Oaxaca un gobierno lejano a la gente: @LaPlumadeOax

*** Pasan los días y los meses, esperando que una nueva realidad llegue a Oaxaca. Muy equivocados estaban los que pensaban en que este gobierno del “cambio”, necesitaba de meses o un año para consolidarse y transitar en los proyectos que emprendieron.

 

 

Aunque muchos aseguraban que las combinaciones entre agua y aceite no daban resultado, hubo muchos que sabedores, confiaron en Gabino Cué, quien fue el que abanderó esta mezcolanza de ideologías, intereses y colores.

La Pluma de Oaxaca

Oaxaca un gobierno lejano a la gente

Apenas decíamos que Oaxaca es un estado fallido. Fallan –o son inexistentes- las instituciones. Falla el gobernador –o no hay gobernador-, fallan los partidos, fallan las organizaciones y fallamos como sociedad.

Una sociedad que antes de responder a sus obligaciones, se ha visto en la necesidad de responder por las necesidades básicas de sus familias. Llevar alimento a sus casas, se ha vuelto no solo una prioridad, sino que la falta de empleos, la ausencia de oportunidades y la ausencia de un gobierno cercano a sus habitantes, ha propiciado la total enajenación de la sociedad. Suene a discurso o no, es la realidad, muy triste.

Tan triste, que esta semana fuimos testigos del escándalo que protagoniza el iraquí José Nelson Murat Casab. Oaxaca –para variar- fue centro de la agenda noticiosa de la semana.

Tal y como fue adelantado en Oaxaca Político, el sábado 7 de febrero, el diario The New York Times destapó la cloaca que envuelve a la familia Murat. Tanto en el avance del pasado sábado, como el esperado desenlace del miércoles 11, se dejó claro por qué Oaxaca no puede dejar el sótano de la marginación. Simple y sencillamente porque ha tenido a saqueadores como José Murat.

La nota, rescatada por cientos de medios de comunicación a nivel mundial, evidencian este escándalo que no solo involucra, sino que embarra las aspiraciones del notario mexiquense Alejandro Murat, quien hasta el día de hoy, no ha sido removido del cargo de director general del INFONAVIT.

Aquí, el resumen de CNN, que describe paso a paso, el modus operandi de esta banda de delincuentes “Los Murat”:

La familia Murat, cuya cabeza es el exgobernador mexicano José Murat, posee en Estados Unidos al menos seis propiedades -incluyendo dos lujosos condominios-, adquiridas a lo largo de su carrera pública ligada al Partido Revolucionario Institucional (PRI), indica un reporte de The New York Times.

La investigación, centrada en cómo políticos y empresarios extranjeros han invertido sus fortunas en inmuebles lujosos en Estados Unidos, señala que entre sus propiedades los Murat poseen dos condominios en un resort de esquí en Utah, uno en una playa del sur de Texas y otro en la ciudad de Nueva York.

Además, los hijos de Murat “han vivido por periodos” en un condominio en el lujoso Time Warner Center, ubicado en el corazón de Manhattan, según The New York Times.

“Para los Murat, el regreso del PRI al poder ha significado el resurgimiento de su influencia, que tiene más de cuatro décadas de historia”, dice el reportaje. “En el camino, la familia Murat también dedicó décadas a la compra de propiedades en Estados Unidos”.

El diario estadounidense no indica que las propiedades hayan sido compradas de forma ilegal. Agrega que ni en México ni en Estados Unidos ha habido investigaciones acerca del origen de los recursos con los que se adquieren las propiedades.

“Las propiedades de los Murat muestran cómo los mecanismos legales en Estados Unidos para poseer propiedades sin revelar el nombre del propietario actual pueden hacer difícil el rastreo del dinero”, dice la investigación.

“Esto puede ser un problema particular para México, que al igual que muchos países en desarrollo ha experimentado durante mucho tiempo la salida de capital tanto lícito como ilícito”, agrega.

Esta nueva publicación periodística se une a otras de los últimos tres meses en las que se han visto involucrados políticos del PRI, incluyendo el presidente Enrique Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera, así como el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, en la compra de propiedades.

Los casos han desembocado en una orden de Peña Nieto para que el nuevo secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, investigue si existe conflicto de interés de los miembros del gabinete presidencial en la adquisición de propiedades.

 Durante la investigación de The New York Times, Murat y su hijo Alejandro -titular del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) en el gobierno de Peña Nieto- enviaron cartas al diario en las que indican que la fortuna familiar “viene, en parte, de dinero heredado”, y afirmaron que “varios de los inmuebles” en Estados Unidos “son propiedad de otros familiares”.

 Murat aseguró en su carta, difundida en México, que posee los dos departamentos en Utah desde hace más de 10 años, cuya inversión en ese momento fue de 300,000 dólares. Rechazó poseer propiedades en Nueva York, como indica el diario en su reportaje.

“Me es incomprensible que me involucren en una situación del todo falsa y que compromete mi reputación y la de mi familia”, dijo en la misiva, demandando que se corrigiera el reporte que finalmente fue publicado este miércoles con la afirmación de las seis propiedades.

El diario mexicano El Universal también publicó que José Murat vendió un avión privado en un millón de dólares, pero el exgobernador dijo en una entrevista radiofónica este martes que nunca ha poseído una aeronave y que la que menciona el periódico le fue prestada.

José Murat descompone a sección XXII para luego exigir dinero para arreglar problemas

Nuestra conclusión es clara: José Murat ha sido descubierto en los mayores fraudes financieros, con la utilización de recursos públicos para beneficiar a él y su familia. Y es que Murat no funciona, si no es con dinero. Nadie puede negar que la “operación” del Pacto por México le fue muy bien pagada. Y aunque él asegure que eran los dirigentes de los partidos, quienes le exigían grandes cantidades para “transitar” el pacto, la realidad es que Murat está acostumbrado a extorsionar a quien sea, con tal de obtener beneficios económicos.

También, ha trascendido que Murat se ha vuelto una especie de consejero en temas magisteriales en los rumbos de Bucarelli. Conociendo su estilo, operando en Oaxaca con Francisco Villalobos y hasta su fiel Flavio Sosa, José Murat descompone para luego “componer” la relación con la Sección XXII, eso sí, a cambio de fuertes sumas de dinero.

José Murat exige cuotas mensuales a delegados federales en Oaxaca

Diputados federales

Lo mismo con delegados federales, a quienes les exige cantidades mensuales en efectivo, para mantenerlos en el cargo.

El ejemplo en caso de Sofía Castro y Tomás Victor González Ilescas han sido evidentes.

Como también ha sido documentado por el reportero Arturo Soriano, “Los Murat” han utilizado su poder y su apellido para despojar a cuanto inocente puedan.

El 23 de septiembre de 2013, un grupo de militantes de la Coalición Obrera, Campesina y Estudiantil del Istmo (COCEI) protestaron frente al Palacio de Gobierno; ahí, Antonia Pineda Ruiz denunció al titular del Infonavit, Alejandro Murat Hinojosa, de ser parte de un despojo de las tierras comunales de Juchitán, en el Istmo de Tehuantepec.

La juchiteca dijo que durante el gobierno de José Murat Casab se fraguó y operó el despojo de 50 hectáreas de tierras donde operó una planta impregnadora de creosota de Ferrocarriles Nacionales de México, donadas al pueblo de Juchitán por el general Heliodoro Charis Castro.

Como ocurrió en el caso de la casa de la señora Olga Castillejos, frente a la Alameda de León de la ciudad de Oaxaca, donde aprovechándose del control del Registro Público de la Propiedad, a su muerte de repente el inmueble apareció a nombre de Aurora Alcántara Rojas, novia del gobernador Murat, lo mismo hicieron en Juchitán.

Pineda Ruiz denunció que, con todas las oficinas del gobierno en sus manos y con el ahijado de José Murat, Héctor Matus Martínez, como administrador de Juchitán, las tierras cambiaron de propietarios, despojando a los trabajadores y escriturándolas a nombre de Mario Bustillos Cacho, presta-nombre de los verdaderos dueños: José y Alejandro Murat.

En ese entonces, Bustillos Cacho era director del Comité Administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas, el antiguo CAPFCE, desde donde hacía los negocios de construcción que en su anterior vida civil no había logrado concretar.

La dirigente coceísta detalló que a través de este presta-nombre, la empresa constructora AM y M S. A. de C. V., construyó en 30 has de esos terrenos 500 casas que pretendían comercializar de manera privada; precisó que la empresa constructora lleva las iniciales de sus verdaderos dueños: AM de Alejandro Murat y la otra M es la del papá, José Murat.

Otro caso bien documentado es en el Registro Público de la Propiedad. Como bien sabemos, parece que este espacio en la administración, es el consentido de “Los Murat”. Ya que Alejandro Murat fue director en el Estado de México –su estado natal-, mientras que años antes, su primo Edilberto Jiménez Murat lo era de Oaxaca.

Casi al final del sexenio de Diódoro Carrasco Altamirano, el Gobierno de España y una ONG internacional, ambos interesados en mantener el patrimonio cultural y documental del estado de Oaxaca autorizaron dinero para un programa que permitiera digitalizar los libros notariales que se encontraban en el Registro Público de la Propiedad.

Sólo se pudieron digitalizar los libros de hasta finales del siglo XIX, porque la administración entrante de José Murat prohibió tajantemente que se tocaran los libros de los notarios del siglo XX.

La razón fue clara cuando a mitad del sexenio de José Murat corrió el rumor de que tres libros de notarios se habían perdido y nadie podía razón de ellos; hoy, el rumor entre los propios notarios es que en realidad se perdieron 10 libros y nadie sabe cuándo ni cómo.

La pérdida de los valiosos documentos no sólo afectó a la historia de Oaxaca, sino dañó gravemente el patrimonio de varias familias oaxaqueñas que, por azares del destino no se encontraban en la ciudad de Oaxaca, pero mantenían el resguardo de las herencias familiares.

Ocurría que los personeros, testaferros y presta-nombres del entonces gobernador, ya asentados en sus cargos, observaban los terrenos baldíos, las casas abandonadas o se enteraban de los pleitos familiares por los inmuebles y, a través del Registro Público de la Propiedad, se enteraban de cuáles eran susceptibles de apropiación indebida.

El despojo de inmuebles

Dos de los casos más sonados fueron el de la propiedad de los familiares del exgobernador Alfonso Pérez Gasga, sobre la avenida Manuel Ruiz, en la colonia Reforma, que de la noche a la mañana apareció a nombre de uno de los testaferros del gobernador José Murat, pero para su desgracia, los afectados sí tenían documentos que comprobaban la propiedad del bien.

Después de un largo litigio, los herederos pudieron demostrar que se trataba de un fraude inmobiliario y la justicia les regresó el bien, quedándose con un palmo de narices el truhan que se los quería arrebatar.

El siguiente caso no tuvo final feliz para los propietarios del inmueble, pero sí para la nueva familia del entonces gobernador.

Resulta que frente al edificio de Correos, sobre la calle Independencia, frente a la Alameda de León, existe una vieja casona donde habitaba en su soledad la señora Olga Castillejos, una persona mayor que al parecer no tenía hijos, pues siempre andaba sola; por eso le echaron el ojo los testaferros de José Murat.

Primero llegaron para pedirle que vendiera la propiedad y la disfrutara mientras viviera, luego le ofrecieron que ellos se encargarían de sus gastos y manutención el tiempo que le quedara de vida, pero que escriturara la propiedad a nombre del gobernador José Murat. Los ruegos, propuestas y amenazas no surtieron efecto, hasta que doña Olguita falleció.

Pero la anciana sí tenía heredera, una hija que vive en Puebla y la vino a enterrar, sólo para enterarse que la propiedad aparecía ya a nombre de una tal Aurora Alcántara Rojas, que ni oaxaqueña es y sólo algunos del entorno cercano de José Murat conocían.

La hija de doña Olga Castillejos quiso pelear legalmente, pero con ella sí surtieron efecto las amenazas sobre toda su familia, a grado tal que nunca más volvió a Oaxaca ni quiere saber nada del rufián que gobernó Oaxaca, según ella misma declaró.

Lo que falta ahora, es que el gobierno federal actúe, destituya a Alejandro Murat, quien además se ha negado a proporcionar su declaración de bienes, aunque el artículo 36 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos establece que deben de presentar declaración de situación patrimonial: “Todos los servidores públicos que manejen o apliquen recursos económicos, valores y fondos de la Federación; realicen actividades de inspección o vigilancia; lleven a cabo funciones de calificación o determinación para la expedición de licencias, permisos o concesiones, y quienes intervengan en la adjudicación de pedidos o contratos.”

Y los amig@s de Murat ¿Dónde están?

Esperemos que los amigos, compadres, ahijados y cuantos lamebotas que Alejandro Murat tuvo a su servicio en su fallido intento por sorprender a los oaxaqueños, salgan a defenderlo. Ojalá Juan Carlos Rivera, Jesús Rodríguez Socorro, José Luis Echeverría, José Luis Calvo Ziga, Javier Villacaña, Claudio Ruiz Solana, Alberto Vargas y Jorge Castillo, salgan y convoquen a los medios para defender a José Murat. Ojalá estos grandes de Oaxaca tengan el valor de decir que “Los Murat” han sido los mejores para Oaxaca, que gracias a ellos, Oaxaca brilla a nivel internacional. El que salió más listo fue Celestino Gómez y Gómez, quien de plano hasta retiró de su Twitter, las fotos y comentarios donde adulaba a su gran amigo Alejandro Murat. Finalmente, prefirió desmarcarse y desconocerlo. Eso es amistad sincera y no fregaderas.

Los aviones de José Murat y Jorge Castillo confirman sus negocios

A esto falta sumarle el escándalo del avión, se trata de un avión tipo jet Hawker, matrícula XA-JMC, que el propio periódico El Universal desenmascaró la intención de Murat por venderlo. Nervioso y contradictorio, José Murat dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva, que ese avión no era de su propiedad, pero que “un amigo” se lo prestaba para viajes urgentes. Después, tres horas más tarde con Joaquín López Dóriga en Radio Fórmula, Murat dijo que el avión era propiedades de una empresa que alquila aviones privados. A ver no entendemos, que Murat se ponga de acuerdo. ¿O se lo prestan o es de una empresa que se lo renta? Ya hasta se parece al Licenciado Patito con la suburban blindada, prestada, rentada, pagada o regalada…. Vaya pillos.

Lo que no se sabía es que tanto los aviones XA-JMC de José Murat como el XA-EGL de Jorge Castillo, son guardados en el mismo hangar del Aeropuerto de Toluca, en donde además, se dispone de otra aeronave tipo Cessna 525 Citation Jet ¿Casualidad? ¿Se confirman los negocios? Usted tendrá la mejor opinión.

Oaxaca ridículo nacional. Ni la Policía Federal pudo con la insurgencia policial

Otro caso es el de la Policía, donde de plano la evidencia de Oaxaca a nivel nacional no tiene límites. No hay gobierno, nadie sabe dónde quedó el dinero, no hay autoridad ni mando que controle, mientras el gobernador que firma se pasea en Mérida, disque en una reunión de seguridad.

Ingobernabilidad en Oaxaca mientras Cué en Mérida en reunión de seguridad

El gobierno federal tiene claro que en Oaxaca la ingobernabilidad y corrupción es noticia del día a día, donde el total descontrol genera que se cocine una revuelta policial comandada por las huestes de la Sección XXII.

Flavio Sosa mete las manos en el paro de los policías

Donde por cierto Flavio Sosa aportaba a medio centenar de habitantes de Santa María Coyotepec, donde su hermano hace no mucho se enriqueció como presidente municipal.

Ahí nomás.

Síguenos en:
Twitter: @LaPlumadeOax
FB: La Pluma de Oaxaca

http://oaxacapolitico.com/opinion-columna/la-pluma-de-oaxaca-15/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s