Ubican a presunto implicado en asesinato de Geraldineth

Gerardo Alejandro Estrada Román, principal sospechoso del crimen perpetrado en enero del año pasado contra la que fuera su esposa, la joven Geraldineth Pérez Benitez, fue ubicado en una prisión del Estado de México, donde se le procesa por el cargo de robo de auto con violencia junto con otro tabasqueño.

Fernando Valenzuela Pernas, titular de la Fiscalía General del Estado de Tabasco, informó ayer en conferencia de prensa que el encarcelado se hacía llamar Pedro Arturo García Zúñiga, y debido a la documentación falsa que mantenía cometió el error de dejar su fecha de nacimiento y el nombre de su señora madre, Ericka Román Pérez, pero que independientemente de ello, pruebas dactilares y estudios comparativos, permitieron la confrontación de su identidad gracias a fichas signaléticas que se mantienen en archivos policíacos por ingresos que mantuvo en la antes PGJE y el CRESET.

Valenzuela Pernas señaló que el asegurado, Estrada Román, fue ubicado en la prisión de Zumpango, Estado de México. Independientemente de ello, la FGE se supone realiza diligencias formales a fin de que sea sujeto a un proceso penal por el asesinato de la que fuera su esposa, Geraldineth Pérez Benitez, al resultar él el principal sospechoso de su artero crimen.

DATO “ESPECIAL”: ENCARCELADO DESDE 2014.

De acuerdo a informes, Gerardo Alejandro Estrada Román fue detenido y encarcelado a mediados del año pasado (2014), bajo cargos de robo de vehículo y asociación delictuosa en la ciudad de Zumpango, Estado de México.

El detenido se mantiene bajo proceso penal en esa ciudad a disposición del juez primero de lo penal de la localidad y recluido preso en el Centro Preventivo y de Readaptación Social, bajo el expediente 15/238/2014.

La Fiscalía General del Estado de Tabasco (FGE) no detuvo a este sujeto, sino que fue enterado de su reclusión y fue el pasado 20 de marzo de los corrientes que apenas inició las diligencias formales para verificar la identidad del encarcelado para lo que un personal de la Dirección de Servicios Periciales de la institución se trasladó a dicha entidad para tomarle las huellas dactilares, confirmando que se trataba de Gerardo Alejandro Estrada Román, debido que tienen archivos criminales ante su ingreso ocurrido el 13 de mayo del año 2013, debido a que la ahora extinta Geraldineth Pérez lo encarceló por lesiones.

Se aguarda el procedimiento a realizar de la Fiscalía General de Tabasco, que al confirmarse la identidad de este sujeto, posiblemente envíen a personal especializado para obtener la declaración del encarcelado y se proceda a ejercer acción penal por el cargo de asesinato calificado.

Mientras tanto, el juicio por robo de auto agravado que enfrenta “Pedro Arturo García Zuñiga” continúa su marcha.

EL RECUENTO DEL DAÑO

Geraldineth Pérez Benitez y su pequeño hijo, Erick Alejandro Estrada Pérez, salieron de su domicilio localizado sobre la calle Patinaje número 108 del fraccionamiento Deportiva, el domingo 26 de enero del año pasado con rumbo a una iglesia cristiana.

Ese día la joven ni su pequeño regresaron a casa.

El lunes 27, a eso de las cuatro de la mañana, la Policía Preventiva se trasladó a la casa marcada con el número 614 de la calle Agustín Iturbide, en la colonia Tamulté, para asegurar a un niño de dos años y medio de edad que desconocidos abandonaron a la puerta de la vivienda; el pequeño lloraba y alertó a los moradores.

Al medio día del lunes, la abuela del pequeño, doña Thelma Benitez Bolaina identificó al menor como Erick Alejandro Estrada Pérez, hijo de su hija, Geraldineth Pérez Benitez de quien desconoció su paradero pero acusó a Gerardo Alejandro Estrada Ramón, de lo que estaba ocurriendo.

Comenzaron las investigaciones y surgieron una serie de datos; se vinculó a Gerardo Estrada con el crimen organizado y de ahí, una serie de hechos criminales le fueron imputados, entre ellos asesinatos, levantones, extorsiones y robo de autos; mismos que no pudieron ser corroborados por la autoridad ante la desaparición de este principal sospechoso.

Un dato que surgió en torno a lo que se investigaba era que la madre de Gerardo Estrada, la todavía trabajadora social del Creset, Ericka Ramón Pérez, mantenía un romance con un interno de nombre Gustavo “N”, procesado por asalto con violencia, pero además, un informe no confirmado de que la ahora extinta Geraldineth Pérez Bolaina, cuando en algunas ocasiones visitó la prisión para ir a ver a su ex marido, Gerardo Estrada, a quien había encarcelado por lesiones, conoció al todavía interno, David León Peña (a) “El Priego”, procesado actualmente por Delincuencia Organizada.

El dato extraoficial, que presuntamente en su momento investigó un grupo especial de la PGJ, es que se encontraron con que un par de días antes de la muerte de la joven Geraldineth, ella acudió a la prisión del estado para visitar al interno David León Peña y que de ello tenía conocimiento la ex suegra, Ericka Ramón Pérez; se desconoció si ella mantenía una relación sentimental con el reo.

El día jueves 29 de enero al medio día, Geraldineth Pérez Benitez, de apenas 23 años de edad, fue identificada por familiares luego de ser hallada una bolsa nylon color negra, tirada a la orilla de la carretera en la ranchería Habanero, perteneciente al municipio de Cárdenas, a la altura del kilómetro 2.5.

Su cuerpo ya había entrado en estado de descomposición, hecho que llevó a la policía a presumir que había sido asesinada por estrangulamiento desde el día en que fue “secuestrada”.

http://www.oem.com.mx/elheraldodetabasco/notas/n3757273.htm



Categorías:Nota Roja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: