En peligro de extinción 13 tipos de aves en Tabasco

La medida se lleva a cabo para evitar su extinción ante la deforestación, actividad ganadera, intensificación agrícola, urbanización y la explotación petrolera que existe.
En gran medida disminuyó sensiblemente la población de las 490 especies de aves que comúnmente revoloteaban y trinaban en el espacio de Tabasco, de las cuales 13 se encuentran en peligro de extinción, coinciden centros de investigación y dependencias federales relacionadas con la biodiversidad.

A raíz de este panorama ambiental, las generaciones actuales desconocen completamente la belleza del plumaje de aves como la Cigüeña jaribú, Ganso blanco, Aguililla cola roja, Águila arpía, Águila blanquinegra, Águila tirana, Halcón pecho rufo, Codorniz cotuí, Ave sol, Guacamaya roja, Loro cabeza amarilla, Momoto corona azul y Mosquero real.

De ese total de aves, 102 se encuentran catalogadas en la lista de la NOM 059 en protección especial, 13 en peligro de extinción y 31 amenazadas y sujetas a protección especial.

Destrucción de hábitat aniquila población de aves

La Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 Protección Ambiental, señala las especies nativas de México de flora y fauna silvestres, y manejo de las categorías y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio de la lista de especies en riesgo.

La destrucción de su hábitat prácticamente ha llevado a la aniquilación de la población de pájaros que surcaban el cielo de Tabasco. Además a ello se suma la caza y tráfico ilegal de los últimos ejemplares de aves que aún sobreviven. De seguir ese escenario, en el futuro se les conocerá sólo a través de fotografías.

Estas peculiares aves también están enlistadas en la llamada Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés), a la que están adheridos la mayoría de los países para colaborar de manera estrecha para combatir el comercio ilegal de especies silvestres.

La CITES establece las reglas para el comercio lícito de especies silvestres y las restricciones particulares a las que quedan sujetas las especies atendidas por este acuerdo internacional.

La NOM define como aves en peligro de extinción, aquellas especies “cuyas áreas de distribución o tamaño de sus poblaciones en el territorio nacional han disminuido drásticamente poniendo en riesgo su viabilidad biológica en todo su hábitat natural, debido a factores tales como la destrucción o modificación drástica del hábitat, aprovechamiento no sustentable, enfermedades o depredación, entre otros”.

Y las amenazadas son las que podrían encontrarse “en peligro de desaparecer a corto o mediano plazo, si siguen operando los factores que inciden negativamente en su viabilidad, al ocasionar el deterioro o modificación de su hábitat o disminuir directamente el tamaño de sus poblaciones”.

La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), en la publicación Corredores y Recursos Biológicos, de febrero del 2012, destaca que en Tabasco la deforestación, la expansión ganadera extensiva, la intensificación agrícola, la urbanización y la explotación petrolera son actividades que modificaron la mayoría de los ecosistemas y sociedades en el trópico húmedo.

Tráfico ilegal amenaza a la guacamaya roja

Una investigación de la Escuela de Biología de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), menciona el caso de esta bella ave como la guacamaya roja, en peligro de extinción por diferentes aspectos, “pero quizá el más influyente es la deforestación”.

Se estima que el 90% de las selvas se han perdido al igual que el hábitat de la guacamaya roja dando como resultado la inestabilidad de esta especie sin posible adaptación orillándola a la desaparición.

“También el tráfico ilegal, ya que es muy cotizada en el mercado negro y por su hermoso plumaje, las personas las adquieren como mascotas bloqueando su libertad al no estar en su hábitat natural”.

El loro cabeza amarilla, de las especies más cazadas

El biólogo y maestro en Ciencias Ambientales, Juan Manuel Koller González cita que el loro cabeza amarilla es una de las especies más cazadas a nivel país, por su alta demanda en el mercado ilegal para utilizarlo como mascota. Un ejemplar llega a cotizarse con altos precios de tres mil pesos por polluelo o cinco mil pesos ya adulto, “es una fuente de ingresos rentable pero ilegal”.

Dedicado al estudio científico de las aves, Koller González lamenta la carencia de vigilancia por parte de autoridades federales, estatales y municipales, para evitar la caza y tráfico durante la etapa crítica, que es a finales de abril de cada año, en que ya hay polluelos y es la temporada de captura de loros, especie protegida por la ley desde 2009.

Es utilizado por las personas como mascota, lo que ha ocasionado su lenta desaparición

Profepa sin personal para supervisar

El problema es que Profepa carece de personal suficiente, y en los ayuntamientos tampoco tienen personal capacitado y asignado a esas tareas, afirma el ornitólogo, al proponer la creación de direcciones ecológicas municipales, para supervisar el aprovechamiento de flora y fauna en los 17 municipios.

Dice que esta especie es adquirida por una cuestión cultural, pues todos tenían un loro en su casa, por imitar la voz humana que pueden aprender hasta 500 palabras, pero sólo les enseñan groserías, chiflar e imitar a cantar.

La escasez de árboles vino a complicar la existencia de la especie, pues era lo que les servía para anidar. Los huecos les funcionaban como nido.

Ecosistemas alterados

La Conabio define la importancia de las especies de aves es en la dinámica de las selvas tropicales, por participar en los procesos de regeneración como polinizadores y dispersores de semillas.

Y reitera que en Tabasco, las políticas diseñadas para favorecer el desarrollo económico de la región condujeron a modificaciones ambientales notorias que provocaron la degradación ambiental en las últimas décadas.

Entre estas modificaciones sobresalen las efectuadas al sistema hidrológico, al cambio del uso del suelo y cobertura vegetal, y a la contaminación de ecosistemas acuáticos y terrestres por residuos sólidos y líquidos.

“La expansión ganadera fue y continúa siendo la actividad que principalmente provocó la reducción del 95% del millón de hectáreas originales de selva y en menor grado de las comunidades de plantas halófitas”.

Desde finales de la década de los 70, Tabasco dominado tradicionalmente por la ganadería y la agricultura, se convirtió en un enclave petrolero para el país.

Originalmente el 60% del territorio de la entidad se encontraba cubierto por selvas, en la actualidad más del 50% de la superficie de la entidad se destina a actividades agropecuarias y poco más del 23% corresponde a popales y tulares.

Tucan-Ave01 Loro-Amar01Loro-Amar01

http://www.diariopresente.com.mx/section/principal/121679/en-peligro-extincion-13-tipos-aves-tabasco/



Categorías:Encabezados, Local

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: