‘Reguero’ de muertos en Ejido Habanero

Cerca de Cárdenas, en este lugar aparecen periódicamente cuerpos de personas ajusticiadas.

El ejido El Habanero se ubica a unos 15 kilómetros de la ciudad de Cárdenas. Es un tramo recto de carretera solitaria en la Chontalpa, sin edificaciones demasiado visibles a ambos lados del camino; por ser ranchería, las pocas casas que se encuentran habitadas están muy distantes unas de otras, haciéndolo lucir casi despoblado.

 

Además, es un tramo que la Policía Municipal casi nunca patrulla. Pero la muerte, al parecer, sí.

 

En esa zona, fue encontrado el cadáver embolsado de Geraldineth Pérez Benítez, una joven madre que desapareció en compañía de su pequeño hijo.

 

Allí han ocurrido otros hechos no menos brutales y escalofriantes, todos caracterizados por la saña con que se cometen.

 

Pareciera ser un lugar donde el crimen siente cierta predilección por arrojar cadáveres, ya que, según un conteo realizado por Tabasco HOY, unos 16 cuerpos han sido hallados en los últimos cuatro años (de 2010 a la fecha) en las inmediaciones de aquella carretera, rodeada de parajes solitarios.

 

Tan sólo durante el 2010, en el lugar fueron ‘tirados’ 6 muertos; dos más en 2011, cuatro en 2012 y cuatro más en 2013.

 

Uno de los casos más sonados, con un conjunto de características muy similares a las de la desaparición y muerte de Geraldineth, fue el ocurrido el 3 de mayo de 2010, con el asesinato de las jovencitas Yazmín Itzel Pérez, Ivón Guadalupe Fuentes Ramos y Dayra Isanara Gallegos.

 

Los cuerpos de las mujeres aparecieron tirados en unos cañales de El Habanero. Presumiblemente habían muerto apuñaladas; una de ellas era hija del jefe de compras del ayuntamiento de Cárdenas, y otra era bailarina del ballet folclórico de Tabasco.

 

El 02 de junio de 2011, también en esa zona, fue encontrado el cuerpo del joven Eloy Baños Mézquita, hijo del ex diputado y líder de Convergencia, Dr. Ezequiel Ventura Baños Baños.

 

Sobre el cadáver, con visibles huellas de tortura y unas esposas en las muñecas, se encontró una cartulina que dejaron sobre el cadáver, en la cual se lee : “Esto me paso por salir después de las 10:00 pm, Gracias a Nelson Peréz y Granier… y ah mi papá por no respetar los tratos. Atte. CDG el inge…”.

 

También en aquel lugar han ocurrido una serie de secuestros, muchos de los cuales terminaron en asesinato. Recientemente cayó una banda de plagiarios integrada por jóvenes de los 20 a los 26 años. No se sabe si ellos estuvieron relacionados con la muerte de Jesús Alberto Flores Zurita, un maestro ejecutado en unos cañales, en marzo de 2013, o con la muerte y entierro clandestino del cuerpo de un ex voluntario de los cuerpos de rescate, de nombre Daniel Monjarras Santos.

 

Por lo demás, la zona sólo presenta problemas de corte rural. Como el que viven pobladores de la margen izquierda del río Samaria, quienes siempre se quejan de la erosión, reclamo que ahogado por las noticias que desde hace cuatro años han acaparado los titulares de ocho columnas, relacionadas con los homicidios de la ‘zona de sacrificios’, muchos de los cuales, hasta hoy, permanecen en la impunidad.

 

 
– See more at: http://www.tabascohoy.com/2/notas/index.php?ID=194781#sthash.cTv7ogvB.dpuf



Categorías:Nota Roja

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: