, la semilla con el paso de los años se perdió y ahora para el certamen se importa rábano de otros países y se cultiva de manera artificial.

Figuras caprichosas

Juan Manuel García Esperanza, originario del Estado de Oaxaca y nativo del barrio de la Noria, comentó que cuando era niño el rábano se sembraba y se abonada la tierra durante 6 meses, se regaba un día sí y el otro no para que crecieran bien.

Los rábanos para la noche del concurso se sembraban en los terrenos de cultivo que había en el barrio e la Noria, era criollos “sacaba las manitas, a veces hasta las patitas, solamente se le pegaba la carita o se le iba buscando la figura”, afirma García Esperanza.

Además, agregó el hortelano se podían comerse, el tallo crecía un aproximado de dos metros y medio y todo se ocupaba, “muchos creían que era carrizo, pero no”, dijo.

Se pierde la semilla

“Esa semilla se dejó perder después entró el rábano extranjero, que es el que se maneja ahorita, el cual es más colorado porque el criollo era un poco pálido el color, pero sacaba figuras caprichosas”.

Con este tipo de rábano a veces sale sus manitas y sus patitas y uno le adapta las otras cosas, pero ahora contiene muchos químicos que lo hace crecer en poco tiempo, por lo que no se puede comer.

En ambos casos, reiteró que la pedacería que sobre se tenía que tirar, porque para realizar los trabajos se va escogiendo el rábano y lo que sobra se tiene que ir a la basura.

Sufre cambios

Para acudir a la tradicional Noche de Rábanos uno tenía que levantarse muy temprano con su mesa, para ganar un buen lugar, subrayó García Esperanza.

“Ahora ya no es así, es necesario apuntarse para que le den a uno un espacio con número en donde se colocará la mesa para realizar los trabajos que se van a presentar”.

Aparte, dijo que se les da muy poco tiempo a los participantes para que preparen sus trabajos, antiguamente se trabajaba 6 días antes de la noche del 23 de diciembre, ahora al parecer son solamente tres.

“Entre menos tiempo den no se puede hacer un cuadro bonito, solamente se podrán hacer una o dos figuras y hasta ahí, porque solamente con la acarreada de las cosas el día 23 se va una buena parte del día”, señaló el horticultor.

Privilegiar festividad

En aquellos años, comentó García Esperanza, la celebración era completamente de rábanos, posteriormente se sabe se dio un concurso de rosas, sin embargo, la noche de rábanos debe ser la principal, de ahí que se le debe dar el lugar de antes.

Deberían de retomar el sitio que le corresponde para la celebración como se hacía antes, instalar los lugares en la banqueta frente al Palacio de Gobierno, ahora se hace en la parte posterior.

El árbol de navidad que colocan frente al Palacio de Gobierno lo podían instalar en la Alameda de León, asimismo, es necesario que los puestos puedan contar con un mejor alumbrado para que se pueda observar bien las figuras.

También se le debe dar más difusión para que el turismo llegue a la Ciudad de Oaxaca.

Incrementan atractivo

La figuras elaboradas con Flor Inmortal y Totomoxtle, empezaron a formar parte de la Noche de Rábanos cuando los organizadores trataron de aumentar el atractivo.

Este tipo de material que es traído casi en su totalidad de la población de San Antonino Castillo Velasco, Ocotlán, se puede preparar con mucho tiempo de anticipación.

Lo que se debe cuidar, indicó el hortelano son las tradiciones oaxaqueñas, representar los nacimientos o las Fiestas de la Guelaguetza.

No cambiar tradición

Hace muchos años llegaron a concursar 80 auténticos hortelanos ahorita es libre puede participar cualquier persona, los trabajos que se hacían en la Noche de Rábanos eran distintos a los de ahora.

Cuando se comenzó la forma de concursar era distinta, fue lo que originó que la familia de García Esperanza ganara 18 primeros lugares de manera continua.

Retomar autenticad

Además, cada uno de los puestos de los participantes debería de llevar sus arcos adornados con verduras como se hacía en la antigüedad, subrayó el entrevistado.

En sus inicios los participantes plateaban las hojas de níspero y utilizaban cebollitas así como rabanitos cambray para adornar los arcos mimos que lucían muy bonitos.

Dentro de los materiales que se utilizan para realizar los trabajos se encuentran los palillos, así como estacas de carrizo.

Anteriormente se ponían alfileres que tienen la ventaja que se oxidan y se agarra no sueltan el rábano, contrario a lo que utiliza ahora que con el tiempo se aflojan.

Cabe señalar que las figuras de rábano pueden durar en buen estado un aproximado de 10 a 12 días posteriormente se echan a perder por la falta de humedad.

http://imparcialoaxaca.mx/la-capital/7Dd/noche-de-r%C3%A1banos-se-transforma